Científicamente comprobado: un análisis de los tratamientos más usados contra la covid-19

1 febrero, 2021

La ciencia ya ha ofrecido suficientes pruebas de la ineficacia y perjuicio de algunos medicamentos usados en la lucha contra la pandemia, promovidos incluso por algunos gobiernos. Éste es un análisis con las pruebas científicas existentes sobre su efectividad

Por Aleida Rueda, Fabiola Torres, Juan Ugarte / Salud con Lupa

Imágenes: Kipu Visual

Actualizado al 8 de abril de 2021

Un año después del inicio de la pandemia de covid-19, médicos de todo el mundo siguen buscando tratamientos —desde antiinflamatorios y antivirales hasta plasma sanguíneo y células madre— para frenar la enfermedad que cambió la vida que conocíamos. En ese lapso se han realizado múltiples ensayos clínicos que ofrecen evidencia científica para confirmar la eficacia o perjuicio del uso de un medicamento o terapia con diversos pacientes que han sufrido cuadros leves, moderados y graves de la infección por coronavirus.

De acuerdo con la información disponible, medicamentos como la hidroxicloroquina o la azitromicina ya no deberían aplicarse en los hospitales, sin embargo países como Perú, Brasil o México continúan ofreciéndolos sin atender a las advertencias de la comunidad científica internacional.

En este especial, con la colaboración de la Fundación Epistemonikos, el equipo de Salud con lupa analizó la evidencia disponible para 38 tratamientos y medicamentos más usados contra el coronavirus. Luego diseñó una clasificación de siete niveles (desde “altamente efectivo” hasta “la ciencia no lo avala”) que describen la utilidad de estas terapias.

La clasificación se actualiza cada semana, de acuerdo a la nueva evidencia disponible. La puede consultar en este link,

En las últimas semanas, por ejemplo, destaca la inclusión del Tocilizumab, entre los medicamentos «listos para su uso», después de los últimos resultados del estudio Recovery.

En cambio, el Remdesivir, que comenzó a ser utilizado en 4 hospitales de la Ciudad de México, se mantiene en la categoría de «poco prometedor».

En el caso de la Ivermectina, otro medicamento que se ha generalizado en México y que en febrero había subido a la categoría de «prometedor», volvió a estar ranqueado como neutro después de los resultados del último ensayo clínico.

El equipo de Salud con lupa hizo el análisis de más de 30 medicamentos. Aquí presentamos 11 que han sido más discutidos en México:

¿Por qué es relevante para covid-19?

La dexametasona es un corticoide que disminuye la inflamación (efecto antiinflamatorio) y reduce o suprime la respuesta inmune de nuestro organismo (efecto inmunosupresor). Estos efectos son los que se busca controlar en los casos más graves de covid-19 porque hay inflamación del pulmón y otros órganos, además de una respuesta inmune «exagerada» de nuestro organismo.

Tipo de medicamento: Antiinflamatorios

Tipo de pacientes ¿En qué casos se propone su uso?

El uso de corticoides, como la dexametasona, se ha propuesto principalmente en pacientes graves que requieren atención en unidades de cuidados críticos, en especial en aquellos que requieren apoyo de un ventilador mecánico.

¿Se propone su uso en otros casos?

No, en los pacientes de menor gravedad aún no se propone su uso, aunque se está investigando si tienen algún rol. Otros tipos de corticoides, por vía inhalada, se están evaluando para la prevención de covid-19.

¿Qué dice la evidencia?

Conocemos los resultados de tres ensayos aleatorizados (en los que participaron más de 6000 pacientes) que muestran que la dexametasona disminuye el riesgo de muerte en los casos graves de covid-19, además de otros beneficios.

Aún falta conocer los resultados de otros ensayos. Con ellos podremos confirmar lo que sabemos e, idealmente, determinar si la dexametasona es mejor que otros corticoides, cuál es la mejor forma de administrarla y cuál es el rol que cumple en casos de menor gravedad, como los pacientes hospitalizados fuera de unidades de cuidados intensivos.

En el caso de las personas con síntomas leves que no requieren hospitalización, la dexametasona no tiene beneficios. Tampoco juega un rol en la prevención del contagio.

Dónde acceder a la evidencia y mantenerse actualizado sobre esta intervención: Corticosteroids for COVID-19 Evidencia actualizada al 8/04/2021.

Los principales estudios: Los siguientes ensayos han reportado resultados de manera total o parcial: RECOVERY (Reino Unido), DEXA-COVID19 (internacional), Jamaati y colaboradores (Irán); CoDEX (Brasil). El primer ensayo comparando dos corticoides del que conocemos resultados es el de Ranjbar y colaboradores (Irán).

