Covid-19: la amenaza que llegó del norte

27 diciembre, 2020

La expansión del coronavirus trastocó el mundo. Puso en alerta, sobre todo, a los países más ricos, comúnmente indiferentes a otras epidemias que azotan de manera cotidiana a las naciones más pobres. Sus efectos más duros han estado oscilando en Europa y América

Textos: José Ignacio De Alba, Andro Aguilar y Daniela Pastrana (con aportes de estudiantes de periodismo de la Universidad Iberoamericana)

Imágenes: Arturo Contreras Camero

“El flujo va  a llegar del norte, no del sur”, dijo el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

Era el 14 de marzo. El funcionario intentaba explicar que el principal contagio a México vendría de Estados Unidos. Un mes después, ese país tenía una de cada tres personas contagiadas en el mundo. La frase del subsecretario resultó más que una metáfora.

Covid-19 es una enfermedad que ha afectado, hasta ahora, sobre todo a países desarrollados o con una gran desigualdad social, donde la informalidad hace imposible un confinamiento total, como en los países de América Latina . Provocada por un virus nuevo del grupo de coronavirus (el SARS CoV-2) es altamente contagiosa.

Aunque no tiene la letalidad de otros virus, como el VIH, ni la mortalidad de otras enfermedades como ébola. (La letalidad se mide con el número de personas que mueren en relación con las que se contagian; la mortalidad mida el número de personas que mueren por cada 100 mil habitantes), sus impactos en el mundo globalizado han sido devastadores, sobre todo, porque provoca muertes súbitas, afecta a distintos órganos y deja secuelas de larga duración.

En los primeros seis meses de su detección, en China, había contagiado a 6 millones de personas en el mundo. Después de un año, la cifra se multiplicó a 79 millones. Y la población más afectada son los mayores de 60 años, aunque recientemente se ha reducido la edad y en países menos desarrollados, como México, la mala salud de la población aumenta el riesgo en personas más jóvenes. Hasta ahora, se conocen más de 100 variantes del virus y las últimas informaciones indican que habría estado presente en Europa antes de que se detectara en China.

El 23 de diciembre, el número de muertes por covid-19 en el mundo rebasaba 1.8 millones víctimas. Una cifra ya muy superior a los muertos que dejó la Influenza H1N1 en 2009, estimada entre 151 mil y 575 mil. La pandemia aún está en crecimiento en América y varios países de Europa, las dos regiones del mundo más afectadas.

Hasta ahora, 11 países con han superado la tasa de mil defunciones por cada millón de habitantes -considerando sólo los que tienen poblaciones mayores a un millón-: Bélgica, Eslovenia, Bosnia, Italia, Macedonia del Norte, Perú, España, Reino Unido, República Checa, Bulgaria y Estados Unidos. Y hay otros cinco que podrán llegar a esa cifra antes de terminar el 2020: Francia, México, Argentina, Hungría y Armenia. Pero la pandemia sigue creciendo en países que parecía que la habían controlado en la primea ola, como Alemania, Rusia y Canadá. También hay países en los que la epidemia ya tiene un tercer pico de contagios.

China, en donde fue el epicentro, se mantiene por debajo de las 5 mil muertes, aunque a mitad de mayo ajustó su cifra e incluyó mil 600 personas que no habían sido consideradas al inicio.

Aunque en un inicio África estába en la mira de la FAO por el riesgo de hambrunas, el impacto de la pandemia no ha alcanzado a las regiones más pobres. Una explicación inicial de ello es la poca posibilidad de un monitoreo y registro más preciso, aunque cada vez está más claro que la transmisión está relacionada con el intercambio comercial y las vías de comunicación: Cuatro de los países más afectados, Estados Unidos, Reino Unido, Italia y México, figuran en todas las listas de los países más visitados del mundo en los últimos cinco años.

En Latinoamerica, la región más desigual del mundo, el país más afectado por el virus es Perú, con una tasa de mortalidad de 1,127 por millón. Aunque en números totales, el país con más fallecimientos es Brasil, que ya rebasa los 189 mil 200 muertos. En mayo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que Sudamérica se había convertido en el epicentro de la pandemia.

