La agenda del 2020

Mes a mes, el calendario político del 2020 depara riesgos y oportunidades, tanto para el gobierno, como para la oposición y la sociedad en general. La agenda de lo previsible marca momentos de atención obligada

Twitter: @chamanesco

Año bisagra, el 2020 está llamado a ser el momento de consolidación del nuevo régimen. Es la oportunidad para que la alternancia comience a rendir frutos en lo social, lo económico y lo político. Pero también abre la posibilidad de profundizar yerros, amarrarse en equívocos y seguir buscando en los críticos al presunto enemigo y al culpable de los tropiezos.

Una cosa es segura, el 2020 es el preámbulo de la gran elección de 2021, en la que Morena y Andrés Manuel López Obrador deberán someterse al escrutinio de las urnas. Será un año de preparación para refrendar la confianza depositada en un nuevo proyecto de país, o para engrosar las filas de los decepcionados.

Es el año que pidió el presidente en su discurso del 1 de diciembre de 2019, para que los resultados del nuevo régimen comiencen a verse y sentirse.

El año en el que la curva de aprendizaje debería haberse superado ya en todas las secretarías de Estado. Un año para dejar de buscar justificaciones en el pasado y comenzar a vislumbrar un mejor futuro.

Mes a mes, el calendario político del nuevo año depara riesgos y oportunidades, tanto para el gobierno, como para la oposición y la sociedad en general.

La agenda de lo previsible marca momentos de atención obligada; además, habrá que hacerse cargo de los imprevistos, que en este país son cosa de todos los días.

Enero: súper salario y mini expectativas

El primer día del año entró en vigor un nuevo salario mínimo, de 123.22 pesos diarios en la mayoría del país, y de 176.22 a 185.56 pesos en la Zona Libre de la Frontera Norte, lo que representó un aumento del 20 por ciento respecto al SM anterior. Ésta es, quizás, la medida más visible de política económica y social del nuevo gobierno. La apuesta es que un aumento en los ingresos y el poder adquisitivo de los trabajadores reactive la economía, fortalezca el mercado interno y genere un crecimiento que, durante el primer año de la nueva administración, fue casi inexistente (0.4 %). Las expectativas del gobierno y de los legisladores de Morena es que en 2020 México sea más atractivo para la inversión extranjera, y logre crecer en un entorno internacional complicado. Sin embargo, el propio Banco de México ha reducido sus expectativas de crecimiento para el 2020 a un máximo de 1.8 % y los expertos financieros temen que haya una desaceleración global producto, entre otras cosas, de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, justo a partir de este 31 de enero.

Febrero: más reformas

El primer día de este mes comienza el segundo periodo ordinario del segundo año de la 64 Legislatura, que será clave para concluir la agenda de reformas legislativas de la llamada “cuarta transformación”. Si bien el presidente ha dicho que con las reformas hechas entre septiembre de 2018 y diciembre de 2019 la 4T ya tiene “su Constitución”; lo cierto es que los legisladores de Morena van por más. Ricardo Monreal lo anunció en puntos: amnistía, cannabis, fuero, outsourcing, bienestar animal, derecho al olvido y a la verdad, y reformas judicial, financiera y electoral. Podría venir, además, una iniciativa presidencial preferente para reducir el financiamiento público a los partidos. Además de nombramientos pendientes en la Secretaría de Hacienda, el Inai, el Sistema Nacional Anticorrupción, la Cofece, el Ifetel, el INE y el Tribunal Electoral. Nada más, y nada menos. El periodo ordinario de sesiones podría extenderse hasta mayo, según las reformas hechas a la Ley Orgánica del Congreso.

Y primarias en EU

Las elecciones primarias en Estados Unidos inician en este mes, tanto para el Partido Republicano (en el poder), como para el Partido Demócrata. Las campañas en Estados Unidos, en medio de un proceso de juicio político al presidente Donald Trump, seguramente tendrán un impacto significativo en la agenda bilateral durante todo el año, y pondrán a prueba al gobierno de López Obrador. ¿Cómo responderá la nueva administración al presidente Donald Trump, si éste decide hacer de México el centro de sus ataques durante su campaña por la reelección?