Países de América Latina que lo usan contra covid-19: Ya se usa para pacientes hospitalizados por covid-19 en Brasil, Colombia, México y Perú.

Patentes: Genérico

Fabricantes principales: Kern Pharma (España)

Postura de la OMS: La OMS recomienda el uso de corticoides para el tratamiento de pacientes con covid-19 en estado grave y crítico. No sugiere usarlos en casos leves, ya que los estudios no reportaron beneficios en estos casos y podría resultar perjudicial. La terapia debe estar bajo la supervisión de un médico.

Posibles efectos adversos: Los corticoides tienen múltiples efectos adversos, en especial en quienes los utilizan por tiempo prolongado. Sin embargo, en el tratamiento de pacientes con covid-19 grave, el único efecto adverso importante es el aumento del nivel de glucosa sanguínea, que es controlable y no tiene consecuencias a largo plazo.

Tocilizumab

¿Por qué es relevante para COVID-19?

Se ha observado un momento específico en la evolución de covid-19 en el que la persona comienza a agravar sus síntomas rápidamente y se ha denominado «tormenta de citoquinas». El tocilizumab es un inhibidor de citoquinas y podría jugar un rol importante en detener dicha «tormenta». Se trata de un medicamento biológico, aprobado para tratar la artritis reumatoide y disminuir la inflamación severa de varios órganos al bloquear una citoquina específica, la interleuquina-6

Tipo de medicamento: Inhibidores de citoquinas

Tipo de pacientes ¿En qué casos se está investigando?

El tocilizumab se está investigando para el tratamiento de covid-19 en etapas graves.

¿Qué dice la evidencia?

El 11 de febrero se dieron a conocer los resultados del ensayo RECOVERY, el mayor realizado hasta ahora, el cual demostró que el uso de tocilizumab disminuye el riesgo de muerte en pacientes con covid-19 que requieren apoyo con oxígeno, además de otros beneficios.

Estos resultados se suman a los del ensayo REMAP-CAP, anunciados el 8 de enero, que también demostró beneficios al utilizar tocilizumab en pacientes con covid-19.

Considerando la importancia de estos ensayos, tocilizumab salta inmediatamente a la categoría «listo para su uso», al menos en los pacientes con características similares a los de estos ensayos.

Una de las interrogantes que aún no se resuelve es por qué todos los ensayos realizados con anterioridad coincidían en que no había ninguna utilidad en el uso de tocilizumab. Una de las hipótesis que tiene más fuerza es que podría deberse a diferencias en la gravedad de los pacientes estudiados.

Aún falta por conocer los resultados definitivos del ensayo RECOVERY, los de otros ensayos en curso y las diferentes conclusiones que se obtengan al analizar el conjunto de evidencia con la que ya contamos. Esta información será fundamental para determinar en qué pacientes se justifica y en cuáles no, cuál es la mejor forma de administrarlo, entre otros detalles.

Dónde acceder a la evidencia y mantenerse actualizado sobre esta intervenciónDrugs targeting interleukin-6 for Coronavirus infection Evidencia actualizada al 8/04/2021

Los principales estudios:

Los siguientes ensayos han reportado resultados de manera total o parcial: Wang y colaboradores (China); COVINTOC (India); REMAP-CAP (internacional); COVACTA (internacional); RECOVERY (Reino Unido); TOCIBRAS (Brasil); CORIMUNO-TOCI 1 (Francia); EMPACTA (internacional); RCT-TCZ-COVID-19 (Italia); BACC Bay Tocilizumab Trial (Estados Unidos); Zhao y colaboradores (China).

Países de América Latina que lo usan contra covid-19: Uruguay, Brasil, Colombia, México y Perú (ensayos clínicos)

Patentes:

Fabricantes principales: Roche

Postura de la OMS: No lo recomienda aún como tratamiento paracovid-19.

Posibles efectos adversos: El uso prolongado de inmunosupresores tiene como principal efecto adverso la aparición de infecciones. Sin embargo, este efecto es menos relevante cuando se utiliza por periodos cortos, como en el tratamiento de covid-19.

¿Por qué es relevante para covid-19?

El ibuprofeno es un antiinflamatorio no esteroidal ampliamente utilizado en infecciones y otras enfermedades para el control de síntomas como la fiebre y el dolor. Además de ser relevante por su rol en el manejo sintomático, cobró importancia al comienzo de la pandemia porque algunos científicos advirtieron de posibles efectos perjudiciales en pacientes con covid-19 que utilizaban ibuprofeno. Actualmente, se está investigando un posible rol como tratamiento en ciertos casos de covid-19.

