“De haber sabido hubiera traído de una vez a mi papá»

22 marzo, 2021

En automóvil o a pie, las personas hicieron fila para recibir las vacunas anticovid en Nezahualcóyotl, uno de los municipios más poblados del Valle de México

Texto y fotos: Isabel Briseño

NEZAHUALCÓYOTL.- La señora Ángela Arenas, de 82 años, es originaria de Veladero, Puebla, y su esposo de Ciudad Serdán, pero viven en el Valle de México desde 1964. Su familia habita en la colonia Impulsora, donde los bicitaxis son uno de los principales transportes. Esta vez, sin embargo, la mujer llegó en un automóvil. Para ser vacunada sin descender del coche.

Ángela es una de las 164 mil 512 adultos mayores que habitan en Nezahualcóyotl. Llegó acompañada por su hijo a la Facultad de Estudios Superiores Aragón, de la UNAM, uno de los dos módulos de vacunación anticovid en el municipio.

“Yo que no fui a la universidad tuve que venir ahorita”, bromea el hijo de doña Ángela, quien sólo estudio hasta la primaria. El sol cae a plomo pero este hombre espera junto a su madre de 82 años en el interior de un viejo Renault rojo, que posee desde hace 28 años. La posibilidad de ser vacunados a bordo de su automóvil les trajo cierta comodidad pero también nuevas inconvenientes. Se quedaron sin gasolina por las veces que tuvieron que apagar y encender su entrañable vehículo. Ahora esperan a que llegue un sobrino con un poco más de combustible. “De haber sabido hubiera traído de una vez a mi papá, pero como según era por letras… A él le tocaba hasta el lunes y vea, hasta yo salí con vacuna y tampoco me tocaba hoy”, dice el hombre. 

Amante de la Divina providencia, cada mes además de pan y agua ofrenda una moneda de 10 pesos que dona a alguien que lo necesite a fin de año. En la imagen, doña Angela muestra uno de sus niños Dios a los que ella les teje cada año su ropita con la que los viste. 

Algunas enfermedades graves por las que han atravesado las hijas de doña Ángela y otras dificultades como una inundación en el 2008 le quitaron varias de sus pertenencias pero no la enorme fe que la señora tiene y de la que platica con gran vehemencia.

“Yo sí me siento bendecida por Dios. Desde joven yo pedía salir de mi pueblo y no quedarme con uno de ahí, porque veía a las mujeres todas amoratadas que iban al molino y me juré que a mí no me iba a pasar y ese fue el primer deseo que dios me concedió y el segundo deseo es que mis hijos nunca sufrieron de hambre como muchos en mi pueblo; 3, 4 turnos que le decían a mi esposo en la fábrica de papel que se quedara a trabajar, él se quedaba, pero siempre hemos trabajado los dos juntos, ahorita lo que nos ha parado es la enfermedad”. 

A sus 82 años doña Angela no sabe que es una operación, hasta este momento, se siente bendecida por Dios por poder seguir trabajando, platica la señora Angela Arenas después de haber sido vacunada en la FES Aragón.

“Mucha gente desconfía de la vacuna pero hay que tener valor, si tenemos la oportunidad y nos llegó hasta acá hay que aprovecharla y que sea lo que Dios quiera”, dice la señora Ángela, que ayuda al gasto familiar vendiendo productos que ella misma teje. 

En taxi, combi, en lujosas camionetas, autos deportivos, solos, de dos o tres familias completas del municipio de Nezahualcóyotl llegaron a las instalaciones de la FES.

“Vecino de Nezahualcóyotl, muy buenos días el gobierno municipal, estatal y federal le da la más cordial bienvenida y les desea que tengan mucha salud. Los invitamos a que se sigan cuidando y a seguir conservando las medidas sanitarias, también los felicitamos por ser parte de esta vacunación histórica…”. Esta grabación, amenizada con música instrumental, recibe a la población.

Sinovac, la vacuna procedente de China que se aplica en este municipio, viene en una dosis de 0.5 ml. con eficacia de 91.25% para la prevención de casos confirmados después de la segunda dosis. La vacuna que hace frente al coronavirus desarrollada por la farmacéutica Sinovac Biotech Ltd también se puede aplicar de 28 a 35 días después de haber sido administrada la primera dosis, a diferencia de otras que requieren exactitud entre la primera y la segunda. 

Fabiola vive en Chimalhuacán, un municipio aceitunero y que trabaja la cantera. Ella es una de las enfermeras del Centro de Salud Metropolitano ubicado en Neza y forma parte del equipo que apoya en la vacunación. Cuenta con gran alegría que la gente hasta los felicita por el gran trabajo que están haciendo. Bety, su compañera y amiga, explica que la vacuna no se puede aplicar a personas que tengan menos de un mes dadas de alta por covid, tampoco se le puede administrar a personas que hayan recibido trasplante de plaquetas, alérgicas al hidróxido de de aluminio, sodio. Ambas dan información oportuna a los adultos mayores sobre las reacciones que pueden llegar a tener, les indican que no deben tomar paracetamol ni alcohol durante las primeras 48 horas, noticia que toman con gran desánimo algunos adultos mayores que vacilan al decir que ya les urge irse a bailar.  

