Tres años después del feminicidio de Zyanya Figueroa, FGE realiza peritajes

10 junio, 2021

La familia de Zyanya Estefanía Figueroa Becerril, víctima de feminicidio en Puebla, desalojó esta semana el inmueble donde vivía la joven y fue privada de su vida, después de tres años a la espera de poder realizar los peritajes independientes que faltaban

Texto: Aranzazú Ayala Martínez

Fotos: Olga Valeria Hernández

PUEBLA.- La familia de Zyanya Estefanía Figueroa Becerril entregó a sus propietarios originales la casa en San Andrés Cholula donde Zyanya fue asesinada el 15 de mayo de 2018. Esto después de que la semana pasada se hiciera lo que en tres años no se había hecho: pruebas periciales.

Durante esos tres años la familia y sus asesores jurídicos del Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio (OCNF) buscaron que la Fiscalía General del Estado (FGE) hiciera las pruebas periciales faltantes en el lugar, como la reconstrucción de hechos, y también que la defensa de Zyanya pudiera hacer pruebas periciales independientes. Sin embargo la FGE hizo caso omiso y retrasó el proceso.

El jueves 20 de mayo a la familia le informaron que el inmueble, que rentaban Zyanya y una compañera más, sería devuelto a las personas propietarias después de desahogar una audiencia en la que no participó la defensa de la joven médica. 

Al día siguiente la familia e integrantes del OCNF viajaron desde la Ciudad de México a Puebla para manifestarse fuera de la casa y luego a la Fiscalía, donde pidieron audiencia con el Fiscal para exigir que el inmueble siguiera en resguardo de las autoridades hasta que se hicieran las pruebas; sin embargo, la primera respuesta fue una agresión física por parte de ministeriales dentro de la sede de la FGE. 

Después del ataque y una mesa de diálogo, las autoridades poblanas accedieron a conservar el domicilio en resguardo parcial durante 15 días más para que se hicieran todas las pruebas faltantes, las cuales se llevaron a cabo la semana pasada.

Así, el martes pasado, la familia de la joven, el OCNF y acompañantes solidarias, junto con mamás de víctimas de feminicidio —Araceli Osorio, mamá de Lesvy Berlín Osorio; Irinea Buendía, mamá de Mariana Lima Buendía, y Araceli Mondragón, mamá de Mayra Abigail Guerrero Mondragón— fueron a la casa donde vivió Zyanya para recoger sus cosas y realizar una misa.

Desde las diez de la mañana empezaron a limpiar el lugar para que después la señora Paty Becerril, mamá de Zyanya, y su papá Martín Figueroa pudieran revisar todo y llevarse las cosas de su hija. 

Durante varias horas las abogadas, acompañantes solidarias, amigos y familiares arreglaron todo e instalaron afuera de la casa dos carpas y una mesa. Más gente llegaba con cosas: comida, flores, y un enorme pliego de papel kraft, crayolas, plumones, pintura y fotos. 

Mientras unas personas limpiaban adentro, afuera otro grupo pintaba sobre varios pliegos de papel que llamaron “muro del amor y la confianza”. Ahí escribieron frases de amor y solidaridad tanto para Zyanya como para su familia. 

A la par la mesa fue acondicionada como un altar con un mantel, flores y una foto del rostro de Zyanya. Todas las personas llevaban ropa blanca y/o guinda, y una mujer repartió a las personas presentes pañuelos guindas, que era uno de los colores favoritos de la pediatra.

Fue cerca de las dos de la tarde cuando sacaron los muebles y artículos personales de Zyanya. Un fraile entró con los familiares y abogadas, e hicieron una ceremonia de despedida para la joven a puerta cerrada. 

Posteriormente el representante legal de los dueños del inmueble lo cerró con dos candados, cerrando también, después de tres años, un capítulo en la lucha de la familia para saber qué fue lo que realmente pasó con Zyanya.

Este trabajo fue realizado por Lado B, que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar el original.

Periodista en constante formación, interesada en cobertura de Derechos Humanos y movimientos sociales. Reportera de día, raver de noche. Segundo lugar en categoría Crónica. Premio Cuauhtémoc Moctezuma al Periodismo Puebla 2014. Tercer lugar en el concurso “Género y Justicia” de SCJN, ONU Mujeres y Periodistas de a Pie. Octubre 2014

Relacionado