Leyendo:
Rosario Piedra anuncia austeridad en CNDH

La titular de la CNDH anunció un plan para reducir 30 por ciento los gastos en el organismo. Ante preguntas de la prensa, negó haber mentido al Senado y dijo que los abogados de la Comisión responderán ante impugnaciones legales. Dijo que no entrará a un debate mediático

Texto: Reyna Haydeé Ramírez

Fotos: María Ruiz

Veinte medidas de austeridad republicana y 10 acciones administrativas inmediatas, para iniciar una reforma de fondo en la Comisión Nacional de Derechos Humanos, anunció este jueves la nueva presidenta Rosario Piedra Ibarra. 

A nueve días de tomar protesta, Piedra Ibarra destacó que deja de lado el debate mediático sobre su polémico nombramiento y retomó el programa de Austeridad republicana que mandata la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, empezando por bajar sueldos para que nadie en la CNDH gane más que el Presidente de la República. 

Esta baja de sueldos se incluirá en el presupuesto para el 2020 y es el primer punto del Plan de Austeridad, con el que se estima lograr un ahorro del 30 por ciento del gasto actual, que se destinará a la atención directa a víctimas, aunque se evaluará cuánto será y cómo se utilizará. 

“Vamos a priorizar la atención a víctimas y también algo que yo priorizo mucho es la educación. La educación a la sociedad, al pueblo, que necesita conocer sus derechos.

“Si uno no conoce sus derechos, no sabe qué es lo que tiene que hacer para defenderse. A veces ni es consciente de que se le está violentando en alguna situación”, explicó la nueva titular. 

Piedra Ibarra no dio detalles de algún diagnóstico, de si encontró algún desfalco o estados de las finanzas, pero en el balance que hizo en nueve días, derivan las acciones del Plan de Austeridad y optimización de recursos: 

-Transparencia en la indemnización por despido de servidores públicos.

-Salario más justo y suficiente a personal de intendencia y vigilancia.

-Suspensión de viajes al extranjero, salvo casos justificados.

-Cancelación de contratos por influyentismo o corrupción.

-Reducción del número de asesores.

-Eliminación de gastos en comidas, eventos, viajes, gastos de representación, pago de celulares, desaparece chef exclusivo de Presidencia. Y habrá comedor para el personal y elevadores dejan de ser privados.

-Eliminan la partida para el “seguro de separación individualizada”.

-Evaluación de edificios y su funcionalidad. No remodelación de oficinas ni compra de muebles de lujo.

-Suprimirán estructuras y programas duplicados o innecesarios.

– Reducción al mínimo de parque vehicular.

– Eliminar conflictos de Interés por contratación de personal.

-Gasto en publicidad al mínimo: “Nuestra única publicidad será el trabajo”.

-Ahorro en servicios, gasolina, agua, energía eléctrica, Internet, teléfonos.

-No se contratará personal externo para investigaciones, proyectos, ni análisis.

-Los funcionarios de primer nivel presentarán declaración patrimonial públicas y transparentes. Incluyendo a familiares.

En el área administrativa se tomarán diez medidas inmediatas:

Abatir rezago de expedientes.

Avisar al Senado para que inicie la elección de los integrantes del nuevo Consejo Consultivo. Sin injerencia oficial.

Comunicación permanente con víctimas, organizaciones y legisladores.

Creación de módulos itinerantes en todo el País para atender a víctimas, mujeres, migrantes, pueblos indígenas, periodistas y defensores de Derechos Humanos.

Ajustes al procedimiento de quejas para reducir tiempo de respuesta.

Distribución eficiente de funciones y revisar perfiles de visitadores, para destinar más horas a la atención a víctimas.

Eliminar el tratamiento discrecional para desechar, remitir o integrar expedientes. Capacitar personal.

Visitadores adjuntos atenderán a víctimas, no dedicarán su tiempo en labores administrativas.

No se permitirá la impunidad de ninguna autoridad. Se buscarán mecanismos para que se atiendan las recomendaciones.

Armonizarán las leyes y normas de los derechos Humanos con los parámetros universales e interamericanos.

Crear una cultura de Derechos Humanos, informar a la población.

Piedra Ibarra destacó que estas acciones es fortalecer a la institución para convertirla en una verdadera Defensoría del Pueblo.

“No mentí en nada”

Sobre las impugnaciones que han interpuesto senadores panistas, Piedra Ibarra destacó que responderán los abogados de la CNDH, siempre y cuando sea un caso que se tenga que revisar y seguir en curso, pero apegados a la Ley de Austeridad.

“No entraré al debate mediático porque jurídicamente se acabará por esclarecer toda la verdad. No he mentido, he cumplido con los requisitos que la Ley exigía para aspirar al cargo que ocupo, mi elección fue absolutamente legal. 

“Yo nada más les puedo asegurar que no mentí en nada de lo que puse y tengo las pruebas. Tengo las pruebas para demostrar que dije toda la verdad y nada más. Lo demás es asunto de los senadores”, puntualizó al cuestionamiento reiterado de si mintió o no a los legisladores sobre su militancia en Morena.

Inmuebles sin uso

Piedra Ibarra mencionó que realizó un recorrido por siete edificios que tiene la CNDH en la Ciudad de México y la zona metropolitana. Halló, dijo, posibles irregularidades, desfalcos.

“Son edificios que no tienen utilización, que están prácticamente olvidados, con lujos innecesarios como ya mencioné, y que esto pues se tiene que revisar para poder dar una cifra exacta de cuánto es el desfalco.

“Hay que adecuarlos para que tengan acceso a las víctimas, son edificios que no se puede llegar más que en automóvil, y eso es algo insultante”, externó.

Destacó que una de las prioridades será la educación de la población en la defensa de sus derechos.

“Vamos a priorizar la atención a víctimas y también algo que yo priorizo mucho es la educación. La educación a la sociedad, al pueblo, que necesita conocer sus derechos.

“Si uno no conoce sus derechos, no sabe qué es lo que tiene que hacer para defenderse. A veces ni es consciente de que se le está violentando en alguna situación”, explicó. 

La presidenta de la CNDH manifestó que tendrá apertura con las organizaciones civiles, defensoras de Derechos Humanos, que se sumen a las causas sociales.

“Les garantizo que no voy a tener distingo, que si tienen una queja se va a revisar y que voy a trabajar para cumplir porque llegue la justicia a todo aquel ciudadano que la esté demandando”, agregó.

Sobre la atención que darán a las víctimas en los estados, mencionó que durante décadas se ha visto la mala atención, pero aún no se tiene un diagnóstico de cuál es la situación.

Contenido relacionado:

Diez horas de jaloneos en toma de protesta de Rosario Piedra

Colectivos piden a Rosario Piedra no tomar protesta al frente de la CNDH


Foránea siempre, lo suyo es lo audiovisual y el periodismo es la vía por donde conoce y cuestiona al mundo.

Escribe las palabras a buscar.