Tipo de medicamento: Antiinflamatorios

Tipo de pacientes ¿En qué casos se está investigando?

Inicialmente, el ibuprofeno fue implicado como una intervención que podía ser perjudicial en el contexto de covid-19. Por lo tanto, parte de la investigación se ha enfocado en evaluar esa asociación. Adicionalmente, el ibuprofeno está siendo investigado para el tratamiento de covid-19 grave.

¿Qué dice la evidencia?

Varios estudios ya han despejado las dudas iniciales sobre la posibilidad de que el ibuprofeno causara un agravamiento de la enfermedad.

Dejando atrás esa polémica, no contamos aún con evidencia que permita concluir si el ibuprofeno tiene un rol en el tratamiento específico de covid-19, por lo que el ibuprofeno se encuentra en la categoría «neutro» de nuestro ranking.

Dónde acceder a la evidencia y mantenerse actualizado sobre esta intervención: Nonsteroidal anti-inflammatory drugs for covid-19 Evidencia actualizada al 8/04/2021.

Los principales estudios: No hay datos provenientes de ensayos aleatorizados. Algunos de los mayores estudios no aleatorizados son: Bejan y colaboradores (Estados Unidos); Samimagham y colaboradores (Irán); Perkins y colaboradores (Estados Unidos); Abu Esba y colaboradores (Arabia Saudita); Kragholm y colaboradores (Dinamarca); Choi y colaboradores (Corea del Sur); Rinott y colaboradores (Israel); Castro y colaboradores (Estados Unidos). Uno de los ensayos más importante que se encuentra en desarrollo es el LIBERATE (Reino Unido).

Países de América Latina que lo usan contra el covid-19: Disponible en farmacias: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Patentes: Genérico

Fabricantes principales:

Postura de la OMS: Aceptado como tratamiento para síntomas leves.

Posibles efectos adversos: En general, el ibuprofeno es un fármaco con un perfil de efectos adversos favorable (efectos adversos poco frecuentes y efectos adversos graves muy infrecuentes)

¿Por qué es relevante para covid-19?

La vitamina D tiene múltiples funciones en nuestro organismo. Actualmente se le atribuyen innumerables propiedades, entre ellas, ayudar a prevenir o acelerar la recuperación de infecciones virales, como covid-19.

Tipo de medicamento: Suplementos nutricionales

Tipo de pacientes ¿En qué casos se está investigando?

La vitamina D se está investigando tanto en la prevención como en el tratamiento del covid-19.

¿Qué dice la evidencia?

El ensayo aleatorizado más importante sobre el efecto de la vitamina D en el tratamiento de COVID-19 fue realizado en Brasil por Murai y colaboradores y se publicó a mediados de Febrero de 2021. El resultado fue desalentador. Si bien la terapia incrementó los niveles de vitamina D de los pacientes, esto no se tradujo en beneficios concretos como la disminución de los riesgos de agravarse o morir.

Antes de esta publicación, otros estudios habían mostrado resultados promisorios. Pero se trataba de ensayos pequeños con múltiples limitaciones metodológicas.

Aún existe mucha investigación en desarrollo sobre el rol de la vitamina D en la prevención del contagio y en el tratamiento de las diferentes etapas de la enfermedad. Aunque para algunos casos, como los evaluados en el ensayo de Murai y colaboradores, la vitamina D sea poco prometedora, para otros casos aún existe incertidumbre. Por esta razón, la vitamina D se mantiene en la categoría «neutro» de nuestro ranking.

Dónde acceder a la evidencia y mantenerse actualizado sobre esta intervención: Vitamin D for covid-19 Evidencia actualizada al 8/04/2021.

Los principales estudios: Los siguientes ensayos han reportado resultados de manera total o parcial: Lakkireddy y colaboradores (India); Barna-COVIDIOL (España); Murai y colaboradores (Brasil); SHADE (India); COVIDIOL (España).

Países de América Latina que lo usan contra covid-19:

Patentes: Genérico

Fabricantes principales:

Postura de la OMS: No indicado como tratamiento para covid-19.

Posibles efectos adversos: Consumir demasiada vitamina D (conocida como toxicidad por vitamina D) puede ser perjudicial. Los signos de toxicidad incluyen náuseas, vómitos, falta de apetito, estreñimiento, debilidad y pérdida de peso. Sin embarg, en general en la forma que es administrada en los estudios, la vitamina D tiene un perfil favorable de efectos adversos (efectos adversos poco frecuentes y efectos adversos graves muy infrecuentes).