En México, la epidemia llegó en junio a una etapa de «meseta» y comenzó una nueva etapa de control de la epidemia por regiones que había logrado bajar la aceleración de la mortalidad, pero a partir de noviembre, con la entrada de la estación invernal, ha mantenido una tendencia ascendente.

La OMS confirmó el 21 de diciembre la existencia de nuevas variantes del virus en Sudáfrica y Reino Unido, 70 por ciento más contagioso, pero aún sin pruebas de que sea más agresivo.

La actualización de la OMS sobre los contagios del 25 de diciembre confirmó que más de 78 millones 194 mil personas se habían contagiado en el mundo, lo que representa que al menos 1 por ciento de la especie humana fue alcanzada por el coronavirus.

En ese último informe del año, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) advirtió que 250 millones de personas en el mundo están en riesgo de caer en la pobreza por los impactos de la pandemia.

Aquí presentamos un resumen de los casos más representativos de la pandemia que .ha puesto en jaque al mundo este 2020

Publicación original: 21 de junio de 2020.

Actualización de información: 25 diciembre de 2020 Mapas Cifras de mapas al 20 de diciembre de 2020.

Asia

China: el epicentro

En la ciudad industrial de Wuhan se registró el caso cero de covid-19. La paciente tuvo síntomas parecidos a la gripe, después de visitar un mercado de comida de la ciudad. Los contagios se extendieron en la región y las autoridades sanitarias de ese país alertaron de la existencia de un nuevo caso en diciembre de 2019. 

El país actuó rápido, en gran medida, gracias a la experiencia adquirida con la epidemia de SARS de 2002. El gobierno impuso una estricta cuarentena en las ciudades más afectadas, otros sitios disminuyeron sus actividades productivas. Considerada la “fábrica del mundo”, China provocó con estas medidas que la economía mundial se detuviera.

Su eficaz estrategia para contener el número de contagios, que incluye el uso masivo de cubrebocas, ha sido cuestionada por el gobierno de Estados Unidos, que asegura que China oculta sus cifras. A finales de mayo logró frenar los contagios locales. Asia dejó de ser el principal punto de contagio en el mundo. Y el 7 de abril, tres meses después del primer fallecimiento, China reportó su primer día sin muertes ni transmisiones locales.

El viernes 17 de abril, Wuhan actualizó su número de muertos por covid-19, con un aumento de 50 por ciento en el conteo de personas que no murieron en los hospitales así como de informes retrasados, y el número total del país dio un brincó de 3 mil 300 a 4 mil 642 fallecimientos. En mayo la cifra quedó en 4 mil 764 y desde entonces China no ha reportado ninguna muerte más causada por la covid. El número de contagios activos, sin embargo, era de 320 hasta la tercera semana de diciembre. Buena parte de éstos son importados de viajeros de otros países.

Japón: adiós a los Juegos Olímpicos

La emergencia por covid-19 generó en Japón una tensión por la celebración de los Juegos Olímpicos en Tokio, a menos de cinco meses. Las japonesas y el Comité Olímpico Internacional acordaron posponer los Juegos Olímpicos un año. Hasta ahora, sólo las guerras mundiales habían provocado la anulación de este evento.

Por la pandemia, Japón se vio imposibilitado también de conmemorar en público el noveno aniversario del “Triple desastre” ocurrido en 2011 (terremoto, tsunami y accidente nuclear de Fukushima).

Para apoyar a los pequeños y medianos negocios afectados por la cuarentena, Japón aprobó un paquete de 430 mil millones de yenes, unos 4 mil 100 millones de dólares. Además de subsidio para padres que deban ausentarse de su trabajo, fondos para el desarrollo de vacunas y la producción de máscaras protectoras.

Japón tiene confirmados más de 199 mil 270 casos y 2 mil 784 personas muertas por covid-19. Una de las explicaciones que se ha dado a la baja transmisión del virus en ese país es que la cultura japonesa tiene asimiladas medidas de distanciamiento social.

Corea del Sur: la apuesta por las pruebas

La iglesia de Jesús Shincheonji, Templo Tabernáculo del Testimonio, fue el centro de salvación del mundo hasta que las autoridades surcoreanas determinaron que el grupo fue el principal causante de contagios en el país. 

