COVID-19: la amenaza que viene del norte

La expansión del coronavirus trastocó el mundo. Pero el mapa muestra una particularidad, esta emergencia pone en alerta, sobre todo, a los países más ricos del mundo, indiferentes a otras epidemias que azotan de manera cotidiana a las naciones con menos recursos

Textos: José Ignacio De Alba, Andro Aguilar y Daniela Pastrana (con aportes de estudiantes de periodismo de la Universidad Iberoamericana)

Imágenes: Arturo Contreras Camero

“El flujo va  a llegar del norte, no del sur”, dijo el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell. Era el 14 de marzo y el funcionario intentaba explicar que el principal contagio a México vendría de Estados Unidos. Hoy, este país concentra a una de cada cinco personas contagiadas en el mundo.

Pero la frase del subsecretario es más que una metáfora. COVID-19 es una enfermedad que ha afectado, sobre todo, a países desarrollados. Es provocada por un virus (el SARS CoV-2) que tiene una amplio nivel de contagio, pero que no tiene la letalidad de otros, como el VIH o el papiloma. En tres meses ha contagiado a más de un millón de personas en el mundo. Y la población más afectada son los mayores de 60 años.

El número de muertes por COVID-19 ascendió esta semana a 45 mil, más del doble que una semana antes. Una cifra que aún queda lejos, aunque avanza rápidamente, de la que dejó la Influenza H1N1 en 2009 y que se ha estimado entre 151 mil y 575 mil.

Otras enfermedades en el mundo también rebasan el número de contagios por coronavirus. La malaria, por ejemplo, causó la muerte en 2018 de alrededor de 405 mil personas y en 2017 la cifra fue de 416 mil. Pero la resonancia en el mundo es mucho menor. La razón: 85 por ciento de esos casos ocurren en países africanos.

Actualización: 02 de abril de 2020

China: el epicentro

En la ciudad industrial de Wuhan se registró el caso cero del COVID-19. La paciente tuvo síntomas parecidos a la gripe, después de visitar un mercado de comida de la ciudad. Los contagios se extendieron en la región y las autoridades sanitarias de ese país alertaron de la existencia de un nuevo caso de coronavirus en diciembre de 2019. 

El país actuó rápido gracias, en gran medida, a la experiencia adquirida con la epidemia de SARS de 2002. El gobierno impuso una estricta cuarentena en las ciudades más afectadas, otros sitios disminuyeron sus actividades productivas. China, considerada la “fábrica del mundo”, provocó que la economía mundial resintiera las medidas tomadas para combatir el COVID-19.

Hasta ahora ha logrado una estrategia muy eficaz para contener el número de contagios. Hace dos semanas logró frenar los contagios locales. A tal punto de que Asia dejó de ser el principal punto de contagio en el mundo. Hoy, Europa es la principal preocupación de la Organización Mundial de la Salud. 

Japón: adiós a los Juegos Olímpicos

La emergencia por el COVID-19 generó en Japón una tensión por la celebración de los Juegos Olímpicos en Tokio, a menos de cinco meses. Las japonesas y el Comité Olímpico Internacional acordaron posponer los Juegos Olímpicos un año. Hasta ahora, sólo las guerras mundiales habían provocado la anulación de este evento.

Por el COVID-19, Japón ya se vio imposibilitado de conmemorar en público el noveno aniversario del “Triple desastre” ocurrido en 2011 (terremoto, tsunami y accidente nuclear de Fukushima).

Para combatir la pandemia, el gobierno japonés recomendó el trabajo a distancia, que algunas empresas ya aplican como parte de su preparación rumbo a los Juegos Olímpicos. Las autoridades pidieron a las personas con síntomas similares al de una gripe que permanezcan en casa y no acudan a los centros médicos u hospitales. Para apoyar a los pequeños y medianos negocios afectados, Japón aprobó un paquete de 430 mil millones de yenes, unos 4 mil 100 millones de dólares. Además de subsidio para padres que deban ausentarse de su trabajo, fondos para el desarrollo de vacunas y la producción de máscaras protectoras. Japón tiene hasta ahora 2 mil 384 casos confirmados y 57 personas han muerto, 12 más que la semana previa.