¿Por qué es relevante para covid-19?

El paracetamol es un fármaco ampliamente utilizado para el control de la fiebre, el dolor y otros síntomas que se observan en las personas con covid-19.

Tipo de medicamento Analgésicos

Tipo de pacientes ¿En qué casos se está investigando?

El paracetamol no se está investigando activamente en covid-19.

¿Qué dice la evidencia?

Posiblemente, el paracetamol es lo primero que se receta en pacientes con síntomas de covid-19. Sin embargo, hasta ahora no existen estudios que evalúen su efectividad en personas con esta enfermedad. Se ha planteado como alternativa a los antiinflamatorios no esteroidales, que sí han sido objeto de una intensa investigación.

Dónde acceder a la evidencia y mantenerse actualizado sobre esta intervención: Paracetamol (acetaminophen) for covid-19 Evidencia actualizada al 8/04/2021.

Los principales estudios: No hay ensayos en ninguna etapa que evalúen este medicamento, aunque es razonable extrapolar lo que sabemos sobre su eficacia y seguridad en otras enfermedades.

Países de América Latina que lo usan contra covid-19: Disponible en farmacias de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay y Venezuela

Patentes: Genérico

Fabricantes principales:

Postura de la OMS: Recomendado para los primeros síntomas: dolor y fiebre.

Posibles efectos adversos: Ninguno, siempre y cuando no se superen los 4 gramos diarios

Ivermectina

¿Por qué es relevante para covid-19?

La ivermectina es un antiparasitario con efectos probados en animales y seres humanos en el tratamiento contra algunos parásitos intestinales o externos, como la pediculosis.

Tipo de medicamento: Antiparasitarios

Tipo de pacientes ¿En qué casos se está investigando?

La ivermectina se está investigando tanto para la prevención como para el tratamiento de covid-19 en etapas iniciales.

¿Qué dice la evidencia?

El rol de la ivermectina se ha transformado en una de las principales controversias relacionadas con la prevención o el tratamiento de covid-19. En febrero un equipo internacional dio a conocer los resultados de varios ensayos, que habían subido este medicamento a un nivel prometedor. Ahora ya contamos con los datos de 26 ensayos aleatorizados, en los que participaron más de 4 mil pacientes. Desafortunadamente, la gran mayoría de estos ensayos tienen limitaciones muy importantes, por lo que al analizarlos en conjunto no es posible establecer con certeza si la ivermectina es beneficiosa o no en la prevención o el tratamiento de covid-19. Más aún, el 5 de marzo de 2021 se publicó el ensayo colombiano EPIC, el más importante realizado hasta ahora, el cual no observó ningún beneficio.

La recomendación en contra de su uso fuera de ensayos aleatorizados, emitida por la Organización Mundial de la Salud el 31 de Marzo de 2021, ratifica la incertidumbre que existe en torno a este medicamento.

En nuestro ranking, la ivermectina se ubica en la categoría «neutro».

Dónde acceder a la evidencia y mantenerse actualizado sobre esta intervención: Ivermectin for covid-19 Evidencia actualizada al 8/04/2021.

Los principales estudios:

Los siguientes ensayos han reportado resultados de manera total o parcial: IFORS (Brasil); EPIC (Colombia); IVMC_03 (Turquía); 2020-A-09 (México); IVERCOVID (Nigeria); SHEBA-20-7156-ES-CTIL (Israel); IVE-COV (Pakistán); RIVET-COV (India); HUVE-19-CT-001 (Bulgaria); Raad y colaboradores (internacional); Mahmud R et al (Bangladesh); Rezai y colaboradores (Irán); Spoorthi y colaboradores (India); Shoumann y colaboradores (Egipto); SAINT (España); Kirti y colaboradores (India); Mohiuddin y colaboradores (Bangladesh); IVERCAR-TUC (Argentina); Chachar y colaboradores (Pakistán); PR-20039 (Bangladesh); Niaee y colaboradores (Irán); Elgazzar y colaboradores (Egipto); IVM-AR-1 (Argentina); IVM-DOX (Irak); Podder y colaboradores (Bangladesh); Kishoria y colaboradores (India); Galan y colaboradoroes (Brasil).

