Migrantes habrían sobrevivido a la masacre de Camargo

29 enero, 2021

Foto: Especial.

Según el alcalde de Comitancillo, Guatemala, un grupo de migrantes de ese país habría sobrevivido a la masacre y cruzó a suelo estadounidense. Este sábado, la Fiscalía estatal informó que fueron identificados entre las víctimas dos guatemaltecos y dos mexicanos

Texto: Carlos Manuel Juárez / El Mañana de Reynosa (con información de Samantha Anaya / ZonaDocs)

Foto: Especial

Actualización sábado 30 de enero de 2021

TAMAULIPAS.- El hallazgo de 19 cuerpos calcinados en Camargo, el pasado fin de semana, dio un giro al conocerse la versión de que habría testigos del crimen.

De acuerdo con el alcalde de Comitancillo, Guatemala, Héctor López, un grupo de migrantes de ese país habría sobrevivido a la masacre y cruzó a suelo estadounidense.

En entrevista, López señaló que el 12 de enero un grupo de unos 30 migrantes salieron de Guatemala a México, llegaron a Nuevo León y el 22 de enero cruzarían a Estados Unidos en 3 camionetas, sin embargo una camioneta se descompuso y se quedó en el camino de terracería de Camargo. 

Las otras dos camionetas avanzaron y los migrantes testigos escucharon  balazos, ellos lograron cruzar a Texas. 

Según el relato del alcalde el sábado 23 el “coyote” avisó a las familias de las víctimas lo sucedido. Al cierre de edición se desconoce dónde se encuentra él y el resto de migrantes que habrían cruzado.

A partir de que se supo del crimen el diputado guatemalteco Mario Ernesto Gálvez informó que 18 de los 19 cuerpos corresponden a migrantes guatemaltecos y familiares de Comitancillo y San Marcos, comunidades indígenas mam en Guatemala, exigieron que se hicieran pruebas de ADN para confirmar su identidad y, de ser positivo, se pudieran entregar los cuerpos. 

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala informó estar en coordinación con las autoridades mexicanas para la identificación forense de las víctimas de esta masacre, la quinta ocurrida en territorio mexicano en un período de 10 años.

Condenan impunidad en crímenes contra migrantes 

El pasado viernes 22 de enero policía estatal de Tamaulipas encontró la camioneta con los 19 cuerpos calcinados en su interior, en el poblado Santa Anita, ubicado a 69 kilómetros de la frontera con Estados Unidos.

Los cuerpos presentaban disparos con arma de fuego, pero en el lugar no se encontraron casquillos.

Los cuerpos permanecen en el Semefo de Reynosa, en espera de hacer pruebas genéticas. En Guatemala, el gobierno de ese país tomó muestras de ADN a las familias que se enviarán a México para hacer el cruce genético, un procedimiento que puede llevar varias semanas.  

Organizaciones de derechos humanos denunciaron la nula protección de la población migrante en México, los riesgos y la vulnerabilidad extrema en la que se encuentran frente a la crisis de violencia, desapariciones y ejecuciones que impera en el país, y particularmente en estados fronterizos como Tamaulipas, donde grupos criminales ejercen el control territorial ya que son rutas de tráfico de personas que les reportan múltiples ganancias.

Las organizaciones firmantes son Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho, el Instituto para las Mujeres en la Migración,  Scalabrianas Misión con Migrantes y Refugiados, Albergue Casa Nicolás, Casa Monarca, Ayuda Humanitaria al Migrante y Dimensión Episcopal de Pastoral de Movilidad Humana, entre otras.

Las ONG hicieron un llamado al presidente, Andrés Manuel López Obrador, y al canciller, Marcelo Ebrard Casaubón, para que reconozcan los riesgos y los delitos de los que son víctimas las mujeres, niñas, niños y hombres migrantes en su tránsito por México, y adopten medidas suficientes para prevenir ataques de particulares y autoridades en contra de este grupo de la población.

La investigación del crimen está en la Fiscalía de Tamaulipas, sin embargo las ONG exigieron la intervención de la Fiscalía General de la República (FGR) con perspectiva de macrocriminalidad, pues no deben investigarse de manera aislada las masacres y las desapariciones.

Antes del hallazgo de 19 cuerpos en Camargo, sucedió el asesinato de 72 migrantes en agosto del 2010, las fosas clandestinas de San Fernando de 2011, la masacre de Cadereyta de 2012, la masacre de Guemez de 2014 y la desaparición de personas migrantes que fueron bajados de un autobús en febrero de 2019.

El gobierno federal de México ha insistido, en todas sus comunicaciones, en una migración ordenada, segura y regular, sin embargo, además de los crímenes contra migrantes, la contención migratoria a través de la militarización de las fronteras ha sido la constante. Un acto que persigue y criminaliza la migración y expone a los migrantes a ponerse en manos de traficantes de personas. 

Identifican cuatro cuerpos; dos son guatemaltecos

Dos guatemaltecos y dos mexicanos fueron identificados dentro de las 19 víctimas de la masacre de Camargo, Tamaulips, informó este sábado la Fiscalía General de Justicia.

Sin detallar cómo logró dar con el nombre y apellidos de las cuatro víctimas, la dependencia asegura que 16 cadáveres son hombres, 1 es mujer y en 2 no han podido determinar el sexo.

A una semana de que se dio a conocer la masacre, los elementos de la FGJ en colaboración con autoridades de Nuevo León contabilizaron que la unidad pick up, donde encontraron los cuerpos, recibió 113 impactos de bala.

Portal periodístico independiente, conformado por una red de periodistas nacionales e internacionales expertos en temas sociales y de derechos humanos.

Relacionado