Según autoridades de ese país los asistentes a un evento del sudeste se infectaron entre ellos después de un evento masivo. Luego, se desperdigaron sin que nadie detectara que estaban contagiados con el coronavirus. La fe no salvó a los miles de miembros de la secta cristiana y Corea del Sur llegó a ser, en las primera semanas, el tercer país con más contagios en el mundo.

Sin embargo, las autoridades implementaron una agresiva estrategia para contener los contagios en el país. El gobierno mantiene informados a los ciudadanos sobre nuevos contagios a través de mensajes vía celular. Con los detalles enviados a los pobladores se puede saber si algún vecino es portador del coronavirus, lo que ha sido fuertemente cuestionado.

Corea destacó por la velocidad con la que actuó frente a la pandemia, aunque no aislo ciudades completas. El gobierno inició un plan para hacer pruebas de posibles contagios, hasta sumar más de 150 mil por día. Corea del Sur logró contener la expansión de contagios y pasó de ser el tercer país con mayor número de casos a ser el número 88 en diciembre de 2020.

Este 25 de diciembre, sin embargo, Corea del Sur registró un nuevo récord en la cantidad de contagios por día, con mil 241. El repunte de contagios está relacionado con un brote en un centro de reclusión en la capital Seúl.

Rusia: estrictas medidas

Rusia se mantiene como el cuarto país con más contagios en el mundo.

Al inicio de la pandemia, las autoridades de Moscú deportaron a más de 80 extranjeros que violaron las medidas de cuarentena impuestas por el gobierno. Y miles de personas con riesgo de contagio quedaron confinadas de manera voluntaria por haber viajado al extranjero.

En este país las muertes por coronavirus tienen una incidencia baja, de 100 personas que enferman de covid-19, solo uno por ciento (1.31), muere. Hasta el 30 de abril, más de un mes después de cuarentena, el virus logró vulnerar las fuertes medidas en la frontera del país. Hoy los contagios rebasan los 2 millones 800 mil, por lo que han fallecido más de 50 mil personas.

El gobierno ruso presentó cinco prototipos que pudieran ser una vacuna contra la pandemia y registró la primera vacuna contra la covid en el mundo: Sputnik V, que comenzó a aplicar a sus habitantes el 5 de diciembre. La vacuna rusa fue aprobada por las autoridades de Bielorrusia y Argentina, donde se comenzará a distribuir.

Irán: covid-19 en la cúpula políticas

El coronavirus llegó a la élite política en Irán. El vicepresidente Eshaq Jahangiri y dos ministros, Ali Asghar Mounesan, ministro de Cultura, y Reza Rahmani, de Industria, fueron diagnosticasdo con covid-19. El contagio del vicepresidente no se reportó de inmediato, sino hasta después de su ausencia de reuniones importantes. Irán es el país más afectado de la región de Medio Oriente. 

En marzo, un reportero de las Naciones Unidas que reside en Irán informó que pidieron al Estado Islámico liberar a los 70 mil prisioneros aproximadamente para evitar una posible propagación. Sin embargo, esto no incluyó a los presos políticos. Oficiales iraníes también se mostraron preocupadas por el Nowruz, el año nuevo iraní cuyas festividades podrían propagar más el virus. La aerolínea Iran Air anunció que se suspenderían todos los vuelos a Europa; también se cerrarán los canales de exportación e importación.

El Ministro de Defensa de Israel dijo que el Instituto de Investigación de Biología está cerca de entender por completo el virus y desarrollar una vacuna. Pero todavía falta el largo proceso preclínico y clínico antes de poderse usar en humanos.

Irán comenzó un rebrote de contagios a partir de la tercera semana de octubre y en diciembre alcanzó su mayor ola de contagios. El gobierno de ese país redujo las actividades de sus ciudadanos e implantó un toque de queda durante las noches que ha extendido en horarios hacia finales de este mes para evitar las reuniones familiares.

