Tertulianas. El agua no sólo es un derecho, es nuestra vida: mujeres de Ayutla

4 junio, 2021

«El agua nos toca a todos, la necesitamos todos. Y en todos lados, a través de estos procesos de despojo, es una problemática que nos toca, que nos afecta (…) Sí vivimos tiempos feroces, pero para eso está la palabra, la compañía…».

Texto: Redacción Pie de Página

Fotos: Belen Kemchs

CIUDAD DE MÉXICO.- Este jueves 3 de junio se llevó a cabo la tertuliana titulada “El lugar del agua. Palabras para Ayutla”. Fue un encuentro para compartir la lucha que las mujeres de Ayutla, Oaxaca, llevan desde hace cuatro años para defender su manantial. Cabe recordar que este les fue despojado  por grupos armados cuatro años atrás.

En esta tertulia se presentó el libro que lleva el mismo nombre de la tertulia, el cual da cuenta de distintas luchas por el agua en el país, como una manera de cobijar la resistencia de las mujeres de Ayutla, ante la negligencia y el engaño del gobierno estatal de Oaxaca que ha sido cómplice de los grupos armados y ha realizado dos montajes en los que supuestamente resuelve el desabasto de agua que esta comunidad sufre

Las mujeres presentes fueron Blanca Hernández Antonio, María de Lourdes Valdivieso Peralta, Gloria Martínez Villanueva, Laura Morales y Yásnaya Aguilar, todas ellas habitantes de Ayutla e integrantes de la resistencia; además de la escritora Cristina Rivera Garza y los editores del libro Saúl Hernández y Juan Pablo Ruiz.

“He acompañado a mis compañeras por la defensa del manantial. Todos estos 4 años que hemos padecido de tantas injusticias nos hace ver que el estado no toma en cuenta a las comunidades indígenas, que les pesa mucho que las mujeres alcen la voz. Hace 4 años que mataron a nuestro compañero y es difícil recordar pero paso a pasito vamos a lograr algo”, dijo Blanca Hernández, estudiante de derecho, 25 años. 

En junio del 2017 habitantes de Ayutla fueron emboscados por grupos armados y Luis Juan Guadalupe, desarmado, fue asesinado por un disparo en la cabeza, después de haber sido golpeado.

Lourdes Valdiviesco Peralta, por su parte, dijo que esta ha sido “una lucha desgastante pero esperanzadora. En varios momentos nos hemos desanimado, pero el grupo de mujeres que estamos en defensa del manantial ha sido muy fuerte con un objetivo muy claro que es el rescate de nuestro manantial por nuestros iños, papás, abuelos”.

Gloria Martínez dijo que las promesas del gobierno para defender al pueblo son palabras sin eco, vacías. “No hay interés por el pueblo, por la gente. Alguien le preguntaba al presidente (Andrés Manuel López Obrador) qué pasa con Ayutla y su respuesa ha sido siempre que el problema está solucionado medianamente. Pero jamás se ha tomado la molestia de venir. Nuestra voz ha sido para reclamar lo que es nuestro, lo que nos corresponde. Es algo que culturalmente nosotros respetamos, que hemos conservado y que por situaciones se nos ha sido despojado”.

La importancia de la palabra

Gloria Martinez Villanueva dijo que “la palabra es lo que nos ha mantenido a nosotras como compañeras de resistencia. Cuatro años para nosotros en palabras son cortas pero en vivencia es casi toda una vida. Como cuando una madre da a luz y en 4 años su hijo no puede tener agua; sí ha sido una resistencia muy fuerte y la verdad el hecho de que tantas y tantas personas se hayan unido para apoyarnos y ayudarnos con la palabra porque la la palabra trasciende fronteras”.

Laura Morales habló de la esperanza y de la verdad, como dos certezas de su lucha. “Esperanza tenemos, sabemos que tenemos la verdad, que estamos luchando por algo justo, colectivo, y creo que eso es lo más importante. Nos preocupan nuestros niños, personas adultas y mujeres embarazadas…Nos da mucha fortaleza este tipo de acciones”. 

