Justicia lenta, a diez meses de la tragedia en Bavispe

5 septiembre, 2020

Adrian y Julian Lebarón en 2019 durante la protesta contra la inseguridad. Ciudad de México. Foto: Duilio Rodríguez

Familiares de las mujeres y niños masacrados en noviembre de 2019 en Sonora, se reunieron con el secretario de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo, y revisaron el expediente del caso. Hay 11 detenidos pero sólo uno procesado

Texto: Reyna Haydee Ramírez Y Arturo Contreras Camero

Foto: Duilio Rodríguez

La madrugada del 4 de noviembre del 2019, un grupo de personas armadas, procedentes de Chihuahua, ingresó a Sonora. Pertrechados en los cerros, tendieron una emboscada. Al menos los 40 hombres dispararon cientos de balas; en hora y media acribillaron a tres madres de familia y seis niños de las familias Langford y LeBarón. Otros siete quedaron heridos y una niña resultó ilesa.

A diez meses de la tragedia ocurrida en la sierra del municipio de Bavispe en Sonora, la carpeta de investigación indica que hay un detenido y procesado por homicidio doloso; también hay ocho órdenes de aprehensión ya giradas. Pero avanzan lentos en arrestar a decenas de autores materiales e intelectuales que participaron directamente, varios ya identificados.

La principal línea de investigación apunta a que fue una confusión. Que unos 40 hombres dispararon cientos de balas contra tres vehículos donde viajaban Dawna, Christina, Rhonita y sus hijos, 14 en total, por error.

Adrián LeBarón, padre de Rhonita –quien junto a sus cuatro hijos murió en el primer ataque de la lluvia de balas–, explica que esto es lo que les informaron la Subsecretaría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) y el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, con quienes quienes se reunieron esta semana en la Ciudad de México.

Familiares de las víctimas, decidieron acudir a ver el expediente en la Subsecretaría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), luego de que el lunes 24 de agosto, en su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que estaban detenidos la mayoría de los responsables de la masacre.

Se avanza mucho en Sonora, se está avanzando, ya tenemos prácticamente terminada toda la investigación y están detenidos la mayoría de los responsables de la matanza de la familia LeBarón, de las mujeres, de las niñas, de los niños”.

dijo el presidente

En entrevista con Pie de Página, Adrián LeBarón cuenta que, al escuchar eso, decidieron acudir a la Seido, pues según los datos que ellos tenían era que sólo había un detenido. Ese mismo día pidió en un tuit al presidente compartirles la información que ellos no tenían.

“Tuve que ir a la Seido, una cosa llevó a la otra, y yo me presenté bastante inconforme”, expuso.

Cien involucrados, once detenidos

Hay 100 involucrados en el enfrentamiento entre los dos grupos delictivos, de ellos 40 habrían participado directamente en la masacre. Hay 11 detenidos y se le imputa el delito de delincuencia organizada, entre otros, pero sólo uno está procesado por homicidio doloso.

 Y hay 8 o 9 órdenes de aprehensión; el último arresto que hicieron es una persona que arrestaron por homicidio doloso. Esa persona luego luego se fue a proceso, lo vincularon a proceso por el asesinato de mi hija”.

Según el expediente, explicó, un día antes, el 3 de noviembre, un grupo de 100 personas se reunió en Chihuahua y en las primeras horas del 4, unas 70 entraron a Sonora, directamente al municipio fronterizo de Agua Prieta.

Los hombres armados ingresaron en caravanas de vehículos y circularon por varios puntos de la ciudad, en busca del grupo rival, enfrentándose con armas de grueso calibre y granadas por varias horas, quemaron casas, vehículos  y el saldo oficial fue de al menos dos personas asesinadas.

“A las 3:15 horas del 4 de noviembre en Agua Prieta, entre miembros de la línea, una organización delictiva con presencia en Chihuahua, y Los Salazar, con presencia en Sonora, tuvieron un enfrentamiento”, explicó la Sedena, en la conferencia matutina del 5 de noviembre.