Israel: saldo «no pesimista»

Ante la propagación del virus, Israel anunció que cualquiera que entre al país tanto ciudadanos de esa nacionalidad como extranjeros tendría que permanecer dos semanas en cuarentena. Ante la situación, PIBA (Immigration and Borders Authority) declaró que más de 10 mil 800 extranjeros se fueron de Israel. Y un total de 8 mil 945 israelíes regresaron.

El saldo de Israel respecto a covid-19 se ha ido ensombreciendo:  m´s de 374 mil contagios y 3 mil muertos.

El primer ministro Benjamin Netanyahu comenzó las restricciones sanitarias con la prohibición de eventos con más de 100 asistentes. Sin embargo, ante la continuidad de dispersión de contagios, el 27 de diciembre está programado el tercer confinamiento nacional en su territorio, que está programado para durar 14 días.

El 19 de diciembre fueron vacunados algunas de las autoridades políticas israelíes y en días posteriores continuarán las aplicaciones al resto de los 9 millones de habitantes.

El gobierno israelí prohibió a partir del 23 de diciembre la entrada de extranjeros a su territorio ante la identificación en Reino Unido de la nueva variedad del virus más contagioso. Los israelíes que lleguen del extranjero permanecerán confinados en hoteles hasta descartar su contagio.

Europa

Italia: un sistema de salud colapsado

Durante dos meses, Italia lideró el número de víctimas mortales de Europa. La emergencia ha comenzado a bajar, pero aún está en primer lugar en Europa. Se investiga el foco de infecciones en casas de retiro de ancianos. Durante los primeros meses de la pandemia los principales afectados fueron los adultos mayores, pero la edad ha ido disminuyendo en semanas recientes.

El sistema de salud de Italia ocupa el cuarto lugar de eficiencia en el mundo. Y al interior de aquel país, el norte es de excelencia. Pero la pandemia de coronavirus colapsó su capacidad.

El temor a los contagios invirtió la lógica de la migración en este país. Si antes los pobladores del sur se trasladaban a las ciudades norteñas para estudiar o acceder a mejores empleos, la difusión del virus derivó en una ola de migración hacia sus lugares de origen, pese a las restricciones de movilidad.

El viernes 13 de marzo, en el día 22 de aislamiento, ciudadanos de sur y norte de Italia se unieron con cantos y tarantelas para romper el silencio invadido por el ruido de las sirenas de las ambulancias. EL gesto fue imitado en otras naciones.

Italia fue el primer país en aislar a las poblaciones al 100 por ciento en marzo, en lo que llaman Zona Roja, y cierra el año con un segundo confinamiento, específicamente para los días de fiesta, con el cierre de las actividades no esenciales.

Está previsto que para el 27 de diciembre este país reciba sus primeras dosis de vacunas contra la covid-19.

España: ascenso rápido

España ocupó en los primeros meses de la pandemia en Europa el segundo lugar en el tablero de contagios del mundo. Hoy está sólo después de Rusia, Francia e Italia.

Para contener la pandemia, el gobierno declaró Estado de alarma en todo su territorio. Las personas y sus autos sólo pueden circular para ir a comprar alimentos, medicamentos o productos de primera necesidad. También si van a trabajar o a hospitales.

Los espectáculos de cualquier tipo que prevean la reunión masiva quedaron suspendidos. Los restaurantes están cerrados, aunque pueden dar servicio a domicilio. Las iglesias y los lugares de culto religioso sólo pueden permanecer abiertos si permiten una distancia de al menos un metro entre los asistentes. 

También prohibieron los vuelos desde Italia y las escuelas de todos los niveles están cerraron . Se limitó el acceso a hospitales y a las residencias de adultos mayores. También se impulsa el trabajo desde casa. 

Reino Unido: aislamiento por nueva variante

Después de convertirse en el segundo país con más muertes totales en el planeta, Reino Unido levantó las medidas de contención física que tomaron como una medida para reducir los contagios por coronavirus. No obstante, hoy ocupa el sexto lugar con más contagios en el mundo y el segundo con más muertes en Europa, sólo después de Italia. El registro de una variante del virus más contagiosa ha puesto de nuevo contra la pared a los habitantes de este territorio.

