Opinión, Voz de lluvia - Tatyi Savi