El manantial, más que el derecho al agua

La lingüista Yásnaya Aguilar reivindicó la lucha de las compañeras al decir que esta no inició con la defensa del manantial, sino desde mucho tiempo atrás: “Yo de niña vi a mujeres opinando, ir a las asambleas acompañando a mi abuela… cómo aprendemos de ellas, de ese caminar y de la lucha”. Esa lucha que hoy se ve en la defensa del manantial, pero que ha logrado que las mujeres de Ayutla sean posesionarias de tierra comunal y que tengan una activa participación política.

“En ese sentido me ha quedado clara la defensa de las mujeres del territorio. Me conmueve este arropamiento de la palabra”, dijo Yásnaya.

En la conversación Yásnaya dio un lugar a la espiritualidad de la comunidad mixe de Ayutla. “La ritualidad mixe ha sido fundamental, es algo que nos decimos mucho: este manantial no solo nos abastece de agua, es un lugar sagrado en un sentido amplio y eso también es fundamental”.

“Luego se dice que nuestras visiones son folklor o pensamiento mágico o no importan. Cuando planteábamos que el manantial es sagrado nos decían que había que plantearlo en términos de derecho, pero además de derecho humano es muchísimo más que eso”.

“Hay una tradición oral que tiene que ver con las serpientes, cada manantial tiene una serpiente que le protege y también si le faltas el respeto al agua se convierte en serpientes petate… la violencia patriarcal se recrudece cuando nos organizamos”, dijo Yásnaya en referencia a las amenazas que han sufrido las mujeres de Ayutla por defender su manantial.

El agua que riega la tierra

El lugar del agua. Palabras para Ayutla es el nombre del libro con el que poetas, escritores, periodistas de distintas partes del país narraron luchas por la defensa del agua y acompañaron así la lucha de las mujeres de Ayutla, Saúl Hernández y Juan Pablo Ruiz fueron los editores del libro.

“Las cosas nacen de los afectos. Conocemos a la lingüista Yásnaya desde hace mucho. San Pedro y San pablo Ayutla no nos es del todo ajeno, ahí hemos comido, hemos estado. Además tampoco nos es desconocido el problema del agua, creo que como oaxaqueños sabemos del estrés hídrico pero no nos imaginamos lo que es vivir sin acceso al manantial. La lucha del agua es un presente en donde estamos viendo el cercamiento de estos recursos en muchos lugares”, dijo en la tertulia organizada por Pie de Página en el Café Tierra Adentro. 

Juan Pablo Ruiz apostó por que este libro anime a que otra palabra sea dicha. “Que sea la clave de la enunciación y la denuncia, donde la escritura se siga manteniendo, acuerpando, de las luchas y de la memoria y la justicia y por eso lo hicimos.”

La escritora Cristina Rivera Garza dijo que este es un presente feroz en el que debemos ser conscientes de lo que implica abrir una llave de agua en la Ciudad de México. “El agua nos toca a todos, la necesitamos todos y es una parte fundamental de nuestras vidas. Y en todos lados, a través de estos procesos de despojo, es una problemática que nos toca, que nos afecta (…) Sí, vivimos tiempos feroces, pero para eso está la palabra, la compañía, por eso estamos aquí”.

Blanca  llamó a las nuevas generaciones a cuidar, así como ella se unió al ver a sus compañeras mayores luchando.

Por su parte Gloria pidió que la palabra siga trascendiendo. “No solo Ayutla, hay muchas comunidades que sufren despojo, no solo en agua, en lo territorial. Que nos hermanemos, que hagamos una red de apoyo”.

La comunidad de Ayutla, que sufre el despojo del manantial. Foto: Archivo

Puedes ver la tertulia completa en nuestro Facebook live: https://www.facebook.com/watch/live/?v=313328963615808&ref=watch_permalink

Y en este link puedes descargar el libro El lugar del agua. Palabras para Ayutla

Portal periodístico independiente, conformado por una red de periodistas nacionales e internacionales expertos en temas sociales y de derechos humanos.

Relacionado