Países de América Latina que lo usan contra covid-19: Guatemala, Bolivia, Perú, Honduras, Brasil y México (ensayos clínicos)

Patentes: Genérico

Fabricantes principales:

Postura de la OMS: No recomendado como tratamiento para covid-19

Posibles efectos adversos: La ivermectina es un fármaco con un perfil favorable de efectos adversos (efectos adversos poco frecuentes y efectos adversos graves infrecuentes)

¿Por qué es relevante para covid-19?

Se ha planteado que las células madre tendrían una gran variedad de propiedades terapéuticas. Entre ellas, su supuesto efecto antiinflamatorio las haría potencialmente útiles en el tratamiento del covid-19. Las células madre (o troncales) se llaman así por su capacidad de dividirse y luego transformarse en cualquier tipo de tejido. Es decir, pueden ‘procrear’ múltiples células.

Tipo de medicamento: Terapias celulares

Tipo de pacientes ¿En qué casos se está investigando?

Las células madre se están investigando para el tratamiento de covid-19 en etapas graves.

¿Qué dice la evidencia?

Hasta ahora, sólo se han completado pequeños ensayos aleatorizados con este tratamiento. Estos no permiten afirmar si las células madre son o no efectivas. Además, se trata de un tipo de tratamiento de alto costo.

Dónde acceder a la evidencia y mantenerse actualizado sobre esta intervención: Stem-cell therapy for covid-19 Evidencia actualizada al 8/04/2021.

Los principales estudios: Los ensayos que han reportado resultados son: Shi L y colaboradores (China) y Shu L y colaboradores (China) y Lanzoni y colaboradores (Estados Unidos). Hay más de 50 ensayos en curso que están probando diferentes tipos de células y técnicas.

Países de América Latina que lo usan contra covid-19: Brasil y México (estudios clínicos)

Patentes:

Fabricantes principales:

Postura de la OMS: No hay información disponible.

Posibles efectos adversos: En experimentación

¿Por qué es relevante para covid-19?

El remdesivir es un antiviral de amplio espectro que fue utilizado sin éxito para el tratamiento de la hepatitis C, Ébola, MERS y SARS. En estudios de laboratorio mostró actividad importante contra el SARS-CoV-2, por lo que se transformó en uno de los fármacos más investigados durante la pandemia.

Tipo de medicamento Antivirales

Tipo de pacientes ¿En qué casos se propone su uso?

El uso de remdesivir se ha propuesto principalmente en pacientes hospitalizados con gravedad moderada.

¿Se está investigando su uso en otros casos?

Sí, su uso se está investigando en todo tipo de pacientes con covid-19. A diferencia de otros antivirales, no se está investigando su uso en la prevención de la enfermedad.

¿Qué dice la evidencia?

No existe consenso entre las diferentes sociedades científicas y organizaciones internacionales sobre el rol de remdesivir en covid-19. Estas discrepancias se deben en parte a diferencias en el momento de análisis y a la complejidad del conjunto de evidencia existente. Pero también han habido acusaciones de irregularidades en los procesos de aprobación por algunas agencias regulatorias, que eventualmente pueden haber incidido en las recomendaciones.

En octubre la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) aprobaron su uso en pacientes con covid-19. Esto permitió que la farmacéutica Gilead cerrara tratos de venta multimillonarios. Pero hubo variadas acusaciones de que las aprobaciones fueron aceleradas para evitar hacerse cargo de los resultados del ensayo SOLIDARITY de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Estos resultados fueron difundidos el 15 de octubre y mostraron que remdesivir no tendría ningún beneficio. En consecuencia, el 20 de noviembre la OMS publicó la recomendación de no utilizarlo en pacientes con covid-19, cualquiera sea la severidad de la enfermedad.

Polémica aparte, hasta ahora se han publicado ocho ensayos aleatorizados evaluando remdesivir. Ninguno ha logrado demostrar un efecto sobre la tasa de mortalidad ni sobre el número de pacientes conectados a ventiladores mecánicos. El análisis combinado del conjunto de evidencia confirma esta ausencia de beneficio sobre los desenlaces más importantes. Por otro lado, algunos ensayos han mostrado, y otros no, beneficios sobre desenlaces menos importantes, como días que tarda un paciente en mejorarse. En otras palabras, aún no se puede descartar que remdesivir tenga un beneficio pequeño, aunque sea a un costo alto.

Aún falta aclarar cuáles pueden ser las razones detrás de las diferencias que se observan en los distintos ensayos. También falta evaluar la información de múltiples ensayos en curso, que seguramente darán más luces sobre el rol del remdesivir. Por lo tanto, es demasiado pronto para decir si remdesivir está listo para ser abandonado, pero en base a la información existente, permanece en la categoría de «poco prometedor» en nuestro ranking.

