Embarazo adolescente se dispara en AL. Proponen medidas de atención

6 noviembre, 2020

Foto: Galo Cañas/ Cuartoscuro

Los embarazos adolescentes aumentaron en México y América Latina durante la pandemia. La mitad de ellos, probablemente son producto de violencia sexual cometida por familiares. Organizaciones de salud sexual y reproductiva lanzan la campaña #ProtegerlasYa para la atención de este problema

Texto: Samantha Anaya/ Zona Docs

Fotos: Cuartoscuro y Zona Docs

México ocupa el primer lugar en embarazos infantiles en el mundo; por lo que es el país con más casos de violaciones cometidas contra niñas y adolescentes.

Los estados con mayor tasa de embarazos infantiles son: Estado de México, Chiapas y Veracruz. El número de partos en niñas de entre 10 y 14 años se ha incrementado progresivamente desde el año 2003. Tan sólo en 2017 se registraron 11 mil 749 casos. Una gran parte de estos embarazos en niñas de entre 10 y 14 años son resultado de actos de violencia sexual cometidos por integrantes de la familia. El 46% (4 mil 342 casos) de las niñas entre 10 y 14 años que dieron a luz reportaron que el violador tenía entre 18 y 68 años. Esto, según datos recabados por el Consorcio Latinoamericano Contra el Aborto Inseguro (Clacai), con el respaldo de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Obstetricia y Ginecología (Flasog). 

En América Latina se registró también un aumento de embarazos adolescentes durante la pandemia. Además es la única región del mundo con una cifra ascendente de casos en menores de 15 años. 

En Colombia se notificaron casi 22 casos diarios, en promedio, de abuso sexual contra niñas. Esto, desde el inicio del confinamiento social hasta junio. En El Salvador, los embarazos en niñas de entre 10 a 14 años aumentaron en un 79.16% entre abril y junio; y en Perú, hasta septiembre de este año se registró el cuádruple de los embarazos de niñas menores de 10 años que en 2019. 

Se suma la reducción en los servicios de salud reproductiva (del 50%, de acuerdo con el IPAS) en la mayor parte de los países latinoamericanos; esto, debido a que los sistemas de salud han dado prioridad a atender la crisis sanitaria de covid-19.

Ante este panorama, Clacai y Flasog lanzaron la campaña regional #ProtegerlasYa, con lineamientos para el diseño de un protocolo de atención a niñas y adolescentes menores de 15 años con embarazos resultado de violaciones.

#ProtegerlasYa

La campaña #ProtegerlasYa tiene el objetivo de ejercer presión para que los gobiernos implementen políticas públicas a favor de la atención de las niñas y adolescentes en América Latina.

El embarazo adolescente no sólo viola los derechos reproductivos de las niñas y adolescentes;  también su derecho a una educación sexual integral; su derecho a vivir de forma plena su niñez y adolescencia; y su derecho a la educación básica.

Respecto a este último, el Clacai recordó la situación de “Luz”, quien fue víctima de violación por la pareja de su madre y, al quedar embarazada, no fue atendida debidamente, ni en la escuela, ni en el centro de salud. Perdió el caso de la denuncia por la violación que había interpuesto y, además, tuvo que abandonar su educación.

Susana Chávez, secretaria Ejecutiva de Clacai, explicó que el documento con tiene como propósito llenar el vacío generado por la ineficiencia e insuficiencia de los Estados de la región. Se trata de de políticas específicas para tratar este problema, que se agudiza por diversos factores, como la desigualdad socioeconómica de la región:

“El documento habla sobre el fenómeno y la necesidad de erradicar las profundas desigualdades que afectan a niñas y adolescentes, y vulneran sus derechos, así como de la atención integral de las niñas: educación, escuela, detección temprana del embarazo, aborto seguro, atención oportuna y de calidad en emergencia, y el seguimiento y reparación del daño, que no se realiza en nuestros países. Se busca contribuir en el desarrollo de guías y protocolos de atención que resguarden garantías mínimas de protección de derechos humanos y de estándares de calidad en los servicios a niñas y adolescentes menores de 15 años con embarazo no intencional”, explicó Chávez.

Propuestas de protección

Si bien, ya existen países en la región, como Argentina, Colombia y Uruguay, donde hay políticas públicas para la atención del embarazo en niñas menores de 15 años, aún hay muchos vacíos en la protección integral de este grupo de la población que vive una situación como esta. Así lo advierte Nina Zamberlin, oficial principal de Programas de la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF), 

De aquí la importancia de tener un documento con los lineamientos que propone la campaña #ProtegerlasYa:  

  • La articulación con el sistema educativo para la permanencia o reinserción escolar de la niña o adolescente.
  • Las distintas instancias encargadas de la protección de las niñas, así como el seguimiento integral y atención psicosocial.
  • La continuidad del tratamiento de salud mental en las situaciones de violencia.
  • La observancia de la situación de delito en casos de violaciones para la presentación de la denuncia penal correspondiente.
  • El acceso a la atención sexual y reproductiva e interrupción legal del embarazo (ILE).

“Esperamos que este documento sirva para inspirar y orientar a quienes tienen un compromiso para aliviar y resolver este gravísimo problema que afecta muy gravemente la vida de las niñas y adolescentes de la región latinoamericana. También esperamos que contribuya a sensibilizar a quienes todavía no se acercaron al problema para que se sumen a los esfuerzos que deben encararse con urgencia”, finalizó Chávez.

Si eres algún profesional de la salud pública, la justicia o la educación, puedes sumarte a ser una persona voluntaria o activistas comprometida con la red de acompañamiento, para más información consulta: www.protegerlasya.com

  • Este trabajo fue publicado originalmente en ZONA DOCS que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar la publicación original

Portal periodístico independiente, conformado por una red de periodistas nacionales e internacionales expertos en temas sociales y de derechos humanos.

Relacionado