Tertulianas: ¿Quién se llevó mi agua?

30 abril, 2021

Foto: Fernando Santillánn

Representantes de pueblos y barrios en el área metropolitana compartieron sus experiencias sobre la defensa del agua frente a proyectos y megaproyectos

Texto: Redacción Pie de Página

Fotos: Fernando Santillán y Belén Kemchs

CIUDAD DE MÉXICO.- ¿Quién se llevó mi agua? La respuesta: las inmobiliarias, las refresqueras, las mineras, las embotelladoras, las leyes hechas a modo para impulsar ese saqueo y las omisiones gubernamentales para proteger el recurso.

Esas respuestas salieron en la más reciente Tertuliana de Pie de Página, enfocada con las distintas luchas en pueblos y barrios para evitar el despojo del líquido.

La lucha frente a Bonafont

Desde un campamento instalado afuera de la embotelladora Bonafont, Santa María Zacatepec, Puebla, Gloria Tepale y su compañera Facunda relataron el nacimiento de su lucha contra esa empresa. Juntas representan a las comunidades de 15 pueblos. Son tres décadas en que la compañía de capital francés extrae alrededor de un millón y medio de litros de agua cada día de esas tierras.

En los pueblos, dedicados al cultivo de hortalizas, maíz, frijol y otras verduras, empezaron a resentir la escasez del agua. «Nuestros pozos se cerraron», dijo la señora Gloria.

Por ello, el 22 de marzo de este año, el Día Mundial del Agua, mujeres y hombres se reunieron frente a Bonafont. En asamblea determinaron que colocarían un plantón permanente como protesta.

“Nos han querido intimidar, con la policía municipal y estatal «, narró la señora Gloria. «Estamos resistiendo porque la vida es el agua, sin agua no hay vida. La única alternativa es que la empresa se vaya. Sabemos que es difícil pero no imposible”.

“No vamos a permitir ni un garrafón más de agua que se lleven, por eso estamos resistiendo”, agregó la señora Facunda.

Primero las inmobiliarias, ahora el aeropuerto

En su participación, Ricardo Ovando Ramírez relató cómo las comunidades del oriente del Valle de México se organizaron para gestionar su agua, ante el saqueo que ya vislumbraban. Vieron que los gobiernos estatal y federal le cambiaron la vocación rural y los convirtieron en municipios dormitorio. 

Ovando es integrante del sistema comunitario de agua de Tecámac en Estado de México. Narró que en 2003 los planes de desarrollo cambiaron de suelo agrícola a urbano. Las administraciones de Arturo Montiel y de su sobrino Enrique Peña Nieto impulsaron enormes ciudades aisladas conformadas por viviendas de interés social, conocidas como ciudades Bicentenario.

El proyecto de urbanización extensiva impuesto dejó alrededor de medio millón de nuevas viviendas en la zona.

Los vecinos organizados notaron la disminución del acuífero de la región, Cuautitlán-Pachuca. El déficit de agua pasó de 40 millones de metros cúbicos en 2002 a 106 millones en 2018. Es algo así como 106 estadios Azteca.

Los pobladores de la región enfrentan ahora la construcción del nuevo aeropuerto Felipe Ángeles. Acusan que se construye sin haber cumplido los requerimientos establecidos por la OIT para consultar a los pueblos.

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano informó que para el aeropuerto se llevará el agua de dos trasvases (es decir, agua que proviene de otra cuenca y es trasladada por medio de costosos sistemas). Uno es del Valle del Mezquital, en Hidalgo, y otro de la cuenca de Necaxa, en Puebla.

Pueblos que también preguntarán: “¿Quién se llevó mi agua?”

Foto: Belén Kemchs

Ricardo Ovando también es integrante del colectivo Agua para Todos, que luego de ocho años de trabajo de especialistas y comunidades de pueblos y barrios, presentaron una iniciativa de ley nacional que se encuentra estancada en el Congreso.

Ovando llamó al presidente Andrés Manuel López Obrador que valore la necesidad de tener una nueva ley que sustituya la establecida durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari:

“No basta con combatir la corrupción -que a lo mejor él lo está haciendo desde un marco eficaz-, hace falta un cambio del marco jurídico del agua porque la actual ley de aguas nacionales es la encarnación de la corrupción del gobierno de Carlos Salinas de Gortari”.

El agua en la megalópolis

En la mesa participaron también representantes de organizaciones de barrios y pueblos en Ciudad de México. 

Gustavo López, del Pedregal de Santo Domingo en Coyoacán, pertenece a la organización vecinal que 

Luchan contra la inmobiliaria Quiero Casa, que desde que empezó a trabajar en la zona, captó el agua de un acuífero somero y la tiró al drenaje. Vecinos de todas las edades suman esfuerzos para el rescate de ese acuífero, en una zona donde la escasez de agua es común y los partidos políticos controlan el abasto a cambio de apoyo electoral.

En el sur de la ciudad, desde 2009, habitantes de los pueblos de Xochimilco se organizaron en contra el puente vehicular de Cuemanco. El gobierno de la Ciudad de México construye la obra de seis carriles que pone en riesgo al menos tres hectáreas de un humedal. Carlos Martínez, miembro de Pueblos y Barrios Originarios de Xochimilco, advirtió que la escasez se agravará mientras los gobiernos solo implementen políticas de extracción pero no recarga, como ha sucedido.

Martínez acusa que el tribunal colegiado no ha subido a su página la resolución que dicta la suspensión definitiva de las obras, lo que significaría que le está dando mucha oportunidad al gobierno de Claudia Sheinbaum de que entable una contrademanda para que el puente vehicular continúe.

Por parte de Pie de Página, participaron: Arturo Contreras, Belén Kemch y Kau Sirenio.

Kau, reportero na savi, de la región de Guerrero, llamó a buscar una relación distinta con el agua de la que se tiene en los centros urbanos, que no sea sólo mercantil. 

Si eso no sucede, señaló Kau, será por los gobiernos.

Consulta la Tertuliana completa en el siguiente enlace:

https://www.facebook.com/495671770594686/videos/750765198932723

Sociólogo por la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco, fotógrafo y periodistas multimedia. Ha colaborado en medios como Pie de Página, Revista el Defensor, Revista FAHRENHEIT° y en el área de comunicación del Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos). Expositor en la exposición temporal “1985-2017 de los Escombros a la Esperanza” del Museo Memoria y Tolerancia.

Relacionado