Brigada de búsqueda de personas necesita apoyos

30 enero, 2020

Familiares de personas desaparecidas arrancarán este 7 de febrero la Quinta Brigada Nacional de Búsqueda. Casi 300 personas de distintos estados del país llegarán a Veracruz a recuperar a sus ausentes. Y buscan apoyo económico para ello

Texto: Daniela Rea

Foto: Video BNBPD

Este 7 de febrero familiares de personas desaparecidas de todo el país convocadas en la Red de Enlaces Nacionales iniciarán la Quinta Brigada Nacional de Búsqueda en la zona norte de Veracruz. Las movilizaciones ciudadanas que arrancaron en 2016 continúan a pesar de la creación de instituciones cuya tarea es encontrar a los ausentes.

A diferencia de otros años, los familiares que buscan a sus desaparecidos no cuentan con recursos por parte de la Federación, a pesar de que así lo marca la ley. Por lo que solicitan ayuda a la ciudadanía para esta Quinta Brigada.

“El trabajo que vienen haciendo los familiares es importante, porque es experiencia acumulada y compartida, que se esparce en los distintos estados. Es fundamental el cruce de experiencias entendiendo que la lógica del Estado es un paraguas, que aunque hubiera intención y recursos para trabajar, su acción no permea a la realidad, a la necesidad de los familiares. No hay recursos y las instituciones no han podido buscar a los miles de desaparecidos”, explica Juan Carlos Trujillo, integrante de Red de Enlaces Nacionales.

“De nueva cuenta vamos a salir a buscar a los desaparecidos porque la capacidad estatal para la búsqueda no se ha consolidado. En tanto, los familiares de personas desaparecidas tienen ya un conocimiento de búsqueda consolidado, que funciona, que no tiene sentido desactivar en espera de que el Estado genere capacidades cuando ya hay capacidades asentadas en muchísimas personas. Y las familias no pondrán en pausa sus procesos de búsqueda”, dice Amaya Ordorika Imaz, integrante de ReverdeSer Colectivo que acompaña a las brigadas.

La brigada será del 7 al 22 de febrero, en los municipios de Poza Rica y Papantla, Veracruz. 

Las brigadas anteriores se llevaron a cabo en Veracruz (dos), Sinaloa y Guerrero. En total en las cuatro brigadas anteriores se recuperaron 10 cuerpos de fosas clandestinas y 4 mil restos óseos; además de otras evidencias como ropa y carteras.

Las brigadas, además de ser espacios de búsqueda concreta de personas desaparecidas en fosas clandestinas, también son: “espacios de conocimiento compartido. Es un momento donde los buscadores de distintos estados se reúnen y esto es un espacio para compartir herramientas de búsqueda”, agregó Amaya.

El trabajo de los familiares en busca de sus desaparecidos ha evolucionado a partir de la experiencia en las brigadas. Por ejemplo, en las tres primeras se enfocaron en la búsqueda de fosas clandestinas; en la cuarta brigada se sumó el eje de trabajo con comunidades, es decir, sensibilización en las comunidades eclesiales y plazas y escuelas públicas. Este eje de búsqueda tenía el objetivo de irrumpir el espacio público con el mensaje de “localizar e identificar a personas desaparecidas” para que la brigada tenga legitimidad social. A partir de esto, la gente sepa que puede acercarse de manera segura a compartir información para la búsqueda.

En esta Quinta Brigada se suman dos elementos más de búsqueda, explica Amaya: la búsqueda en vida y el trabajo forense.

“Se suma la búsqueda en vida, pues fue una propuesta local y por eso se suma, se irá a centros penitenciarios con mucho refuerzo, con iglesias. Además se suma el trabajo forense. Las veces pasadas habíamos asumido el proceso de búsqueda y asumimos que los restos encontrados se los llevaba el Estado, pero como vemos que no se están identificando esos restos encontrados, decidimos esta vez conformar un equipo de antropólogas y antropólogos forenses para tener nuestro propio eje de identificación y hacer presión para que la identificación y entrega de restos se lleve a cabo”.

Para Luz Elba Hernández Gutiérrez, madre de Bryan que fue desaparecido en Poza Rica en abril del año 2016, la Brigada  genera condiciones extraordinarias de seguridad al ir y tener presencia. Esto fortalece a las comunidades locales de búsqueda.

“Cuando las desapariciones comenzaron a darse en esta zona de Veracruz muchas madres sufrimos amenazas, algunas tuvimos que irnos por miedo o porque la autoridad nos lo dijo. No estamos en el lugar donde desaparecieron los nuestros y hacer estas búsquedas nos dan la seguridad y la esperanza para hacer la búsqueda, porque no nos sentimos solas al buscar. Nosotros tenemos esperanza en la Brigada y la Brigada tiene esperanza en nosotros. Vienen grandes maestras de búsqueda en fosas”, dice Luz Elba.

Necesidad de recursos

Para financiar el traslasdo, alimento y hospedaje de las 270 familiares que irán a la Brigada, Red de Enlaces Nacionales arrancó una campaña de recaudación de fondos.

“A diferencia de otros años no hemos tenido el apoyo de la Federación para apoyar con los traslados de las familias, como parte de sus derechos establecidos en la ley para la búsqueda de los desaparecidos. Es por eso que estamos apelando a la ciudadanía a que nos respalden y nos apoyen para solventar la búsqueda”.

Juan Carlos Trujillo

Para donar, se puede hacer en este enlace: Donación Brigada de Búsqueda

El dinero recaudado se utilizará para pagar los traslados, alimentación y hospedaje. También para la adquisición de herramientas para la búsqueda, como varillas, palas, picos, lonas.

Además de la recaudación en línea, las familias han realizado «boteos» en distintas casetas. Han hecho colectas de herramientas y alimento en parques, tanto en la Ciudad de México como en Veracruz.

Contenido relacionado:

Logran familias más hallazgos que las autoridades en caravana de búsqueda

Pedagogía de la búsqueda de personas desaparecidas

Reportera. Autora del libro “Nadie les pidió perdón”; y coautora del libro La Tropa. Por qué mata un soldado”. Dirigió el documental “No sucumbió la eternidad”. Escribe sobre el impacto social de la violencia y los cuidados. Quería ser marinera.

Contenido relacionado