Corea del Sur: la apuesta por las pruebas

La iglesia de Jesús Shincheonji, Templo Tabernáculo del Testimonio, fue el centro de salvación del mundo hasta que las autoridades surcoreanas determinaron que la secta fue la principal causante de contagios en el país. 

Corea del Sur llegó a ser el tercer país con más contagios en el mundo, la fe no salvó a los 9 mil 300 miembros de la secta cristiana. Según autoridades de ese país los asistentes a un evento del sudeste se infectaron entre ellos después de un evento masivo. Luego, se desperdigaron sin que nadie detectara que estaban contagiados con el COVID-19. 

Las autoridades de Surcorea implementaron una agresiva estrategia para contener los contagios en el país, el gobierno mantiene informados a los ciudadanos sobre nuevos contagios a través de mensajes vía celular. Con los detalles enviados a los pobladores se puede saber si algún vecino es portador del coronavirus. Muchos ciudadanos han criticado este tipo de maniobras.

Corea destacó por la velocidad con la que actuó frente a la pandemia. El gobierno inició un plan para hacer pruebas de posibles contagios, hasta sumar más de 150 mil por día. Por el mayor universo de pruebas y la oportunidad de detección, la tasa de mortalidad del virus arroja 0.8%, muy por debajo, por ejemplo, del 4 por ciento de China. Corea no aisló ciudades completas. Las personas en su mayoría, en atención a las indicaciones, permanecen dentro de sus casa y sólo salen por comida o a trabajar. Hoy ocupa el lugar 14 por el número de contagios.

Rusia: estrictas medidas

Las autoridades de Moscú han deportado más de 80 ciudadanos extranjeros que han violado las medidas de cuarentena impuestas por el gobierno. En este país, de acuerdo con el gobierno, los contagios por coronavirus tienen una incidencia baja. Son 840 y dos personas han perdido la vida. Hasta el 14 de marzo, las autoridades habían dicho que todos los contagios provenían del exterior, sin embargo, de acuerdo con La Jornada, el alcalde de Moscú reconoció que al menos 9 personas contagiadas nunca habían salido de la capital rusa. 

Son 13 mil personas con riesgo de contagio, confinadas de manera voluntaria por haber viajado al extranjero. Sin embargo, a partir de este fin de semana, el confinamiento también será para los familiares de esas personas, que habían podido salir sin restricción alguna.

El gobierno ruso ha presentado cinco prototipos que pudieran ser una vacuna contra la pandemia.

La tecnología avanzada ha sido parte de este proceso, incluido el reconocimiento facial para la realización de la cuarentena. La frontera de Rusia con China, 16 pasos fronterizos, se cerraron temporalmente debido a la pandemia y los ciudadanos chinos tienen prohibido la entrada a Rusia por lo menos en estos meses. 

Los ciudadanos chinos han recibido toda clase de discriminación por parte del gobierno ruso al implementar intensas medidas de control de salud sobre más de 12 mil personas llegadas de China. Muchos han tenido que permanecer en sus hogares durante semanas para no “contagiar”.

Israel: saldo “no pesimista”

Ante la propagación del virus, el lunes pasado, Israel anunció que cualquiera que entre al país tanto ciudadanos de esa nacionalidad como extranjeros tendrá que permanecer dos semanas en cuarentena desde el día de su ingreso a ese país. Ante la situación, PIBA (Immigration and Borders Authority) declaró que más de 10 mil 800 extranjeros se fueron de Israel. Y un total de 8 mil 945 israelíes regresaron.

El saldo de Israel respecto al COVID-19 se ha ido ensombreciendo:  5 mil 591 contagios y 21 muertos. Parece El primer ministro Benjamin Netanyahu prohibió los eventos con más de 100 asistentes. Pero hasta ahora las escuelas siguen operando normalmente, aunque las universidades se están preparando para tomar medidas de aprendizaje a distancia.

