La pelea por un sombrero, posible detonante del asesinato de tres estudiantes y un conductor en Puebla: FGE

26 febrero, 2020

Tres estudiantes de medicina y un conductor de Uber fueron asesinados en Puebla después de ir a un carnaval. La Fiscalía investiga si la pelea por un sombrero en horas previas pudo detonar las agresiones

Texto: Axel Espinosa / @ladobemx

Fotos: Marlene Martínez 

PUEBLA, PUEBLA.- La disputa por un sombrero azul podría haber sido el detonante del homicidio de los tres estudiantes de medicina y el conductor de un Uber, la noche del domingo 23 de febrero en el municipio de Huejotzingo, a 29 kilómetros de la capital del estado.

El lunes, los cuerpos de los tres estudiantes y un conductor de Uber fueron hallados con impactos de bala en un predio de Santa Ana Xalmimilulco, Huejotzingo. 

Los estudiantes fueron identificados como Ximena Quijano Hernández, de 25 años; José Antonio Parada Cerpa de 22 años; Francisco Javier Tirado Márquez  de 22 años; además de José Emmanuel Vital de 28 años, conductor de Uber.

De acuerdo con información dada a conocer este miércoles por la Fiscalía General del Estado (FGE), gracias a una cámara de seguridad instalada en un domicilio particular confirmaron que los estudiantes abordaron el Uber Beat color plata, que conducía José Emmanuel Vital a las 22:15 horas del domingo, luego de haber pasado el día en el carnaval de Huejotzingo.

La Fiscalía ubicó una casa, con fachada roja, en Santa Ana Xalmimilulco, junta auxiliar de Huejotzingo. La vivienda fue cateada y se encontró el auto Uber, en cuyo interior estaba la credencial de elector de Emmanuel, además de otras pertenencias de las víctimas. 

Entre los objetos asegurados, la Fiscalía también encontró una mochila negra que portaba una de las víctimas al abordar el vehículo Uber, así como el sombrero azul y las gafas para sol que Ximena usó durante su estancia en el carnaval de Huejotzingo.

El fiscal explicó que “durante la estancia de los jóvenes estudiantes en el carnaval de Huejotzingo una mujer despojó de su sombrero a Ximena y ella lo compartió con su familia. Y, desde luego, se encuentra plenamente acreditado que hubo una discusión y recuperó su sombrero”.   

“No quiero prejuzgar en este momento –continuó el fiscal– acerca de esa orientación de nuestra investigación para el móvil, pero sin duda es un elemento que tenemos que incluir, puesto que este sombrero fue encontrado en el domicilio donde estaba la unidad y donde estaba el resto de las pertenencias”.

Agregó que a lo anterior se suma que, según datos del Sistema Médico Forense, fue Ximena quien más lesiones por arma de fuego recibió. “Así que no podemos dejar de considerar lo relativo a esta discusión por el sombrero como un elemento que pudiera haber detonado la agresión hacia los jóvenes”.

En el domicilio cateado, elementos de la Fiscalía encontraron, además, documentos de identidad que alguien trató de quemar.  

También había cartuchos de diversos calibres, equipos de telefonía celular, chalecos antibalas y placas balísticas para chalecos, narcóticos, cinco vehículos y una motocicleta, todos con reporte de robo, que fueron asegurados. 

El mismo lunes 24 de febrero, la Fiscalía detuvo a tres personas cuando salían del  domicilio referido con intenciones de huir a bordo de una camioneta BMW blanca con franjas de colores. Esta tenía orificios por arma de fuego y dentro encontraron cartuchos útiles y casquillos percutidos de calibre 223, del mismo tipo que fueron encontrados en los cuerpos de las víctimas, así como un chaleco balístico, entre otros artículos.

Se trata de Pablo Jesús N., de 46 años; Ángel N., de 23 y Lisset N., de 22 años, quienes serán puestos a disposición del juez de control para definir su situación legal.

Protestas en Ciudad Universitaria

Este miércoles, estudiantes de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y de la Universidad Popular Autónoma de Puebla (UPAEP) anunciaron un paro indefinido de actividades en señal de luto y de protesta. 

En el caso de la BUAP, todas las facultades y las unidades de enseñanza media superior se unieron al paro. Algunos lugares de Ciudad Universitaria (CU) tenían moños negros en señal de luto. 