La emboscada fallida

Adrián LeBarón aclara que el grupo de 40 presuntos sicarios ingresó a pie desde Chihuahua, para pasar desapercibido. A unos 15 kilómetros de la comunidad mormona de La Mora, se pertrecharon en los cerros; su tarea era proteger la retirada de sus aliados y emboscar al grupo rival de Sonora que intentara avanzar hacia Chihuahua.

“Los hombres  (de Chihuahua) no pudieron devolverse por la brecha que habían dicho, y fue cuando empezaron a pasar vehículos de los otros tipos y es donde empezó la balacera y es donde, mataron a mi hija”, relató.

El primer ataque ocurrió a las 9:40 de la mañana, a la camioneta Tahoe donde viajaba Rhonita Miller y sus cuatro hijos, Howard, de 12 años; Krystal, de 10; y los gemelos Titus y Tiana, de 8 meses. Los cinco murieron entre las balas y el fuego del vehículo. La familia se había adelantado a los otros dos vehículos, con quienes viajaría en caravana a Phoenix, Arizona.

A las 11 ocurrió el segundo ataque, esta vez contra dos vehículos, en uno viajaban Dawna  Langdford y sus ocho hijos, y en el otro, tras de ella, Christina Langdford, de 29, y su bebé. Aquí sobrevivieron ocho niños, entre ellos el bebé de Christina y siete de Dawna.

Según la investigación, en este ataque, es cuando los presuntos pistoleros se dieron cuenta del error, cuando las mujeres salieron de sus vehículos tratando de parar el fuego y proteger a sus hijos.

Al acercarse, uno de los niños escuchó cuando alguno de los sicarios expresaron que se equivocaron y les dijo que se fueran.

Devin, de 13 años, hijo de Dawna, bajó a sus hermanos heridos de la camioneta, dos de ellos de gravedad, empezaron a caminar rumbo al rancho La Mora, pero al ver que no podrían avanzar, los resguardó entre arbustos y decidió caminar él solo los 15 kilómetros, mientras escuchaba la balacera entre los dos grupos delictivos.

Devin llegó a La Mora alrededor de las 5 de la tarde. Desde la 1, las familias LeBarón en Chihuahua empezaron a tener rumores de que algo había pasado y enviaron mensajes por redes. Pero ninguna autoridad policiaca ni militar llegó al lugar antes de las 6 de la tarde, argumentando que no tenían gasolina, según dijeron a las familias de las víctimas. La policía estatal llegó pasadas las 8 de la noche.

Pasaron diez horas después de la masacre para que los niños sobrevivientes fueran rescatados. Y que militares y policías ingresaran a la zona.

El helicóptero de la gobernadora

Contrario a las diez horas que tardó la autoridad policiaca estatal y municipal en llegar a atender la masacre en Bavispe, la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano, llegó a los funerales en menos de dos horas en un helicóptero oficial.

“Ahorita sí llegaste tú en helicóptero y porque el día que estaban matando a mí hija, te pedimos que mandaras helicóptero y no los mandaste”, reclamó Adrián LeBarón a la gobernadora.

Adrian Lebarón 2019. Foto: Duilio Rodríguez

“(La gobernadora) dijo que no tenía helicópteros en Sonora, que hay uno y que en ese momento estaba muy al sur, y que tardó mucho en llegar y que luego no tenía luces, para poder viajar de noche. Nos contó una historia”, recuerda Adrián.

Pero la masacre ocurrió entre las 9:40 y las 11 de la mañana. Los primeros en llegar fueron militares que se desplazaron desde Agua Prieta. Ninguna autoridad quería ingresar a la región, ni los que llegaron por Chihuahua, ni los de Sonora. Al grado que los LeBarón tuvieron que ingresar solos a buscar a los niños y recoger los cuerpos, sin esperar al Ministerio Público.

Por esta omisión y otras, las familias LeBarón y Langdford, planean interponer una denuncia por la vía legal para que las autoridades de los tres niveles de gobierno paguen su negligencia y principalmente que hechos como este no vuelvan a ocurrir.