Dónde acceder a la evidencia y mantenerse actualizado sobre esta intervención: Remdesivir for covid-19 Evidencia actualizada al 8/04/2021.

Los principales estudios: Los siguientes ensayos han reportado resultados de manera total o parcial: WHO SOLIDARITY (internacional); ACTT-1 (internacional); DisCoVeRy (internacional); SIMPLE-1 (internacional); CAP-China remdesivir 1 (China); CAP-China remdesivir 2 (China); SIMPLE-2 (internacional); Humeniuk y colaboradores (Estados Unidos); Mahajan y colaboradores (India).

Países de América Latina que lo usan contra covid-19: Venezuela, Brasil, Colombia y México (en ensayos clínicos)

Patentes: Gilead Sciences tiene la patente exclusiva de fabricación hasta el 2037.

Fabricantes principales: Gilead Sciences (Estados Unidos)

Postura de la OMS: No lo recomienda para el tratamiento de covid-19 en ninguna etapa.

Posibles efectos adversos: Aparentemente es un fármaco seguro, aunque aún se requieren más datos para descartar si fue la causa de daño en el hígado, daño renal e hiperglicemia en algunos pacientes que lo recibieron en los estudios.

¿Por qué es relevante para covid-19?

Un estudio no aleatorizado que tuvo gran repercusión mediática al comienzo de la pandemia puso la azitromicina entre los tratamientos más utilizados contra el covid-19. Sin embargo, se trata de un antibiótico usado frecuentemente en enfermedades causadas por bacterias, mientras que el covid-19 es una infección viral. Las teorías que justificarían su uso como terapia para el covid-19 no están del todo probadas.

Tipo de medicamento Antibióticos

Tipo de pacientes ¿En qué casos se propuso su uso?

La azitromicina se propuso para prevenir covid-19, pero también se postuló como tratamiento contra la enfermedad en diferentes etapas.

¿Qué dice la evidencia?

La publicación de los resultados del ensayo RECOVERY, basado en datos de más de 7 mil pacientes, no hizo más que confirmar lo que ya sabíamos gracias a otros ensayos: azitromicina no tiene ningún beneficio en el tratamiento de covid-19.

Dónde acceder a la evidencia y mantenerse actualizado sobre esta intervención: Azithromycin for covid-19 Evidencia actualizada al 8/04/2021.

Los principales estudios: Los ensayos que han reportado datos son el RECOVERY (Reino Unido), COALITION I , COALITION II (Brasil) , Sekhavati y colaboradores (Irán), SVU-MED-CHT019-420860 (Egipto), Purwati y colaboradores (Indonesia), PRINCIPLE (Reino Unido), 1000091 (Bangladesh), Guvenmez y colaboradores (Turquía), Q-PROTECT (Qatar), HAHPS (Estados Unidos) y COVID-19 Early Treatment (Estados Unidos).

Países de América Latina que lo usan contra covid-19: Argentina, Brasil, Colombia, México, Perú, Venezuela

Patentes: Genérico

Fabricantes principales: Fabricante de Zithromax: Pfizer (Estados Unidos)

Postura de la OMS: No recomendado como tratamiento para covid-19.

Posibles efectos adversos: Es un antibiótico, lo que conlleva los riesgos personales y poblacionales del uso innecesario de antibióticos.

Plasma convaleciente

¿Por qué es relevante para covid-19?

Los pacientes que se han recuperado de cuadros infecciosos poseen anticuerpos en su sangre que los protegen de futuras enfermedades producidas por el mismo agente. Estos anticuerpos pueden obtenerse desde el plasma de la sangre, que en este contexto pasa a llamarse plasma convaleciente.

Tipo de medicamento Productos sanguíneos

Tipo de pacientes ¿En qué casos se está investigando?

El plasma convaleciente se está investigando para el tratamiento de covid-19 en etapas graves.

¿Qué dice la evidencia?

La evidencia en contra del plasma convaleciente sigue acumulándose. A la detención del ensayo C3PO por falta de beneficio, a principios de marzo, ahora se sumaron más detalles del ensayo RECOVERY a través de un preprint (el comunicado de prensa ya había sido dado a conocer a mediados de enero). Con esto, ya conocemos los resultados de quince ensayos aleatorizados, en los que participaron más de 12 mil pacientes, que en conjunto muestran que el plasma convaleciente no otorga ningún beneficio en el tratamiento del covid-19.