Al inicio de su distanciamiento social, Reino Unido llamó a su población más vulnerable, unos 25 millones de personas, a desarrollar un “blindaje”, que implicaría quedarse en casa de forma permanente, sin salir a hacer compras ni a caminar al espacio público, aunque se permitía salir a espacios abiertos, siempre que fueran dentro del espacio privado de las casas. 

A finales de abril, Boris Johnson, quien ha sido criticado por no tomar las medidas necesarias para contener la pandemia a tiempo -ya que inicialmente apostaba a la expansión de contagios para lograr una «inmunidad comunitaria»-, aseguró que su país se encontraba en el pico de la curva de contagios, pero en junio hubo un repunte en el conteo de las muertes, haciendo a este el país con más muertes por el virus en Europa y el segundo en el mundo. 

A mediados de marzo, los asesores científicos del gobierno dijeron que sería un buen resultado si las muertes no eran más de 20 mil, pero esa cifra ya se triplicó. Después del incremento en los contagios, que se dio por incluir a las personas que habían muerto en sus hogares a las estadísticas, las autoridades sanitarias del Reino Unido aseguraban que la tendencia de los contagios comenzaba a “aplanarse”.

Reino Unido, sin embargo, cierra 2020 con una nueva crisis de contagios dereivada pricipalmente de la nueva variante del coronavirus 70 por ciento más contagiosa.

A partir del 20 de diciembre, el número de contagios por día ha ido en ascenso de forma intermitente y registra niveles no vistos de contagios en el territorio. Las autoridades determinaron restricciones más estrictas en la movilidad de las personas.

El temor a la capacidad de reproducción de la variante del coronavirus detectada en Reino Unido ha generado que algunos países prohíban el ingreso de vuelos procedentes de ese territorio, otros han restringido la entrada hasta garantizar que no existen casos positivos de covid entre los visitantes.

Francia  y el resto de Europa: el azote del viejo mundo

Actualmente, Francia es el segundo país con más número de casos en la región. Tiene el tercer lugar de decesos en Europa, después de Reino Unido e Italia.

Desde que la OMS lo declaró como pandemia, el  gobierno prohibió temporalmente las reuniones de más de mil personas.

Entre los infectados por covid-19 está Franck Riester, el ministro de Cultura. En Reino Unido, la ministra de Salud Nadine Dorries también dio positivo en la prueba para el virus.

En Alemania, desde el inicio de la pandemia, la canciller Angela Merkel, y el ministro de Salud, Jens Spahn, advirtieron que cerca de 70 por ciento de la población de su país estaba en riesgo de infectarse. Su solución se basó en tratar de “alentar” el número de contagios mientras se encuentra una cura.

Europa concentró durante marzo más del 80 por ciento de los contagios del mundo. Y aunque a inicios del segundo semestre parecía que comenzaba a bajar la tendencia, la nueva ola de contagios obligó a la región a un segundo confinamiento y en casos como el de Austria se trata del tercero. Destacan casos como Andorra y Bélgica, que en la proporción de población y contagios presentan de las mayores tasas de contagios en el mundo.

América

Estados Unidos: el país con más contagios

Es el país con más contagios en el mundo y, a partir del 16 de abril, también es el país con más fallecimientos. Concentra el 20 por ciento del número de contagios mundiales.

Las autoridades de ese país calculaban que la pandemia podía matar hasta 240 mil pesonas en su territorio. Sin embargo, termina este 2020 con más de 300 mil fallecimientos.

El primer caso de coronavirus registrado en Estados Unidos fue anunciado el 21 de enero en Washington; se trataba de un hombre de 35 años quien había viajado a la ciudad de Wuhan, China, a visitar familiares. Pero el presidente Donald Trump desestimó los riesgos y fue hasta dos meses después, cuando se declaró la pandemia y Estados Unidos sumaba 27 muertos, que comenzaron a tomarse medidas más duras.

El 9 de marzo, las acciones estadounidenses cayeron más del 7.5 por ciento en el peor día en Wall Street desde la crisis financiera del 2008. Esa misma semana, el presidente Donald Trump, que antes había dicho que el coronavirus era fake news, declaró una emergencia nacional. Para combatir esta pandemia, liberó 50 mil millones de dólares en fondos federales.