El Ministro de Defensa de Israel dijo que el Instituto de Investigación de Biología está cerca de entender por completo el virus y desarrollar una vacuna. Pero todavía falta el largo proceso per-clínico y clínico antes de poderse usar en humanos.

Irán: COVID-19 en la cúpula políticas

El Coronavirus llegó a la élite política en Irán. El vicepresidente Eshaq Jahangiri y dos ministros, Ali Asghar Mounesan, ministro de Cultura, y Reza Rahmani, de Industria, se han reportado contagiados. El contagio del vicepresidente no se reportó de inmediato, sino hasta después de su ausencia de reuniones importantes. Irán es el país más afectado de la región.  Tiene 50 mil 468 contagiados y 3 mil 160 muertes.

Un reportero de las Naciones Unidas que reside en Irán informó que pidieron al Estado Islámico liberar a los 70 mil prisioneros aproximadamente para evitar una posible propagación. Sin embargo, esto no incluyó a los presos políticos. Oficiales iraníes también están preocupados porque se acerca el Nowruz, el año nuevo iraní cuyas festividades podrían propagar más el virus. La aerolínea Iran Air anunció que se suspenderían todos los vuelos a Europa; también se cerrarán los canales de exportación e importación.

Italia: un sistema de salud colapsado

Este país europeo tiene el mayor número de víctimas mortales: 13 mil 157, casi la décima parte de los contagiados, 110 mil 574. Su alta tasa de mortalidad supera el 10 por ciento. Es el primer país en quedar en aislar a las poblaciones en lo que llaman Zona Roja, al 100 por ciento. El sistema de salud de Italia ocupa el cuarto lugar de eficiencia en el mundo. Y al interior de aquel país, el norte es de excelencia. La pandemia de Coronavirus ha colapsado su capacidad.

El temor a los contagios invirtió la lógica de la migración en este país. Si antes los pobladores del sur se trasladaban a las ciudades norteñas para estudiar o acceder a mejores empleos, la difusión del virus derivó en una ola de migración hacia sus lugares de origen, pese a las restricciones de movilidad.

El viernes 13 de marzo, en el día 22 de aislamiento, ciudadanos de sur y norte de Italia se unieron con cantos y tarantelas para romper el silencio invadido por el ruido de las sirenas de las ambulancias. 

España: tercer país con más contagios

Es ya el tercer país con más contagios en el mundo. Son más de 200 mil contagiados y más de 9 mil muertes. Para contener la pandemia, el gobierno declaró Estado de alarma en todo su territorio. Las personas y sus autos sólo pueden circular para ir a comprar alimentos, medicamentos o productos de primera necesidad. También si van a trabajar o a hospitales.

Los espectáculos de cualquier tipo que prevean la reunión masiva quedan suspendidos. Los restaurantes están cerrados, aunque pueden dar servicio a domicilio. Las iglesias y los lugares de culto religioso sólo pueden permanecer abiertos si permiten una distancia de al menos un metro entre los asistentes. 

Las autoridades calculan que la ola de contagios disminuya hasta el 15 de abril. Por lo pronto también están prohibidos los vuelos desde Italia y las escuelas de todos los niveles están cerradas . Se limitó el acceso a hospitales y a las residencias de adultos mayores. También se impulsa el trabajo desde casa. 

Francia  y el resto de Europa: el azote del viejo mundo

El gobierno de Francia reporta que, al momento, existen 56 mil 264 casos confirmados de personas infectadas con la nueva cepa de coronavirus COVID-19. El número de fallecidos en este país supero los 4 mil y el mayor número de casos en la región de Gran Este, seguida por la Isla de Francia, alrededor de París.

Francia es el cuarto lugar en Europa con mayor número de casos, después de Italia, España y Alemania. Desde que la OMS lo declaró como pandemia, el  gobierno prohibió temporalmente las reuniones de más de mil personas.

Entre los infectados por el COVID-19 está Franck Riester, el ministro de Cultura. En Reino Unido, la ministra de Salud Nadine Dorries también dio positivo en la prueba para el virus.