Marzo: cuántos somos

Del 2 al 27 de este mes, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía llevará a cabo el censo de población y vivienda 2020, que servirá para actualizar la información demográfica que resulta clave para la planeación de políticas públicas. Cuántos somos y en qué condiciones vivimos, según lo dicho por el INEGI, servirá de base para la distribución de fondos federales a estados y municipios, definición de inversiones y medición de índices de pobreza, rezagos sociales y servicios en general. Se prevé la contratación de 200 mil empleados eventuales para levantar el censo en todo el territorio nacional.

Abril: renovación del INE

El día 4 de este mes deberán renovarse cuatro asientos en el Consejo General del Instituto Nacional Electoral. El final del periodo de la consejera Pamela San Martín y los consejeros Benito Nacif, Enrique Andrade y Marco Baños obliga a la Cámara de Diputados a abrir desde febrero una convocatoria para elegir a cuatro perfiles, entre los que deberá haber al menos dos mujeres. Es previsible que la renovación parcial del INE tense nuevamente la relación entre el partido en el gobierno y la oposición, pues existe la tentación de colocar a personas leales al presidente, pero no necesariamente aptas para el cargo, como ocurrió en la CNDH. La posible captura del órgano electoral por parte de Morena sería un retroceso en el desarrollo democrático del país.

Mayo: Morena, hora cero

Es un mes clave para el Movimiento de Regeneración Nacional, el partido de López Obrador que durante 2019 fue incapaz de consolidarse como una institución formal, sólida, con liderazgos reconocidos por su militancia, normas internas claras y acatadas por todos sus miembros, y un padrón de militantes confiable. La actual presidenta de Morena, Yeidckol Polevnski, ha dicho que la renovación de los órganos directivos del partido, pendiente desde 2017, podría ocurrir “a mediados del año”, luego de que el INE valide el padrón de militantes que está en vías de depuración y validación. Pasar la aduana del proceso interno será clave para el partido en el poder y para el proyecto de López Obrador, pues si quiere que la “cuarta transformación” dure más de un sexenio, debería contar con una fuerza política consolidada, capaz de procesar legal y civilizadamente las diferencias entre sus corrientes. La elección interna en Morena debería ser el primer paso de cara a la elección de sus candidatos para los comicios de 2021.

Junio: elecciones locales

El domingo 6 de este mes habrá elecciones locales en dos estados. En Coahuila, 2.2 millones de ciudadanos serán convocados para elegir a los 25 diputados de su Congreso local, y en Hidalgo, 2.1 millones podrán votar para renovar los 84 ayuntamientos. Las elecciones pondrán a prueba el compromiso presidencial de no meterse, suspender la transmisión de las mañaneras en esos estados y ordenar a todo el gobierno federal a no utilizar programas sociales con fines electorales. La oposición, en contraparte, advierte desde ahora que los programas para el desarrollo y los servidores de la nación están convirtiéndose en la maquinaria electoral de Morena.

Julio: nuevos partidos

El primer día de este mes comenzarían a existir formalmente los nuevos partidos políticos que alcancen su registro nacional, como producto de un procedimiento iniciado desde enero de 2019. Si bien es en febrero cuando se sabrá cuáles de las organizaciones interesadas cumplieron con el número de asambleas requeridas y lograron afiliar al menos a 234 mil ciudadanos, el INE se tomará otros cuatro meses para validar asambleas y afiliaciones, fiscalizar los recursos empleados por los promotores de nuevos partidos y revisar los documentos básicos presentados. Hasta el momento, cuatro organizaciones se perfilan hacia el final de este proceso: Redes Sociales Progresistas, creado por personajes cercanos a la maestra Elba Esther Gordillo; Grupo Social Promotor de México, promovido por ex dirigentes del partido magisterial Nueva Alianza, que perdió su registro en 2018; Encuentro Solidario, que es un nuevo membrete del también extinto Partido Encuentro Social, y México Libre, del expresidente Felipe Calderón y su esposa Margarita Zavala. El nacimiento de estas nuevas fuerzas políticas supondría ampliar a 11 el sistema de partidos, con efectos impredecibles para los partidos ya existentes de cara al 2021 y al 2024.           