Ante la rápida propagación del coronavirus, gobernadores y oficiales decidieron tomar medidas de prevención extra. Suspendieron eventos que concentran grandes cantidades de personas.

Luego, Donald Trump restringió todos los vuelos provenientes de Europa. Pero era tarde. Nueva York ya se había convertido en el epicentro de la pandemia de covid-19.

El pasado 14 de diciembre se liberaron 3 millones de vacunas contra la covid en el país; 10 días después, un millón de habitantes ya la habían recibido.

México: del H1N1 al SARS-CoV-2

El 24 de febrero del 2020 en que se confirmó el primer caso de coronavirus en una persona de Sinaloa que viajó a Italia.

Las autoridades sanitarias han explicado que sólo se registran el 100 por ciento de casos graves y defunciones. De los casos leves que no requieren hospitalización, solo se contabiliza un porcentaje que funciona como muestra para el monitoreo epidemiológico.

Hasta ahora, México está en el lugar 13 por el número de contagios en el mundo y en el cuarto por el número de muertes. Respecto al número de pobladores, ocupa el lugar 17, en cuanto a su tasa de mortalidad por el virus (922 por cada millón de habitantes). Las autoridades habían advertido que la segunda semana de mayo sería la parte más dura para el sistema hospitalario. Y así se mantuvo durante casi siete meses, pero este 23 de diciembre, se alcanzó el máximo nivel de hospitalización en la pandemia, con 18 mil 301 personas.

El mismo día, México se convirtió en el primer país de América Latina en recibir vacunas anticovid, luego del arrivo de 3 mil dosis de la elaborada por Pfizer-BioNTech.

México ha implementado medidas escalonadas desde enero. Las autoridades de salud adelantaron el periodo vacacional, todavía en la Fase 1 (de contagio externo), declararon la emergencia durante la Fase 2 ( de contagio comunitario), y suspendieron actividades incluso de funcionarios.

Pero enfrenta dos problemas estructurales: la falta de personal médico derivada del desmantelamiento de la salud pública, y una «salud crónicamente deteriorada» de la población, con índices de enfermedades como diabetes por encima de otros países.

Argentina: primera muerte en la región

En ese país ocurrió el primer deceso por covid-19 en América Latina: un hombre de 64 años que había visitado Francia y tenía otros problemas de salud.

El sábado 14 de marzo, el Ministerio de Salud de Chaco confirmó también que un niño de 4 años oriundo de Resistencias dio positivo en las pruebas. Fue primer caso en de un menor con coronavirus en América (se ha confirmado un bebé recién nacido en Inglaterra, 4 niños más en España y una adolescente con síndrome de dawn en México).

El país tiene, hasta ahora, más de un millón y medio de casos confirmados, el tercer mayor número en Latinoamérica, después de Brasil y Colombia. Las autoridades argentinas cerraron sus fronteras y suspendieron sus vuelos internacionales. Además, expulsaron a 270 turistas que se negaron a cumplir con la cuarentena impuesta por el gobierno de Alberto Fernández.

Las medidas de distanciamientos social son muy duras, con el uso de la fuerza pública para resguardar la cuarentena. El futbol se jugó en estadios cerrados al público hasta el 17 de marzo, un mes después, en abril, la temporada se declaró desierta.

Argentina recibió un primer lote de vacunas Sputnik, provenientes de Rusia, y se espera que comiencen su aplicación este 29 de diciembre.

Brasil, el costo del menosprecio

El país con más contagios en toda América Latina, con más de 7 millones y el segundo con más muertes en el mundo. Es también el país más poblado y con mayor territorio de la región latinoamericana. En Brasil, su presidente, Jair Bolsonaro desestimó la pandemia hasta que fue demasiado tarde. 

Cuando el SARS-CoV-2 tocó suelo carioca, el presidente desestimó el virus como una «gripecita”.

El 18 de marzo, tanto México como Brasil tenían una cantidad de casos confirmados parecida (118 y 121). Pero un mes después, el 19 de abril, los casos en el país del sur se dispararon a más de 30 mil. 

