Segob promete buscar a los mineros atrapados en Pasta de Conchos

19 febrero, 2019

Después de 13 años, el gobierno mexicano promete buscar los cuerpos de 63 personas atrapadas en una mina propiedad de Grupo México, la compañía minera más poderosa del país

Texto: José Ignacio De Alba

Imágenes: María Fernanda Ruiz

El Estado mexicano se comprometió con familiares de los mineros a armar un plan de rescate para sacar de la mina Pasta de Conchos, en Coahuila, los cuerpos de los 63 trabajadores que quedaron atrapados en una propiedad del multimillonario Germán Larrea.

Familiares de los mineros llevan 13 años luchando para que el gobierno mexicano rescate y explique qué fue lo que pasó la madrugada del 19 de febrero del 2006, cuando murieron 65 trabajadores de la compañía Grupo México.

Hasta la fecha sólo dos trabajadores han sido rescatados sin vida, otros 63 quedaron sepultados bajo tierra. Para Cristina Auerbach, quien encabeza la organización Familia Pasta de Conchos, los restos de los mineros reposan junto a las pruebas que podrían apuntalar a Grupo México como el principal responsable de la tragedia. “Al dejar sepultados a los trabajadores, dejabas también sepultada a la verdad”, asegura Auerbach en entrevista.

La explicación oficial sobre lo sucedido en el municipio de Nueva Rosita no ha cambiado: una explosión por acumulación de gas provocó un derrumbe y dejó sepultados a los 65 mineros.

Pero la Organización Familia Pasta de Conchos, integrada por familiares de los mineros, ha realizado investigaciones paralelas donde aseguran que la acumulación de gas y el derrumbe se debieron a que la empresa no cumplía con los lineamientos establecidos por la ley.

Para la abogada Stephanie Erin Brewer que acompaña a las familias de los mineros “el caso permanece en la impunidad”, explica que el gobierno federal declinó investigar porque “no podían entrar a la mina y porque necesitaban un peritaje para establecer los hechos y establecer las responsabilidad”.

El gobierno mexicano acabó con la búsqueda cinco días después de la tragedia, alegó que se ponía en riesgo la integridad de los rescatistas. Entre los argumentos las autoridades dijeron que los mineros atrapados podrían estar enfermos de VIH, salmonela y hepatitis.

Las investigaciones sobre lo sucedido nunca avanzaron a tal punto que los familiares de los mineros prefirieron llevar su demanda a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, donde el caso fue aceptado el año pasado.

19 de febrero de 2018. Conmemoración de 12 años del derrumbe en Pasta de Conchos.

-¿Hasta qué punto es la confianza con este gobierno?-se le pregunta a Auerbach.

-Digamos que les resulta políticamente muy conveniente, es un caso que no resolvieron los demás partidos (PRI y PAN), es un caso en el que no están involucrados ellos; es decir, si ellos nos empiezan a hacer lo que nos hacían los demás partidos, les cae la sentencia a ellos. O sea, el caso está puesto en bandeja de plata.

Este lunes, 15 familiares de los mineros tuvieron una mesa de trabajo con Alejandro Encinas, subsecretario de Gobernación. En la reunión Encinas aseguró que hará un llamado a las secretarías de Economía, Relaciones Exteriores y del Trabajo para que participen, junto con los familiares, en la planeación de las búsquedas.

Después del encuentro, Encinas aseguró “cuentan con todo mi apoyo, personal e institucional […] para encontrar un mecanismo que permita gestionar la reparación del daño”.

Las familias han pedido a la Secretaría de Economía que se cancele el permiso de explotación minera a Grupo México. Entre sus preocupaciones está que la compañía aún es propietaria de la mina.

“Tenemos que evitar que la vigencia de la concesión sea un obstáculo para la búsqueda”, aseguró Erin Brewer.

La Organización Familia Pasta de Conchos pidió al gobierno que Grupo México no participe en la búsqueda “porque hay un claro conflicto de interés”.


Ocho años después de la tragedia de Pasta de Conchos, Grupo México protagonizó el peor desastre ambiental de la historia del país cuando derramó 40 millones de litros de residuos químicos sobre varios ríos en el estado de Sonora. Germán Larrea sigue siendo uno de los hombres más ricos del mundo.

Consulta nuestra cobertura:

¿Nueva esperanza para las familias de Pasta de Conchos?

Pasta de Conchos: 12 años de impunidad de Grupo México

El banquete minero, Larrea El Sucio

Resistencias: Cloete, la defensa de la casa


“Este trabajo forma parte del proyecto Pie de Página, realizado por la Red de Periodistas de a Pie. Conoce más del proyecto aquí: https://piedepagina.mx«.

Fue educado en escuelas católicas hasta que se volvió ateo. Es huraño y trotamundos. Estudió periodismo y nunca se graduó. Suele tener más fe en las viejas narrativas que en las nuevas. Le gusta escribir historias.

Foránea siempre, lo suyo es lo audiovisual y el periodismo es la vía por donde conoce y cuestiona al mundo.

Relacionado