Sureste profundo: escuchar y articular

16 agosto, 2022

La Caravana por el Sureste del México Profundo busca articular las distintas luchas por la tierra y la vida en Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Chiapas, Oaxaca, Veracruz ante los megaproyectos que parecen imparables

Twitter: @Dal_air 

En un círculo en el parque Santa Ana de Mérida, Yucatán, habitantes de Playa del Carmen narraron en una bocina cómo se interpusieron ante las máquinas de construcción, entre el megaproyecto Tren Maya y la Selva. 

Fue en el primer acto público de la Caravana por el Sureste del México Profundo, que inició el 14 de agosto de 2022 y recorre Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Chiapas, Oaxaca, Veracruz en ese orden. 

La convocatoria ha logrado que las expresiones de inconformidad afloren ante este tren, el Corredor Interoceánico, el turismo voraz, la construcción de eólicas, plantas fotovoltáicas, las granjas de puercos, la urbanización inmobiliaria, la fragilidad del ecosistema hídrico, la contaminación del agua, la sobreexplotación del petróleo, la deforestación, la industrialización con “polos de desarrollo para el bienestar”, el uso de agroquímicos, los monocultivos de maíz, soya, palma africana, el incremento de la violencia y el crimen organizado, la militarización. 

Para toda la región del sureste, denuncian que hay un proyecto de interconexión industrial, comercial, de turismo, de carga, basado en la lógica del petróleo, gas, internacional, relacionado con el Plan Puebla Panamá o Proyecto Mesoamerica, incluso con los planes porfiristas, en cuya dictadura se construyó el tren transístmico.  

“Una bola de personas que viven en Playa del Carmen llegaron y dijeron que se pusieron contra las máquinas. Ahorita hay gente en Playa del Carmen que se está poniendo entre la selva y las máquinas a detener la devastación. Así como pasó en la comunidad zapoteca de Puente Madera. Entonces ya se está llegando a un extremo en donde uno tiene que poner el cuerpo literalmente para evitar la depredación total y la destrucción pues de la selva”, cuenta Mario Quintero quien se encuentra en el recorrido.

Mario es integrante de la Asamblea de Pueblos del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIDTT), organización comunitaria de base con integrantes zapotecas, ikoots, zoques y mixes de la región del Istmo de Oaxaca que convoca la caravana.

Delegadas de la APIDTT viajaron a Europa en 2021, a raíz de la invitación del EZLN al Congreso Nacional Indígena (del cual forman parte) a la Travesía Zapatista. Allá se conocieron, así logró formarse un tejido con el cual se unieron. en acuerdo, la Asamblea del istmo decidió en una reunión en Puente Madera hacer una caravana para informar y vincularse ante las amenazas. La organización YaBasta! Edibese del noreste de Italia decidió acompañarla y documentarla.

Mario Quintero asegura este es un primer paso para articularse tanto a nivel regional como internacional. “Nos toca pensar, como han dicho los zapatistas, en nuestras formas y modos de generar nuestras propias resistencias, rebeldías y autonomía”, asegura en entrevista. 

Describe que en estos diálogos para articularse en el sureste, los aprendizajes y modos de luchas están en el centro: 

“Hemos hablado de retomar el uso y la fuerza de la medicina comunitaria, natural, tradicional, ancestral. Repensarnos en la vida en tanto qué comemos y la soberanía alimentaria. Recuperar las asambleas comunitarias, de pueblos, para reconstituir las autoridades comunitarias y agrarias que requerimos para poder ejercer nuestra defensa. 

“Construir una red de información para responder ante los agravios, una red de alternativas nos permita construir las instancias autónomas y comunitarias y responder y construir ese otro mundo no que tanto soñamos porque nos queda claro que el Estado mexicano va a seguir construyendo represión y con imposición de estos proyectos”.

Asegura que se han inspirado en caravanas previas y recientes como la que hizo Pueblos Unidos por los problemas con el agua, además de la urgencia por mapear las rabias, hermanar las luchas ante el avance que parece imparable de los megaproyectos impulsados por el actual gobierno autonombrado 4T: 

“Veníamos de la desarticulación total del sureste y por las cuales están pasando muchas comunidades, colectivos, organizaciones. Pero personas y pueblos están dando muchas batallas, de muchas formas diferentes en contra de los megaproyectos. Hacían falta escuchar y articular en la región. Servir de espacio de articulación para todas estas voces”, cuenta Mario.

Es fundamental construir una red que pueda enfrentar los megaproyectos, dice.

La segunda parada de la caravana fue en Noj Kaj Santa Cruz Xbáalam Naj K’ampokolché coloquialmente conocido como Felipe Carrillo Puerto, en Quintana Roo. 

Fue un encuentro donde llegaron a acuerdos y sumaron fortaleza, expresan integrantes mayas del Centro Comunitario U kúuchil k Ch’i’ibalo’on, quienes recibieron la caravana.

En entrevista, Palmiro Dean los acompañantes de la brigada italiana de YaBasta! Edibese mostraron su preocupación ante los megaproyectos y las reiteraciones de patrones de corte capitalista que ven en la imposición y ejecución como lo vieron en Venecia y en la región noreste de su país.

“Nosotros tenemos el ejemplo de Venecia, tiene una laguna en un ambiente frágil. En los últimos 50 años, el agua de la laguna se utiliza para enfriar las maquinarias de una petroquímica. La situación socioeconómica de los trabajadores, de los obreros, ha cambiado. el turismo masivo cambió completamente el tejido social. Es el falso mito de del primer mundo, que todos viven bien. Toda la desarrollo industrial y turístico que está pasando aquí efectivamente puede cambiar de una manera increíble ese territorio completamente a nivel ambiental a nivel social”, asegura Palmiro Dean uno de los brigadistas.

YaBasta! Edibese es un nodo regional de una red de activistas, sindicalistas, organizaciones y colectivos en toda Italia. Como nodo colectivo, va tejiendo relaciones internacionalistas con las poblaciones y pueblos en resistencia del mundo, como su reciente caravana en mayo a Palestina, con el movimiento de mujeres indígenas por el buen vivir en Patagonia o como en Kurdistán donde adoptaron la palabra Edibese en su nombre, pues significa ya basta en kurdo. 

El brigadista expresa asombro al narrar cómo una mujer en la plaza de Mérida se acercó al mitin y con rabia se quejó de la destrucción ambiental que está causando el Tren Maya. Asegura que lo que ha visto abre grietas:

 “Estamos observando que hay muchos colectivos que se están poniendo en contra de estas obras y solo se trata de hacer un trabajo local, de de juntar y crear red. Los compañeros lo están haciendo de manera muy interesante. Me impresiona ver cómo no es que hay de todo, organizaciones grandes y estructuradas, pero también puede ser que hay colectivos de muy pocas personas”, dice Palmiro en entrevista.

YaBasta! Edibese planea acompañar a la Asamblea de Pueblos del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio en dos caravanas más, una por el sur global en Europa y otra en el sureste profundo en 2023, para dar seguimiento a lo ahora sembrado.

Botas llenas de Tierra. Tejedora de relatos. Narro sublevaciones, grietas, sanaciones, Pueblos. #CaminamosPreguntando De oficio, periodista. Maestra en Comunicación y cambio social. #Edición #Crónica #Foto #Investigación

Relacionado