Agosto: Trump en campaña

Del 24 al 27 de este mes, se celebrará en Charlote, Carolina del Norte, la convención nacional del Partido Republicano, en la que podría resultar nominado Donald Trump como candidato a la reelección como presidente de Estados Unidos. Un mes antes, se celebrará la Convención Nacional Demócrata, de la que surgirá el rival del presidente Trump, con algunos perfiles visibles desde ahora: Joe Biden, Bernie Sanders, Elizabeth Warren y Michael Bloomberg, entre otros. Con las convenciones demócrata y republicana, se pone en marcha la campaña formal por la Casa Blanca.

Septiembre: comienza el 2021

Este mes comienza formalmente el proceso electoral 2020-2021, que el INE ha definido ya como el más grande de la historia, pues por primera vez habrá concurrencia de un proceso federal (para renovar los 500 diputados) con elecciones locales en las 32 entidades, 15 de ellas de gobernador. A partir de este mes, todos los actores políticos estarán concentrados en esa gran elección, la intermedia de López Obrador, con un dato adicional sobre la mesa: desde Ernesto Zedillo en 1997, todos los presidentes han sido castigados en las urnas en su elección de medio término con una disminución de la fuerza parlamentaria de sus respectivos partidos. AMLO irá por el refrendo a su fuerza política, y la oposición tendrá aquí la oportunidad de articularse para ser el contrapeso que hasta el momento no ha sido.

Octubre: punto de inflexión

En este mes se cumplirá un año desde que el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, aseguró que se había llegado a un “punto de inflexión” en la tendencia de homicidios dolosos y que sería previsible comenzar a ver una disminución en la violencia heredada de anteriores administraciones. Un año será tiempo suficiente para confirmar si existió o no ese cambio de tendencia. También se cumplirá un año del fallido operativo en Culiacán, en el que se aprendió y liberó a Ovidio Guzmán, hijo de El Chapo Guzmán, y que exhibió los límites de la supuestamente nueva estrategia de seguridad de la administración. En un mes en el que se desahogará la glosa por el segundo informe del presidente López Obrador ante el Congreso, es previsible que Durazo vuelva a comparecer ante el Legislativo para rendir cuentas sobre estos hechos y sobre el problema nacional que el propio AMLO ha reconocido como su principal pendiente: la inseguridad, la violencia, la capacidad de fuego de las organizaciones criminales y el control que ejercen sobre amplios territorios del país.

Noviembre: un “súper martes” clave para México

Las elecciones en Estados Unidos determinarán si Donald Trump es presidente hasta 2024, o si los estadounidenses ponen fin a su régimen. La cita del martes 3 de este mes también servirá para renovar la totalidad de la Cámara de Representantes, 34 escaños en el Senado y una decena de gubernaturas, lo que supone una reconfiguración de los pesos y contrapesos en la Unión Americana. El presidente que resulte electo entrará en funciones en enero de 2021, y será con quien tendrá que lidiar AMLO hasta el final de su mandato, en 2024.   

Diciembre: año 2

El primer día de este mes comenzará el tercer año de gestión de Andrés Manuel López Obrador, quien previsiblemente reunirá a sus simpatizantes en el Zócalo de la Ciudad de México para rendirles cuentas. Los informes constantes al pueblo fue un compromiso de campaña refrendado en la toma de posesión, y ha sido también una estrategia para mantener movilizada a la base de votantes que llevó a AMLO a la Presidencia en 2018. Esta vez, sin embargo, el presidente deberá responder a la expectativa que él mismo abrió en diciembre de 2019, cuando pidió un año más para dar resultados tangibles en temas como la inseguridad y violencia, la mejora de la calidad de vida, la disminución de la desigualdad, la eficiencia en el gobierno, el fin de la corrupción y la eliminación de privilegios. El estado de salud de la 4T podrá ser diagnosticada mejor a partir de este segundo informe, en el que los datos y hechos concretos deberán ser más que las promesas.

Columnas anteriores:

El fantasma de la reelección de Trump acecha el 2020

El problema es Bartlett


Periodista desde 1993. Estudió Comunicación en la UNAM y Periodismo en el Máster de El País. Trabajó en Reforma 25 años como reportero y editor de Enfoque y Revista R. Es maestro en la UNAM y la Ibero. Iba a fundar una banda de rock progresivo, pero el periodismo y la política se interpusieron en el camino.

Contenido relacionado