En esos días, después de criticar la «histeria» mundial frente a la pandemia, Bolsonaro anunció el cierre de las fronteras terrestres de Brasil por un plazo de 15 días, para todos sus vecinos.

Como en México, y otros países del mundo, el sistema de salud de Brasil está en una carrera para abastecerse de insumos y robustecer un sistema muy debilitado. Hasta entonces, las autoridades sanitarias recomiendan no flexibilizar las medidas de distanciamiento social.

Pese a ello, el lunes 20 de abril, el presidente Bolsonaro aseguró que esperaba levantar la etapa de aislamiento físico al finalizar la semana. 

“Bolsonaro parece ser un político que simplemente no escucha a nadie y no entiende la seriedad de la crisis. A menos que cambie, los brasileños tendrán una visión muy negativa de su desempeño”, señaló en una entrevista para BBC, Michael Ignatieff, escritor, pensador y rector de la Universidad Central Europea.

Pese a que el Tribunal Supremo del país determinó la obligatoriedad de la aplicación de la vacuna anticovid, el presidente Jair Bolsonaro rechazó la decisión y dijo que él no se la pondría. Bolsonaro estuvo enfermó de covid-19 durante varias semanas en julio pasado.

A principios de diciembre, Brasil confirmó su primer caso de reinfección de covid.

Ecuador, los cuerpos en la calle

Las imágenes de cuerpos en las calles de Guayaquil, el epicentro de la tragedia ecuatoriana por la covid-19, dieron la vuelta al mundo. La falta de capacidad de servicios forenses generaron la escena de horror.

Es el sexto país de América Latina con más casos confirmados en relación con su población.

En Guayaquil, una fiesta para una mujer que venía regresando de España ocasionó el contagio que pronto rebasó todas las expectativas de ese país. 

Después de ese contagio, a finales de febrero, el gobierno del presidente Lenin Moreno comenzó a aplicar medidas restrictivas (como el toque de queda desde las 9 de la noche hasta las 5 de la mañana siguiente), así como la suspensión de todas las actividades, exceptuando a las industrias agrícolas, ganaderas, de salud, bancos y comercios de alimentos.

Esta medida permite a los militares resguardar el control en las ciudades y restringir derechos, como el de reunión. Las autoridades también prohibieron la salida del país de gel desinfectante, mascarillas y jabones, entre otras medidas.

En redes sociales circulan videos con denuncias contra las fuerzas armadas de ese país y videos que muestran a civiles que son golpeados con látigos o a quienes se les corta el cabello en contra de su voluntad.

Colombia: covid-19, primera causa de muerte

Este país se convirtió en la cuarta nación con más contagios de covid-19 en el continente americano y el cuarto en mortalidad por esa enfermedad. Desde que llegó el primer contagio a este país, el 6 de marzo, ya suman más de millón 500 mil casos y 41 mil fallecidos. Colombia cierra el año en el peor momento de lo que va la pandemia, con más de 14 mil contagios en un solo día, el 24 de diciembre, un récord desde que la pandemia llegó a su territorio.

Algunas ciudades como Cali, Pereira e Ibargué, con más de 80 por ciento de ocupación hospitalaria, decretaron una cuarentena total por el aumento de casos de covid-19. Las autoridades de ese país aseguran que el repunte en contagios se derivó de la celebración del Día de las velitas, el 7 de diciembre, en que las familias colombianas se reúnen para celebrar a la Concepción de la Cirgen María. Encienden velas afuera de sus casas, preparan alimentos especiales y en algunos sitios rezan juntos.

En 22 de los 32 departamentos de Colombia, la covid-19 se coloca como la primera causa de muerte desde enero a octubre, según cifras oficiales.

Oceanía

Australia: gabinete en riesgo

El ministro del Interior, Petter Dutton, dio positivo en la prueba para detectar el covid-19, otros miembros del gabinete del gobierno de Scott Morrison podrían ser portadores del virus, según reportan varios medios de ese país. 

