Leyendo:
Otra asignación con ‘fracking’ para Pemex

Mientras el López Obrador mantiene en público una postura de rechazo al ´´fracking, las asignaciones de exploración con este método continúan. En el Senado hay visiones encontradas del partido de mayoría respecto a la práctica; y a pesar de que ya hay una iniciativa en proceso para prohibirlo, no propone sanciones o soluciones para frenar esta práctica de extracción de hidrocarburos

Texto: Ana Cristina Ramos

Foto: José Ignacio De Alba / Archivo

Este martes, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) aprobó por unanimidad un nuevo plan de exploración de Pemex en el que se utilizará el fracking o fracturación hidráhulica, cuyo uso fue descartado por el presidente Andrés Manuel López Obrador desde los meses de la transición.

“Mencionaste que se trata de un yacimiento no convencional y mencionaste que se trata de una perforación horizontal, entonces, ¿estamos considerando fracturamiento hidráulico?”, cuestionó el comisionado  Héctor Moreira Rodríguez para confirmar el método de exploración en la asignación AE0387 2M Humapa, en la Cuenca Tampico-Misantla, en la frontera entre los estados de Puebla y Veracruz.

A pesar de que López Obrador, ya como presidente en funciones, ha rechazado el uso de esta técnica, la legislación vigente aún lo permite.

Mientras que el presidente rechaza en público la práctica del fracking en la extracción de hidrocarburos, su partido Morena en el Senado, y otros partidos aliados como el Partido del Trabajo y el anterior Partido Encuentro Social, que tienen mayoría, rechazan u omiten legislar contra este método señalado por los graves daños ambientales que conlleva.

En el Senado hay una iniciativa que busca prohibir el fracking en el proceso legislativo, sin embargo, se encuentra en la congeladora. Además, la propuesta no contempla sanciones para la práctica de extracción de hidrocarburos con este método.

La postura de los senadores, con una mayoría del Morena y sus partidos aliados, se contrapone al rechazo público que ha hecho el presidente Andrés Manuel López Obrador sobre esta técnica.

El 6 de diciembre del 2018 la agenda legislativa del PT contempló una iniciativa para prohibir la práctica de la fracturación hidráulica  —también conocido como fracking— en el territorio mexicano; propuesta por seis senadores, entre ellos Alejandra del Carmen León Gastélum, de Baja California.

En entrevista, la senadora, también integrante de la Comisión de Medio Ambiente, niega que las iniciativas legislativas contra el fracking estén detenidas.

“Todas las iniciativas que se llevan a cabo en el Pleno llevan un proceso legislativo y ahorita está en Comisiones”.

Las propuestas sólo siguen sus tiempos, pero no fue prioridad para la actual legislatura.

El presidente hizo el compromiso después de ganar las elecciones presidenciales y reiteró “No al fracking. Es un compromiso (…) Somos ambientalistas, de verdad. Auténticos”, dijo el 4 de febrero durante una conferencia de prensa matutina.

Declaración de Andrés Manuel sobre fracking from Pie de Página on Vimeo.

La practica de fracturar el subsuelo al inyectar a una presión muy elevada una mezcla de agua, arena y químicos dentro de un pozo para extraer petróleo o gas se sigue practicando por empresas nacionales e internacionales, como la española Oleorey, compañía de Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, quien afecta la parte del estado de Veracruz.

La ley en este caso en particular sólo promueve la prohibición, al adicionar al articulo artículo 95 de la Ley de Hidrocarburos: Queda prohibido el uso del procedimiento de fractura hidráulica (fracking) para la exploración y extracción de hidrocarburos. Pero en ningún apartado habla de sanciones.

Además, la senadora está convencida de que la iniciativa no tiene oposición en el Senado.

Cuando se le preguntó al senador Armando Guadiana Tijerina, presidente de la Comisión de Energía sí él cree que la práctica de la fracturación hidráulica debe de estar legislada ahora que el presidente Andrés Manuel López Obrador prohibió la practica, el norteño respondió: “es de vital importancia que se rescate el gas que está en el subsuelo de la tierra , que representan más de ochenta años reservas para el país”.

La importancia de este acto para el senador está relacionada con que México importa más del 60 por ciento del gas que utiliza del extranjero de acuerdo a al estudio “Transición hacia mercados competidos de energía: Gas LP de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

Guadiana abunda, “Importamos cinco mil pies cúbicos diarios de los Estados Unidos que es la mitad del excedente de producción que tiene todo el país norteamericano, en un momento  dado que nos cierren llave, olvídese que pongamos usted y yo una vela en la casa eso como quiera lo resolvemos, piense en el daño a la industria por la falta de gas”.

El 28 de mayo la Comisión Nacional de Hidrocarburos se inclinó más por la visión del senador Guadiana, que por la del presidente López Obrador al aprobar el plan de desarrollo, trabajo y de presupuesto para el área contractual CNH-M4-Ébano-2018.

El programa de trabajo contempla la perforación de 228 pozos entre 2019 y 2023 para alcanzar una producción máxima diaria de 14,200 barriles de aceite y 2.7 millones de pies cúbicos de gas hacia 2024.

Las perforaciones serán de 450 metros de profundidad, contaminando los mantos acuíferos de la parte de Ébano hacia Tampico con la práctica de fracturación hidráulica, por lo que en la Huasteca Potosina ya se interpusieron los amparos para detenerla.

El senador Guadiana cree que la contaminación se provoca porque las empresas no siguen la legislación, pero que sí existen suficientes normas medioambientales para proteger el entorno “Yo al menos siento que ya ahorita ya están las condiciones o el avance técnico, para que haga los menores daños posibles en el subsuelo. El asunto es que aquí en México desgraciadamente están las leyes perfectas desde el punto de vista del medio  ambiente, pero no  las respetan”.

Contenido relacionado:

El fracking, riesgo latente mientras no se prohiba

Titular de la Comisión Nacional de Hidrocarburos renuncia; en febrero abrió puerta al facking

Fracking no… pero sí



Periodista que sueña con pajares de agujas, misterios sin escribir y un mundo por explorar.

Escribe las palabras a buscar.