“Ya merito”

Maria Cristina Guerrero, de 80 años de edad y habitante de Ciudad Lago desde hace 42, acudió acompañada por su yerno a la vacunación. El principio de la pandemia para ella fue difícil pues se desesperaba y lloraba mucho por permanecer “encerrada en casa”, pero al irse enterando de las muertes por covid de algunos conocidos entendió que por su bien lo mejor era no salir de su vivienda y cuidarse por encontrarse entre uno de los grupos vulnerables en su condición de diabética.

Con la vacuna, la señora María Cristina espera poder salir un poquito más. Su voz nostálgica expresa lo mucho que desea ir de nuevo a misa y al mercado a realizar sus compras, durante su paseo diario se compraba una “torta del chavo y su jugo”, recuerda, “pero ya merito”, dice con una gran sonrisa en el rostro.

Otra de las esperanzas que le devuelve la vacuna es la de recibir visitas de sus hijos y de todos sus nietos a los que extraña abrazar, cuenta que su hijo mayor es el único que no le falla cada 8 días, con sana distancia pero va a darle su vuelta.

“Con la vacuna me siento protegida, sé que tengo que seguir cuidándome pero ahora que ya estoy vacunada, espero tener más cercanía con mi familia”  

María Cristina, beneficiaria de vacuna.

Rafael Tosky Romo y Yolanda Sosa Flores, una pareja muy alegre formada hace 51 años. “Está embarazada y no sabemos con qué objeto”, bromea el señor Tosky acerca de su esposa y ella ríe. “Por eso llevamos tantos años juntos”, dice la señora Sosa. Esta jovial pareja vive en la colonia Bosques de Aragón desde hace 40 años, recuerdan que cuando llegaron a esa colonia no había nada, ni teléfonos, no existían comercios y ahora es una colonia en la que todos los días hay tráfico por la actividad comercial.

“Hay muchas escuelas privadas y muchos locales de comida, y de bares, ni se diga, antes era muy tranquilo y limpio, nada de basura, ahora hay mucho ambulantaje, mucho robo”, estar tan cerca de colonias como la Impulsora, Vergel Guadalupana y Campestre, representa un alto índice de inseguridad pues en esas colonias vecinas existe mucha violencia y drogas, “a las 7 de la noche ya no salimos para nada”.

Bosques de Aragón parece no pertenecer a uno de los municipios más poblados de México, el número 12 con más muertes por covid y el 20 respecto a contagios a nivel nacional. Es una colonia de clase media debido a que su principal actividad es el comercio minorista; don Rafael tiene una empresa de seguridad privada junto con sus hijos, motivo por el que no ha podido permanecer aislado en su casa, pero cuenta que cada que sale, lo hace con todas las medidas aunque la desconfianza y la inseguridad están presentes cuando tiene que interactuar con otras personas.

“Está uno pensando todo el tiempo: ¿y si me da?, ¿y si esta persona no se cuida?, ¿y si me enfermo? Se siente mucha incertidumbre”, comenta. Al inicio pensaron que no era cierta la enfermedad pero conforme pasó el tiempo y al enterarse del fallecimiento de dos familiares por la covid, se cuidaron más. 

Quince minutos es el tiempo que tardaron en entrar y ser vacunados, se dicen muy contentos por la organización; totalmente convencidos de acudir a inocularse, expresan su gratitud por ser el primer municipio en recibir la dosis de la farmacéutica Sinovac desde sus vehículos. 

“Todas las alcaldías necesitamos la vacuna, pero cuando comenzó la vacunación en Milpa Alta o en Xochimilco pensé: ¿por qué?, y ahorita otra gente también ha de decir que ¿por qué Ciudad Nezahualcóyotl?, todos queremos la vacuna pero poco a poco, como debe de ser”.

21 días sin Eventos Adversos Asociados a Vacunación

La segunda dosis

La bikina tocada por los organilleros a las afueras del Palacio de los deportes ameniza la espera de los adultos mayores. Las vacunas se aplican a grupos de 120 personas para agilizar el proceso.

Comprobante de vacunación en mano, correspondiente a los días 24 y 25 de febrero, se les solicita desde la fila. Si no viene esa fecha no tienen acceso a la segunda dosis de la farmacéutica Sputnik, que se aplicó desde el pasado 17 y hasta el día 23 de marzo para los habitantes de las alcaldías Iztacalco, Xochimilco y Tláhuac. 