La tragedia los desplazó

Las 30 familias, con alrededor de 500 miembros, de la comunidad mormona que radicaba en La Mora, se fueron a Estados Unidos. Una de las razones: Que la región sigue tomada por los grupos delictivos.

“Después de esta masacre hubo un gran desplazamiento, y no sé cómo podemos hacer para que esos caminos sean libres, para volver a transitarse. Siguen tomados esos caminos, el área de Bavispe, donde asesinaron a mi hija”.

Adrián LeBarón

Las autoridades estatales, dice, mantienen esa región de Bavispe en total abandono, incluso para ellos es más fácil viajar a Chihuahua que ir a Hermosillo, la capital sonorense, y cruzar por esas brechas tomadas por los grupos delictivos.

“Ya todos los municipios de esa zona están en control del crimen organizado, nosotros nos hacemos guajes, pero ya nos mataron a nueve miembros de nuestras comunidades y en el 2009  otros dos”, lamenta.

La comunidad mormona tiene doble nacionalidad y vive entre México y Estados Unidos. Adrián LeBarón explica que son alrededor de 10 mil miembros, y como los migrantes, trabajan en Estados Unidos y vienen a vivir e invertir en México.

Los seis menores que resultaron heridos radican en Estados Unidos, dos de ellos requirieron diversas operaciones, sobre todo uno de los pequeños que recibió impactos de bala en la cara.

“Unos traen prótesis en las mandíbulas, y ahí la llevan, ya son familia, pero no vuelven, ya están allá huérfanos, sin familia, pero no vuelven, el miedo hasta allá los persiguió, son la familia Langford».

Amenazados por la policía. 

Los integrantes de la familia LeBarón que se quedaron enfrentan extorsiones por parte de la policía municipal de Galeana. 

Esto fue informado por Adrián y Julián LeBarón al secretario de Seguridad y Protección Ciudadana Federal, Alfonso Durazo. 

«En la reunión le comentamos de las amenazas y los problemas que hemos tenido con los policías. Allá se unión la ciudadanía para correr a todos los municipales de Galeana. Ellos han amenazado a otras personas, les dijeron a sus propias víctimas de extorsión que se los iban a chingar, así, con esas palabras. Uno se fue a Estados Unidos porque tenía miedo por su mamá», cuenta Julián Lebarón. 

«Hace tres semanas de organizaron para sacar a la policía. Muchos ciudadanos llegaron  y los acusaron de frente por torturar gente. Ya ellos que van a poder decir, si los están acusando de frente. Esos policías ya no pueden estar jamás armados en el municipio y si se suben a una patrulla, será la que les.lleve presos». 

Actualmente en el municipio de Galeana la seguridad está a cargo de la policía del estado de Chihuahua.

«El secretario Durazo se comprometió a ayudarnos a volver a establecer el orden municipal de una manera que esté conforme la población», dice Julián.

Viajará presidente a Bavispe

Esta misma semana, el presidente López Obrador, anunció que irá a Bavispe a entrevistarse con la familia LeBarón.

“No tengo exacto el día, creo que es en este mes que voy a ir a Bavispe, se está cumpliendo con los compromisos que hicimos”, informó el Presidente.

Mientras tanto, Adrián LeBarón está molesto con las autoridades porque la investigación avanza lento.

“Yo busco justicia y para mi ¿Sabes qué es justicia? Una: Que metan a la cárcel a los asesinos, pero también la reparación de daños, qué vamos a hacer para que esto no se repita, para garantizar la no repetición de esta masacre”.

Periodista en constante búsqueda de la mejor manera de contar cada historia y así dar un servicio a la ciudadanía. Analizo bases de datos y hago gráficas; narro vivencias que dan sentido a nuestra realidad.

Fotógrafo, editor, interesado en arte, cine, arquitectura, literatura, la escalada en roca y de los deportes en general, menos el futbol. duiliorodriguez.com

Relacionado