A pesar de la reciente aprobación para su uso por la FDA y de tratarse de una de las intervenciones terapéuticas que más interés suscitaba en todo el mundo, la evidencia ya es abrumadoramente desfavorable para esta terapia.

Aún persiste una pequeña duda sobre si podría existir beneficio al utilizar cierto tipo de plasma en un subconjunto específico de pacientes. Sin embargo, el interés en seguir investigando esta intervención tan poco prometedora, de alto costo y complicada logística, probablemente irá decayendo.

Desafortunadamente, a pesar de haber sido aprobado su uso por la FDA y de tratarse de una de las intervenciones terapéuticas que más interés suscita en todo el mundo, la evidencia disponible sitúa al plasma convaleciente en la categoría de «poco prometedor» de nuestro ranking.

Dónde acceder a la evidencia y mantenerse actualizado sobre esta intervención: Convalescent plasma for covid-19 Evidencia actualizada al 8/04/2021.

Los principales estudios: Los siguientes ensayos han reportado resultados de manera total o parcial: RECOVERY (Reino Unido); Balcells y colaboradores (Chile); C3PO (Estados Unidos); FundacionINFANT-Plasma (Argentina); PlasmAr (Argentina); Baklaushev y colaboradores (Federación Rusa); Li y colaboradores (China); PICP19 (India); CONCOVID (Países bajos); AlQahtani y colaboradores (Baréin); ILBS-COVID-02 (India); PLACID (India); ConPlas-19 (España); Rasheed AM y colaboradores (Irak); CP-COVID-19/PC-COVID-19 (Colombia); AAAS9924 (internacional); Beltran Gonzalez y colaboradores (México).

Países de América Latina que lo usan contra covid-19: Se hacen ensayos clínicos en Argentina, Brasil, México, Chile, Colombia, Panamá, Costa Rica, Paraguay. En Venezuela, Bolivia y El Salvador se usa como protocolo de emergencia.

Patentes:

Fabricantes principales:

Postura de la OMS: Autorizado bajo condiciones experimentales y dentro del marco regulatorio de cada país.

Posibles efectos adversos: Los principales efectos adversos de la transfusión de plasma son las reacciones alérgicas y anafilácticas, y en menor medida la sobrecarga circulatoria, la cual puede descompensar a personas que tengan enfermedades cardiacas. Se asocia también a efectos adversos graves, los cuales son de baja frecuencia si el proceso de obtención y administración del plasma se lleva a cabo de manera óptima.

¿Por qué es relevante para covid-19?

Al comienzo de la pandemia, un estudio no aleatorizado que tuvo gran repercusión mediática puso la hidroxicloroquina y la cloroquina entre los tratamientos más utilizados contra el covid-19. La recomendación de utilizarla que hizo una guía china (sin haber publicado los datos que la sustentaban) y la promoción realizada por los presidentes Donald Trump y Jair Bolsonaro (sin base científica) también contribuyeron a su popularidad.

Tipo de medicamento Antimaláricos

Tipo de pacientes ¿En qué casos se propuso su uso?

La hidroxicloroquina y la cloroquina se propusieron para prácticamente todo el espectro de casos posibles, tanto de prevención como de tratamiento del covid-19.

¿Qué dice la evidencia?

La evidencia sobre el rol de la cloroquina y la hidroxicloroquina en el tratamiento del covid-19 es categórica: no son efectivos. Se trata de evidencia que proviene de más de 40 ensayos que ya han reportado datos de más de 15 mil pacientes.

En cuanto al rol de estos fármacos en la prevención del covid-19, la evidencia también es desalentadora. Todos los ensayos aleatorizados sobre prevención con los que contamos han reportado que no se observó ningún efecto beneficioso. A pesar de ello, a principios de octubre se reactivó la controversia cuando dos grupos de investigadores afirmaron que al combinar todos estos estudios sí se observaría un beneficio. Lamentablemente, estas afirmaciones están basadas en revisiones muy poco rigurosas de los datos. Lo más razonable es ignorarlas hasta que contemos con los análisis más completos, que estarán disponibles muy pronto.

El 17 de diciembre la OMS publicó la recomendación de no utilizar hidroxicloroquina o cloroquina en pacientes con covid-19, cualquiera sea la severidad de la enfermedad.

Dónde acceder a la evidencia y mantenerse actualizado sobre esta intervención: Plataforma L·OVE – Antimalarials for covid-19 Evidencia actualizada al 8/04/2021.