“La atención fue magnífica desde la primera vez, nos tratan muy bien. No hay prioridades y los muchachos ven cómo auxilian a todos en general, está muy bien, muchas felicidades a los jóvenes y a este programa. Estamos muy contentas por ya tener la dosis completa, mi mami ha estado muy bien y sin ninguna reacción”, comenta María del Refugio hija de Alfonsa Morrongo de 77 años. Viven en la colonia Tlacotal, de Iztacalco.

De 15 a 20 minutos esperan la llegada de las vacunas las 2 enfermeras que atienden cada una de las 45 células de vacunación custodiadas por varios elementos de la Guardia Nacional. En cada mesa vacunan a cinco personas.

Fernando Meneses Martínez observa que los adultos mayores no presenten ninguna reacción; es médico familiar del Seguro Social de la clínica 5 Marina Nacional cuenta con una subespecialidad en ultrasonido y es doctor en ultrasonido fetal. Comenta que este año ha sido muy difícil porque igual que en el resto del mundo seguimos inciertos en el tratamiento. 

“El ánimo entre el personal de salud es básicamente de júbilo porque sí es una esperanza que ya tenemos una vacuna para toda la población y sobre todo para nosotros el personal de salud de primera línea para poder ayudar a los demás, para poder continuar en el servicio y si nos sentimos más tranquilos porque todas las vacunas en ninguno de los casos se ha presentado grandes contradicciones o casos de Esavi (Eventos Adversos Asociados a Vacunación), que son alteraciones por culpa de las vacunas y hasta el momento no se han registrado casos graves. Estamos trabajando con un poquito más de ganas aunque todavía faltan muchos compañeros por ser vacunados pero continuamos trabajando a pesar de haber tenido que dejar familias de lado por preferir la profesión”. 

A la población se le pide que no llegue en ayunas a la vacunación y que tomen los medicamentos que deban tomar, también se les recomienda tomar sus anticoagulantes sobre todo a los pacientes que tienen problemas del corazón.  

El conteo de las vacunas les corresponde a los Servidores de la Nación, cuando hay sobrantes de biológicos se organizan brigadas y salen a buscar personas que aunque no les corresponda por día y letra los puedan inmunizar para que no se desperdicie ninguna dosis, dicha práctica también ha incluído al personal de cualquier edad que brinda servicio de primera línea, es decir, que atendiera al público, en diversas Instituciones como de la Secretaría de Salud, del Seguro Social, ISSSTE y Pemex. 

Al doctor Meneses también le ha tocado observar el deseo de algunas personas por ceder su vacuna a algún integrante de la familia que lo necesitaba más. En este caso se debe hacer la notificación a las autoridades de salud para que puedan aplicar la dosis a otra persona bajo algunos requisitos. A los pacientes de cáncer, se les pide que no estén en quimioterapia activa de inicio o de preferencia que no tuvieran ningún tratamiento y libres de alguna metástasis o secuela. En el caso de pacientes con lupus y con artritis reumatoide activa no se les puede aplicar la vacuna de Astrazeneca, a ellos se les aplica exclusivamente Pfizer o Sputnik, debido a los factores de ADN y el RNA recombinantes, les afecta más el sistema inmune.

Criado en una familia de médicos, se informa a través de su padre que es epidemiólogo, por medio de las páginas del gobierno, por sus jefes que también le brindan información que sirve para orientar a las personas respecto a sus dudas pero sobre todo para que no tengan miedo de la vacunación.

“La parte mala de la vacunación es que están actuando tan bien que la gente deja de cuidarse. Deja de conservar su seguridad, creen que por estar vacunados ya van a estar inmunizados para siempre y no es así, pero todavía falta mucho por hacer”.

Doctor Meneses.

Capítulos

Fotos. Isabel Briseño

La Montaña de Guerrero: con vacunas y sin paracetamol

A esta región, a la que nunca llega nada, llegaron las vacunas que buena parte del planeta espera. Para muchos, es una esperanza de vida y más: la posibilidad de estar, por primera vez, en el mismo lugar que el resto de los mexicanos. Pero el racismo y el abandono histórico provocaron que, teniendo las vacunas, muchos indígenas no sean inoculados

Consulta reportaje aquí


Foto: Duilio Rodríguez

Ejido Kiliwa: llegar a los más alejados

Para llegar aquí, las vacunas cruzaron más de 19 mil kilómetros de mares y desiertos. Tardaron 14 días. Pero hoy están vacunadas las 13 personas mayores de los Kiliwa, uno de los 14 pueblos que en México están en riesgo de desaparecer.

