Nahuatzen: en la lucha por su autonomía y libertad

25 marzo, 2020

A pesar de que en el año 2017 autoridades electorales reconocieron la autonomía Nahuatzen, en Michoacán, la comunidad aún pelea por lograr su libre determinación, pues enfrenta bloqueo presupuestal y ataques de autoridades estatales, municipales

Texto y fotografías: Mario Marlo / Zona Docs

“Ronda Comunitaria”, se lee escrito con aerosol en la puerta de la camioneta que circula por los bosques de la comunidad de Nahuatzen, Michoacán, una de las zonas más amenazadas por talamontes que atentan contra los bosques de la comunidad purépecha.

La camioneta es conducida por un integrante de la Ronda de seguridad y dos guardabosques.

“Ya se están acabando (al bosque), ya sobra cualquier cosita, ya pa’ arriba ya está acabado”, dice Arnulfo Espino, encargado del Vivero de Nahuatzen y quien desde hace tres años, con muy pocos recursos y junto a sus compañeros, intenta encontrar estrategias para reforestar su bosques.

En el vivero de Nahuatzen, ubicada en la meseta purépecha de Michoacán, existen alrededor de 30 mil árboles de pino que se encuentran listos para trasplantar. Arnulfo cuenta que lo que ahora les hace falta es recursos  económicos, asesoramiento para que los árboles crezcan y que se le dé continuidad al proyecto.

Nahuatzén vivió muchos años entre robos, asesinatos, secuestro, narcotráfico y la destrucción de sus bosques.  Ante el nulo actuar de las autoridades municipales, estatales y federales e inspirados en la lucha de Cherán K´eri, la comunidad se organizó para sacar a los partidos políticos y el crimen organizado de sus territorios. Era el año 2015.

En el año 2017 logró su autonomía política. El Tribunal Electoral de Michoacán reconoció al Concejo de Gobierno de Nahuatzén para que pudiera hacer uso legal de sus propios recursos. Pero la lucha no se ha ganado.

La agresión estatal

Lograr su autonomía no ha sido fácil ya que grupos afines a los gobiernos municipal y estatal, además del crimen organizado, han intentado mantener la estructura de partidos políticos y así impedir que el recurso económico llegue al Concejo. 

El reconocimiento a la autonomía política de Nahuatzén molestó al gobierno estatal de Silvano Aureoles quien ha acosado a la comunidad. Como aquella vez, en 2015, que declaró a la prensa: “Ni sueñen con que Nahuatzén se pueda convertir en otro Cherán”. 

O en 2017 cuando en una entrevista para Noticieros Televisa declaró: “Los amigos de Cherán han andado muy crecidos porque se convirtieron en la noticia nacional, se volvió un tema muy mediático. Muy bien, pero hay que regresar a la tierra, aquí hay reglas y hay mecanismos y la autonomía es relativa, medio ha funcionado, pero ha funcionado porque hemos acompañado el esfuerzo del concejo supremo de Cherán”.

Según la Red Solidaria de Derechos Humanos, organización que ha acompañado la lucha de la comunidad de Nahuatzén, desde el año de 2018, las agresiones por parte del municipio y del gobierno estatal contra los integrantes del Concejo Comunitario se han intensificado con el fin de desarticular la lucha por la autonomía de la comunidad.

Actualmente, el gobierno estatal de Silvano Aureoles mantiene presos al comunero, José Gerardo Talavera Pineda, y a los Concejales, José Luis Jiménez Meza y José Antonio Arreola Jiménez. Los acusan de un supuesto robo y sabotaje.

La organización Serapaz denuncia que las detenciones -a cargo de la policía de investigación- se realizaron con violencia, especialmente la del concejal José Antonio Arreola. La policía lo detuvo en su casa, lo encañonó y amenazó a sus hijos pequeños. A los detenidos los golpearon desde los primeros días.

Una lucha por la autonomía

Desde el pasado febrero del 2019 el ayuntamiento suspendió la entrega del presupuesto econímico que le corresponde a la comunidad de Nahuatzen, lo que ha impedido que el Concejo de Gobierno trabaje en la reforestación de sus bosques, en la seguridad de su comunidad, en la restauración de escuelas y en la construcción de obra pública.

Para el Concejo de Gobierno el Ayuntamiento se resiste a entregar el presupuesto que les corresponde proporcionalmente -de acuerdo con el número de habitantes que integran las comunidad de Nahuatzén, Comachuén, Sevina y Arantepakua-, ya que de hacerlo el municipio sólo administraría el 20 por ciento del total del presupuesto.

“Se le acabaría el negocio a la alcaldesa”, explica un concejal de Nahuatzén.

A pesar de que existe una sentencia emitida por el Tribunal Electoral del Estado de Michoacán, donde se ordena la transferencia del presupuesto directo a la comunidad de Nahuatzén, el ayuntamiento de encabezado por Mayra Lucila Morales, se ha negado a acatar la disposición del Tribunal, con el argumento de que las comunidades no estaban transparentando el uso del dinero, situación que no es de competencia del ayuntamiento.

Actualmente el Concejo de Gobierno sigue en funciones gracias a las aportaciones de los pobladores, aunque no es fácil: de las 120 personas que integraban la Ronda Comunitaria, actualmente sólo laboran 20. 

A pesar de todas estas vicisitudes, los pobladores e integrantes del Concejo de Gobierno siguen organizados e impulsando la autonomía de su comunidad.

Este trabajo fue publicado originalmente en ZONA DOCS que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar la publicación original.

Relacionado