Alemania es el tercer país más alto de Europa. La canciller Angela Merkel informó junto con el ministro de Salud, Jens Spahn, que cerca del 70 por ciento de la población de su país se encuentra en riesgo de infectarse. Su solución, por ahora, se basa en tratar de “alentar” el número de contagios mientras se encuentra una cura.

Otros países europeos que presentan casos de COVID-19 son Suiza, Suecia, Dinamarca, Noruega, Países Bajos, Reino Unido

Australia: gabinete en riesgo

El ministro del Interior, Petter Dutton, dio positivo en la prueba para detectar el Covi-19, otros miembros del gabinete del gobierno de Scott Morrison podrían ser portadores del virus, según reportan varios medios de ese país. 

Además el Gran Premio de Australia, que reuniría a aficionados de la Fórmula Uno de todo el mundo también fue cancelado. Uno de los miembros del equipo McLaren dio  postitivo en la prueba paradetectar el Covid-19. El gran premio de Vietnam se no se ha cancelado, pero las autoridades de ese país anunciaron que prohibirán la entrada a personas que provengan de Italia, a pesar de que la escudería Ferrrari está integrada, en su mayoría, por italianos. 

A pesar de su cercanía con China, Australía ha logrado hacer frente al Covid-19, en total se reportan 21 muertes y 4 mil 976 infectados. Todos los casos son importados, según reportan las autoridades de ese país. Uno de los casos más famosos es el del actor Tom Hanks y su esposa Rose Yerex. 

Estados Unidos: bloqueo a Europa

Es el país con más contagios en el mundo. Concentra 20 por ciento del número de contagios. Estimaciones de las autoridades de ese país calculan que la pandemia puede matar hasta 240 mil pesonas en su territorio.

El número de casos conocidos de coronavirus en Estados Unidos se ha multiplicado. Una rápida expansión en las comunidades del centro y ambas costas del país, de acuerdo con las OMS.

La semana pasada, las acciones estadounidenses cayeron más del 7.5 por ciento en el peor día en Wall Street desde la crisis financiera del 2008, a causa del COVID-19. Durante esa misma semana, el presidente Donald Trump, que antes había dicho que el coronavirus era fake news, declaró una emergencia nacional. Para combatir esta pandemia, liberó 50 mil millones de dólares en fondos federales.

Ante la rápida propagación del coronavirus, gobernadores y oficiales decidieron tomar medidas de prevención extra. Suspendieron eventos que concentran grandes cantidades de personas. El primer caso de coronavirus registrado en Estados Unidos fue anunciado el 21 de enero en Washington, se trataba de un hombre de 35 años quien recientemente había viajado a la ciudad de Wuhan, China, a visitar familiares.

Donald Trump restringió todos los vuelos provenientes de Europa.

Argentina: primera muerte en la región

En ese país ocurrió el primer deceso por COVID-19 en América Latina: un hombre de 64 años que había visitado Francia y tenía otros problemas de salud.

El sábado 14, el Ministerio de Salud de Chaco confirmó también que un niño de 4 años oriundo de Resistencias dio positivo en las pruebas. Es el primer caso en de un menor con coronavirus en América (se ha confirmado un bebé recién nacido en Inglaterra y 4 niños más en España).

El país tiene, hasta ahora, más de mil casos confirmados. Las autoridades argentinas cerraron sus fronteras y suspendió por 15 días sus vuelos a Europa, Estados Unidos y China. Además, expulsaron a 270 turistas que se negaron a cumplir con la cuarentena impuesta por el gobierno de Alberto Fernández.

Las clases están suspendidas hasta el 31 de marzo y el futbol se jugará en estadios cerrados al público. 

México: del H1N1 al COVID-19

El país empieza a tomar medidas para reducir contagios por COVID-19. Hasta el momento se tienen registrados más de mil casos y 50 fallecidos. 

México no ha implementado medidas especiales para turistas, incluso cuando el foco de infección más grande del continente es Estados Unidos. Las autoridades de salud establecieron la Fase 2 y suspendieron actividades incluso de funcionarios.

