Leyendo:
¿Nueva esperanza para familias en el caso Pasta de Conchos?

Textos: José Ignacio De Alba

Imágenes: María Fernanda Ruiz

Tras 13 años de la tragedia en Pasta de Conchos, Andrés Manuel López Obrador anuncia que “abre la puerta a eventual reanudación de labores de búsqueda”. Sin embargo, aún falta materializarlo

“Estamos dispuestos, incluso, a plantearlo a la empresa para que profesionalmente, técnicamente, científicamente, se analice la posibilidad para la reconciliación”, dijo el presidente López Obrador en la conferencia matutina en referencia al rescate de los cuerpos de los 63 mineros atrapados en una propiedad de Grupo México.

Apenas este lunes, familiares de los 63 mineros atrapados en Pasta de Conchos se reunieron con el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, a quien pidieron que la empresa no participe en la búsqueda, “porque hay un claro conflicto de interés”.

Los familiares que conforman la organización Familia Pasta de Conchos pidieron que se abra una investigación sobre lo que ocurrió en la mina el 19 de febrero de 2006, cuando fue la tragedia en Nueva Rosita, Coahuila.

Este martes, frente a la Bolsa Mexicana de Valores, en la Ciudad de México, familiares de los 63 mineros e integrantes de Familia Pasta de Conchos instalaron un nuevo memorial. En una jaula de unos dos metros colocaron 63 cascos enterrados en carbón. El padre jesuita Pedro Reyes Linares dijo: “es para que no se nos olvide que cada casco tiene el nombre de un minero que sigue sepultado en Pasta de conchos”.

Luego aseguró: “Pasta de Conchos no fue un accidente, fue una tragedia que se pudo evitar”.

Persiste peligro por minas

Al evento asistió María del Refugio Olivares, esposa de uno de los 63 mineros que siguen sepultados en Pasta de Conchos. En la instalación del segundo memorial dedicado a las víctimas frente a la Bolsa Mexicana de Valores, colocó un casco con el nombre de su esposo (Juan Manuel Rosales) para que formara parte del monumento. La mujer viajó desde su municipio en Sabinas, Coahuila, con su nieto.

Trece años después, Olivares está preocupada no sólo por recuperar el cuerpo de su esposo, ahora está angustiada porque una mina de carbón podría dañar su patrimonio; el dueño de esa concesión (Cloete Sur) es el senador de Morena Armando Guadiana.

La mina, explica Olivares, comenzó a operar en octubre del año pasado. Ella se enteró cuando vio las luces de la maquinaria extrayendo carbón del lugar.

En entrevista, miembros de la Organización Familia Pasta de Conchos señalaron al senador Guadiana como uno de los responsables del tajo; el legislador es socio de Grupo Minsa, que entre otras cosas se dedica a la minería en la región. Y en el Senado preside la Comisión de Energía y es integrante, entre otras, de la Comisión de Minería y Desarrollo Regional.

Pie de Página pidió conocer la versión del legislador Guadiana a través de su área de comunicación, pero hasta la publicación de esta nota, no se obtuvo una respuesta positiva.

La mina que opera en una concesión de Armando Guadiana estaría violando la Manifestación de Impacto Ambiental, Microregión 2 que establece: “no se permitirán obras mineras dentro de los predios de la zona urbana comprendidos a una distancia de 350 mts de la última casa habitación de las poblaciones del municipio de Sabinas, Coahuila”.


Osvaldo Solís participó en los cinco días que duraron los rescates de mineros en Pasta de Conchos, antes de que el gobierno mexicano y la minera ordenaran la suspensión de búsqueda. Trece años después, aún acompaña a las familias. El hombre dice que estaría dispuesto en participar en las búsquedas por los cuerpos de los trabajadores.

-¿Cómo ves iniciar una búsqueda ahora? -se le pregunta.

-Es difícil, pero sí se puede, por ejemplo, la mina debe de estar inundada. Hace 13 años que pasaron. Hubiera sido más fácil empezar esto antes.

-¿Por qué crees que se pararon las búsquedas en Pasta de Conchos?

-Pues dicen que fue algo político más que algo técnico.

-¿Por qué sigues acompañando a las familias?, se le pregunta

-Es triste ver a compañeros que se quedaron, porque son padres, son hijos. A mí no me gustaría que mi papá o mi hermano se quedaran en un lugar así.

 Consulta nuestra cobertura: 

Pasta de Conchos: 12 años de impunidad para Grupo México

Carbón o vida en Coahuila


Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente.

“Este trabajo forma parte del proyecto Pie de Página, realizado por la Red de Periodistas de a Pie. Conoce más del proyecto aquí: https://piedepagina.mx”.

Fue educado en escuelas católicas hasta que se volvió ateo. Es huraño y trotamundos. Estudió periodismo y nunca se graduó. Suele tener más fe en las viejas narrativas que en las nuevas. Le gusta escribir historias.

Escribe las palabras a buscar.