Además el Gran Premio de Australia, que reuniría a aficionados de la Fórmula Uno de todo el mundo también fue cancelado. Uno de los miembros del equipo McLaren dio  postitivo en la prueba paradetectar el covid-19. El gran premio de Vietnam se no se ha cancelado, pero las autoridades de ese país anunciaron que prohibirán la entrada a personas que provengan de Italia, a pesar de que la escudería Ferrrari está integrada, en su mayoría, por italianos. 

A pesar de su cercanía con China, Australía ha logrado hacer frente al covid-19. Unos de los casos más famosos furon los del actor Tom Hanks y su esposa Rose Yerex. 

África

Países africanos

El 14 de febrero se registró primer caso del nuevo coronavirus en África. El paciente de nacionalidad desconocida se presentó en Egipto. Pocos días después el virus llegó a Argelia y luego a Nigeria (24 de febrero). Un ciudadano italiano que viajó desde Milán hasta Lagos, Nigeria. Lagos es la principal Metrópolis de Nigeria con 20 millones de residentes. El director de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud, el doctor Michael J. Ryan, destacó que “Nigeria tiene un sistema fuerte, con una red de laboratorios para la diagnosis y centros para el aislamiento. Este es el resultado de haber invertido en su sistema de salud”

El caso es especial ya que Nigeria es uno de los lugares del mundo con un sistema de salud público más frágil; ahí donde se dio el primer caso de ébola en el 2014.

África tiene grandes vínculos con China. Actualmente hay un millón de chinos en África, cada año viajan 800 mil turistas chinos a África cada año y unos 80 mil africanos estudian en China. Por ello se temía que se dañara la relación económica entre los países. Numerosas compañías aéreas decidieron cancelar sus vuelos con conexión a Pekín, Guangdong y Shanghai. Sin embargo, todos los casos hasta ese momento habían llegado de Italia.

La primera muerte a causa del coronavirus fue registrada en Egipto, el 8 de marzo. Un hombre alemán de 60 años que había dado positivo apenas un día antes, informó el Ministerio de Salud Egipcio en un comunicado.

Nigeria decidió cerrar el Parlamento durante dos semanas, Zimbabwe ha prohibido a los funcionarios públicos viajar al extranjero, Kenia ha prohibido las reuniones y eventos internacionales durante 30 días, y la Federación de Fútbol de Tanzania pide a los jugadores que no se den la mano en los partidos.

Reunión G20

La crisis por covid-19 derivó el jueves 30 de marzo en una reunión virtual de los líderes del llamado G-20. En videoconferencia, los mandatarios de 20 naciones acordaron destinar alrededor de 5 billones de dólares para contrarrestar los impactos de la pandemia.

Los representantes de las naciones pidieron a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y a la OCDE que evalúen cómo va a impactar la pandemia en los empleos y en el comercio. 

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador propuso que la ONU intervenga para que se garantice a todos los pueblos, y los países por igual, el acceso a medicamentos y a equipos, y para que no haya especulación en compras de medicamentos, equipos, ventiladores. También, que las grandes potencias hagan una tregua para no aprovecharse con medidas especulativas.

Este trabajo se originó en un ejercicio de la clase de Periodismo Internacional con estudiantes de 8o y 9o. semestres de la carrera de Comunicación de la Universidad Iberoamericana. Agradecemos a todo el grupo sus aportes a la investigación.

Quería ser exploradora y conocer el mundo, pero conoció el periodismo y prefirió tratar de entender a las sociedades humanas. Dirigió seis años la Red de Periodistas de a Pie, y fundó Pie de Página, un medio digital que busca cambiar la narrativa del terror instalada en la prensa mexicana. Siempre tiene más dudas que respuestas.

Fue educado en escuelas católicas hasta que se volvió ateo. Es huraño y trotamundos. Estudió periodismo y nunca se graduó. Suele tener más fe en las viejas narrativas que en las nuevas. Le gusta escribir historias.

Periodista de la Ciudad de México. Hecho en CU. Empeñado en entender el mundo a través del periodismo y sus personajes. En constante aprendizaje. Admirador de las grandes historias.

Periodista en constante búsqueda de la mejor manera de contar cada historia y así dar un servicio a la ciudadanía. Analizo bases de datos y hago gráficas; narro vivencias que dan sentido a nuestra realidad.

Relacionado