El 24 de febrero del 2020 en que se confirmó el primer caso de Coronavirus en una persona de Sinaloa que viajó a Italia.

Este 26 de marzo, en la reunión con el G20, el presidente meicano Andrés Manuel López Obrador propuso que la ONU intervenga para que se garantice a todos los pueblos, y los países por igual, el acceso a medicamentos y a equipos, y para que no haya especulación en compras de medicamentos, equipos, ventiladores.

También, que las grandes potencias hagan una tregua para no aprovecharse con medidas especulativas.

Países africanos

El 14 de Febrero se registró primer caso del nuevo coronavirus en África. El paciente de nacionalidad desconocida se presentó en Egipto. Pocos días después el virus llegó a Argelia y luego a Nigeria ( 24 de febrero). Un ciudadano italiano que viajó desde Milán hasta Lagos, Nigeria. Lagos es la principal Metrópolis de Nigeria con 20 millones de residentes. El director de Emergencias de la OMS, el doctor Michael J. Ryan, destacó que “Nigeria tiene un sistema fuerte, con una red de laboratorios para la diagnosis y centros para el aislamiento. Este es el resultado de haber invertido en su sistema de salud”

El caso es especial ya que Nigeria es uno de los lugares del mundo con un sistema de salud público más frágil; ahí donde se dio el primer caso de ébola en el 2014.

África tiene grandes vínculos con China. Actualmente hay un millón de chinos en África, cada año viajan 800 mil turistas chinos a África cada año y unos 80,000 africanos estudian en China. Por ello se temía que se dañara la relación económica entre los países. Numerosas compañías aéreas decidieron cancelar sus vuelos con conexión a Pekín, Guangdong y Shanghai. Sin embargo, todos los casos hasta ese momento habían llegado de Italia.

La primera muerte a causa del coronavirus fue registrada en Egipto, Hurgada el 8 de Marzo. Un hombre alemán de 60 años que había dado positivo apenas un día antes, informó el Ministerio de Salud Egipcio en un comunicado.

Nigeria decidió cerrar el Parlamento durante dos semanas, Zimbabwe ha prohibido a los funcionarios públicos viajar al extranjero, Kenia ha prohibido las reuniones y eventos internacionales durante 30 días, y la Federación de Fútbol de Tanzania pide a los jugadores que no se den la mano en los partidos.

Reunión G20

Con 465 mil casos confirmados y más de 21 mil personas muertas en el mundo, la crisis por el COVID-19 derivó el jueves 26 de marzo en una reunión virtual de los líderes del llamado G-20. En videoconferencia, los mandatarios de 20 naciones acordaron destinar alrededor de 5 billones de dólares para contrarrestar los impactos de la pandemia.

Los representantes de las naciones pidieron a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y a la OCDE que evalúen cómo va a impactar la pandemia en los empleos y en el comercio. 

Este trabajo se originó en un ejercicio de la clase de Periodismo Internacional con estudiantes de 8o y 9o. semestres de la carrera de Comunicación de la Universidad Iberoamericana. Agradecemos a todo el grupo sus aportes a la investigación.

Quería ser exploradora y conocer el mundo, pero conoció el periodismo y prefirió tratar de entender a las sociedades humanas. Dirigió seis años la Red de Periodistas de a Pie, y fundó Pie de Página, un medio digital que busca cambiar la narrativa del terror instalada en la prensa mexicana. Siempre tiene más dudas que respuestas.

Fue educado en escuelas católicas hasta que se volvió ateo. Es huraño y trotamundos. Estudió periodismo y nunca se graduó. Suele tener más fe en las viejas narrativas que en las nuevas. Le gusta escribir historias.

Periodista de la Ciudad de México. Hecho en CU. Empeñado en entender el mundo a través del periodismo y sus personajes. En constante aprendizaje. Admirador de las grandes historias.

Periodista en constante búsqueda de la mejor manera de contar cada historia y así dar un servicio a la ciudadanía. Analizo bases de datos y hago gráficas; narro vivencias que dan sentido a nuestra realidad.

Contenido relacionado