Los estudiantes bloquearon todas las entradas a CU desde las 7 de la mañana y decidieron realizar una marcha que diera una vuelta completa al complejo. Alrededor de las 9 de la mañana, miles de estudiantes rodearon CU, gritaron consignas y portaron carteles. Al llegar a la intersección sobre el boulevard Carlos Camacho Espíritu con la avenida 14 Sur, los estudiantes se dividieron. Algunos se quedaron en la universidad, custodiando las entradas, continuando el paro. Algunos otros siguieron marchando hasta el Congreso del Estado, donde ya estaban otros contingentes de la BUAP provenientes de las facultades de Medicina, Filosofía y Letras, Psicología y otras.  

La concentración en la facultad de medicina

Estudiantes de medicina y veterinaria de la UPAEP marcharon del campus central de la institución a la Facultad de Medicina de la BUAP. 

Con consignas como “UPAEP y BUAP unidos por la paz”, los estudiantes pasaron lista a sus tres compañeros asesinados.

A la llegada del contingente a las instalaciones de la BUAP en la 13 Sur, ambas movilizaciones estudiantiles charlaron hasta que el contingente de la UPAEP decidió seguir su recorrido hacia el Congreso del Estado y los estudiantes de la BUAP se quedaron en las instalaciones de la facultad –que habían tomado– para organizar una asamblea. 

A la asamblea convocada por los estudiantes del área de la salud de la BUAP llegaron distintas facultades para demostrar su apoyo y también exigir seguridad. Entre ellos la Facultad de Filosofía y Letras, de Psicología y de Música.

Estudiantes UPAEP marchan al Congreso

Estudiantes de Medicina de la UPAEP marcharon nuevamente hasta el Congreso del Estado, donde una comisión fue recibida por los diputados, ante quienes expusieron sus demandas de mayor seguridad y alumbrado alrededor de los centros de estudio. 

Los legisladores se comprometieron a mantener mesas de diálogo y reforzar la vigilancia en las zonas universitarias; mismos compromisos que el gobernador Barbosa anunció ayer a los estudiantes que se manifestaron en Casa Aguayo.

Al mediodía, en la entrada a las instalaciones de la UPAEP, el rector Emilio José Baños Ardavín explicó que se había hecho una asamblea entre las mesas directivas de las facultades y los estudiantes, cuyos acuerdos resultantes se presentarán ante las autoridades próximamente.

Algunos estudiantes de la Facultad de Medicina exigieron que la universidad se involucre más en la seguridad de los estudiantes, ya que ha habido casos de asaltos en los alrededores de la UPAEP.

“Ni una bata menos”, gritan estudiantes universitarios

Desde el martes, alrededor de 7 mil estudiantes unidos de las dos universidades, salieron a las calles a protestar.

Algunos estudiantes llevaban batas manchadas de color rojo con los nombres de las víctimas, otros portaban pancartas con mensajes de angustia como: “Salvamos vidas ¿quién protege las nuestras?», o “Mi familia espera un título universitario, no un cadáver”, y otros más exigían justicia y seguridad.

A su paso por las calles, de tanto en tanto, el enorme contingente se detenía, los estudiantes levantaban los puños para pedir silencio y hacían un pase de lista de sus compañeros. Eran apenas unos segundos, pero el efecto de esa escena poderosa y conmovedora se podía leer en los rostros de la gente; fueron muertes injustas.  

Cuando la manifestación de estudiantes –que de manera inédita fue resguardada por integrantes de la Dirección de Apoyo y Seguridad Universitaria–  llegó a Casa Aguayo pidieron que saliera el gobernador Miguel Barbosa. A cambio, personal del gobierno ofreció que conversaran con el secretario de Gobernación, David Méndez Márquez. Los estudiantes se negaron. 

Finalmente, al cabo de unos minutos, un comité estudiantil entró a dialogar directamente con el gobernador por casi dos horas. Al salir, informó que las negociaciones acordadas fueron: se reforzarán de manera inmediata las estrategias de seguridad en “todas las unidades universitarias” de ambas instituciones con rondines de las 18:00 a las 22:00 horas y de las 5:30 a las 7:30 horas, y se comprometió a entregar avances de las investigaciones sobre los homicidios a más tardar el viernes. Además, el comité y sus rectores seguirán manteniendo reuniones con Barbosa para atender sus necesidades específicas de seguridad.

Este material fue realizado por el equipo de Lado B. La reproducimos con suautorización, como parte de una alianza de medios. Aquí puedes consultar la publicación original.

Portal periodístico independiente, conformado por una red de periodistas nacionales e internacionales expertos en temas sociales y de derechos humanos.

Relacionado