Consulta reportaje aquí


Foto: Yerania Rolón

«Que el legado de mi abuela sea un puente y un doctor»

Amoxoyahual es un pueblo nahua de Veracruz donde viven casi puros ancianos. Los más jóvenes han emigrado. En este lugar, una mujer de 120 años le puso el ejemplo a sus 130 bisnietos y se fue a vacunar

Consulta reportaje aquí


Foto: Reyna Haydeé Ramírez

«Quiera Dios que este sea el remedio»

Fueron esclavos y luego fueron borrados de la historia del país. Ahora, los pobladores de Valerio Trujano, pueblo afro de la Cañada de Oaxaca, se sobrepusieron al miedo e hicieron de la vacunación una tertulia

Consulta reportaje aquí


Foto: Isabel Briseño

«Yo pensé que ya estaba olvidado»

A este pueblo donde casi no llega nada, llegó la vacuna contra la covid-19. Milpa Alta es una de las 333 localidades más alejadas del país que fueron priorizadas para recibir las primeras dosis

Consulta reportaje aquí


Foto: María Fernanda Ruiz

Entre el caos y el baile, la disparidad en el Valle de México

La primera vacunación masiva fue una experiencia diferenciada. En Ecatepec, el municipio más poblado del Estado de México, la desinformación rebasó la organización. En la Ciudad de México, la imagen de abuelitas y abuelitos bailando cerró la semana

Consulta reportaje aquí


Foto: Patricia González Mijares

Diez meses encerrados, por fin llega la vacuna

En la tercera jornada de vacunación covid para adultos mayores, la comunidad de la casa hogar Yekkan, en Cuajimalpa, recibió sus primeras dosis. Algunos integrantes mostraron su entusiasmo porque van a ver a sus familiares, pero no todos, la mayoría no recibe visitas hace años

Consulta reportaje aquí


Foto: Aranzazú Ayala Martínez 

Cholula: mitad enojo, mitad esperanza

La primera jornada de vacunación en el municipio conurbado de la capital poblana se desarrolló con tal desorden que la mitad de las personas vacunadas no eran residentes del lugar. Sobre la desinformación y la incertidumbre prevaleció la esperanza

Consulta reportaje aquí


Foto: Ángeles Mariscal

Tuxtla: acampada por una vacuna

Los centros de vacunación en la capital de Chiapas se abrieron y cerraron sin previo aviso. Ancianos y ancianas que esperaron en la fila dos días, regresaron a sus casas deshidratados y sin vacuna. Nadie sabe qué pasara ahora con miles de personas que tienen más de 60 años y no alcanzaron una dosis

Consulta reportaje aquí


Foto: Vicente Ríos

Ancianos solos: la desigualdad desafía el plan de vacunación

En un municipio conurbado de la capital de Oaxaca, dos niños llevaron a su bisabuelo a vacunar en una carriola, en un gesto que para muchos fue heroico, pero que muestra otra cara de la vacunación: la de adultos que viven solos y su nivel de vulnerabilidad, dependiendo del grupo social en el que se encuentran

Consulta reportaje aquí


Foto: Isabel Briseño

“De haber sabido hubiera traído de una vez a mi papá«

En automóvil o a pie, las personas hicieron fila para recibir las vacunas anticovid en Nezahualcóyotl, uno de los municipios más poblados del Valle de México

Consulta reportaje aquí


Foto: Isabel Briseño

La semana en la que la ciudad creyó más en Pasteur que en Dios

En lugar de calles desiertas, detenidos por tirar agua, misas y representaciones del Viacrucis, lo que se vio en la capital estos días de asueto fueron filas y filas de personas en sillas de rueda, voluntarios inyectando y escuelas y bibliotecas convertidas en unidades vacunadoras. Una Semana Santa difícil de olvidar

Consulta reportaje aquí


Ilustración: Leonel Eduardo Pacas Leiva

“Mejor que me recoja Dios, y no el kaxlan (el que viene de fuera)”

En nueve de cada 17 pueblos tsotsiles de Chiapas, sus habitantes se han negado a aplicarse la vacuna anticovid; un año antes habían dudado de la existencia del virus SARS-CoV-2. Ahora temen que el biológico que se aplica para combatirlo, pueda matarlos. No hay, en las zonas indígenas de esta región, campañas de información en lenguas maternas sobre la pandemia; lo que saben proviene de mensajes de origen desconocido que se replican en redes sociales

Consulta reportaje aquí


Foto: Isabel Briseño

La desconfianza a las vacunas pierde terreno en región más pobre de Guerrero

Esta semana regresaron las vacunas a La Montaña, la región más indígena y más pobre de Guerrero. El objetivo es vacunar a todas las personas mayores de 18 años de ese estado, uno de los más abandonados del país. En Tlapa, el centro económico de la zona, la asistencia fue masiva. Esta es la crónica

Consulta reportaje aquí


Nunca me ha gustado que las historias felices se acaben por eso las preservo con mi cámara, y las historias dolorosas las registro para buscarles una respuesta.

Relacionado