Los principales estudios: Estos ensayos son algunos de los principales que han reportado resultados: RECOVERY (Reino Unido), SOLIDARITY (OMS/internacional), covid-19 PREP/PEP/PET (3 estudios en Estados Unidos), BCN PEP CoV-2 (2 estudios en España), COALITION I (Brasil), Kamran y colaboradores (Pakistán), Tang y colaboradores (China), Tang y colaboradores (China), Chen ZW y colaboradores (China), Chen L y colaboradores (China), Chen PC y colaboradores (Taiwán), HC-nCoV (China), Huang M y colaboradores (China), Abd-Elsalam S y colaboradores (Egipto), Mohiuddin y colaboradores (Bangladesh), NO covid-19 (Noruega) y ORCHID (Estados Unidos).

Países de América Latina que lo usan contra covid-19: Argentina, Brasil, Colombia, México, Perú, Uruguay Venezuela

Patentes: Genérico

Fabricantes principales:

Postura de la OMS: No recomendado como tratamiento para covid-19.

Posibles efectos adversos: Arritmias y otros problemas cardiacos, bajos niveles de azúcar en la sangre, anemias, y algunos problemas neurológicos y de visión.

¿Por qué es relevante para covid-19?

El lopinavir/ritonavir es una combinación de antivirales que se utiliza para tratar el VIH y que se comercializa como Kaletra®. Como es un fármaco con relativamente pocos efectos adversos y que se encuentra disponible en casi todos los países, apenas comenzó la pandemia se iniciaron múltiples ensayos para evaluar su efectividad.

Tipo de medicamento Antivirales

Tipo de pacientes ¿En qué casos se propuso su uso?

La combinación de lopinavir y ritonavir se propuso para prevenir el covid-19, pero especialmente se postuló como tratamiento contra la enfermedad en diferentes etapas.

¿Qué dice la evidencia?

De los múltiples ensayos realizados para evaluar la efectividad del lopinavir/ritonavir, cinco tienen datos que permiten concluir que este fármaco no tiene ningún beneficio para los pacientes con covid-19.

El 8 de octubre se conocieron los resultados del ensayo RECOVERY que indicaron que no mostró beneficios. Una semana después, el 15 de octubre, se difundieron los de SOLIDARITY y se confirmó la ausencia de eficacia. Ambos ensayos son los más grandes realizados hasta la fecha.

El 17 de diciembre la OMS publicó la recomendación de no utilizar lopinavir/ritonavir en pacientes con covid-19, cualquiera sea la severidad de la enfermedad.

Dónde acceder a la evidencia y mantenerse actualizado sobre esta intervención: Lopinavir for covid-19 Evidencia actualizada al 8/04/2021.

Los principales estudios: Purwati y colaboradores (Indonesia); Sali y colaboradores (Irán); DisCoVeRy (internacional); WHO SOLIDARITY (internacional); Nojomi y colaboradores (Irán); RECOVERY (Reino Unido); Zheng y colaboradores (China); Chen y colaboradores (China); UW-20-074 (Hong Kong); ELACOI (China); Huang y colaboradores (China); LOTUS (China); IVERCOVID (Nigeria)

Países de América Latina que lo usan contra covid-19: Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, México, Uruguay, Venezuela

Patentes:

Fabricantes principales: AbbVie (Estados Unidos)

Postura de la OMS: No recomendado como tratamiento para covid-19.

Posibles efectos adversos: En general, la combinación de lopinavir y ritonavir tiene un perfil de efectos adversos favorable (efectos adversos poco frecuentes y efectos adversos graves infrecuentes).

Tipo de medicamento Pseudociencia

Tipo de pacientes ¿En qué casos se ha planteado su uso o investigado?

No se ha planteado su uso para ningún tipo de pacientes, pero se ha extendido la falsa noticia de que podría prevenir el contagio del covid-19. Tampoco se han iniciado investigaciones sobre este producto.

¿Qué dice la evidencia?

Probablemente el dióxido de cloro nunca será evaluado en estudios clínicos porque existe información suficiente que advierte de sus riesgos para la salud. Más aún, no hay investigación de laboratorio o de ningún otro tipo que haga suponer que tendría un beneficio. Se trata más bien de un caso típico de “terapia” cuyo estatus no responde a razones científicas.

Evidencia actualizada al 8/04/2021.

Este trabajo fue realizado por Salud con Lupa. Lo reproducimos con su autorización. Aquí puedes consultar la publicación original completa.

Portal periodístico independiente, conformado por una red de periodistas nacionales e internacionales expertos en temas sociales y de derechos humanos.

Relacionado