Brigada Nacional presiona para reabrir fosa de Jojutla: «es momento de regresar por el resto de los cuerpos»

12 octubre, 2021

Trabajadores municipales desyerban la fosa de Jojutla. Fotografía de Heriberto Paredes.

La Brigada Nacional de Búsqueda inició trabajos en Morelos con la sensibilización de autoridades locales, revisión de expedientes del Servicio Médico Forense (Semefo) y la presión a las autoridades estatales y federales para reabrir la fosa irregular en Jojutla. Sin embargo, la búsqueda en campo no ha podido iniciar ante la ausencia de peritos de la Fiscalía General de la República

Texto y fotos: Heriberto Paredes y Rodrigo Caballero

Empieza la marcha de las familias

MORELOS.- Desde la catedral de Cuernavaca, decenas de familiares de personas desaparecidas marcharon hacia la plaza principal de la capital morelense el pasado domingo 10 de octubre, el calor de la tarde no impidió que los colectivos tomaran las calles para exigirles a las autoridades la presentación con vida de sus seres queridos.

Así comenzó formalmente la VI Brigada Nacional de Búsqueda (BNBPD) en Morelos, a donde acudieron 160 asociaciones de familiares de desaparecidos tras el llamado de colectivos locales hartos de la crisis forense y la violencia que azota a esta entidad desde el inicio de la mal llamada Guerra contra el Narcotráfico. 

«Hijo, escucha, tu madre está en la lucha» fue la consigna que más resonó en los muros coloniales de Cuernavaca, donde arrancaron las actividades de búsqueda con una marcha que acabó enfrente del Palacio de Gobierno de la ciudad, justo en las rejas principales donde se ubica el memorial a las víctimas de la violencia en el estado.

A lo largo de los años las familias han colocado placas conmemorativas, nombres, cruces, moños, flores y consignas en lo que se ha convertido en un altar para todos los que han muerto o han desaparecido en el contexto de violencia que azota al estado, donde un grupo de madres de familia pidió ayuda a colectivos de todo el país para alzar la voz, concientizar a la población y a buscar a sus desaparecidos por sus propia cuenta.

El llamado tardó, la pandemia del nuevo virus SARS-CoV-2 retrasó los planes para que la BNBPD se llevara a cabo en agosto pasado y -luego de dos meses de espera- este 9 de octubre de 2021 arribaron a Morelos unos 130 familiares provenientes de estados como Guerrero, Michoacán, Sinaloa, Sonora, Baja California, Puebla, Colima, Nayarit, Veracruz y Ciudad de México.

A la VI Brigada Nacional de Búsqueda asisten mujeres buscadoras de todas partes del país, desde Sonora hasta Guerrero. Foto: Rodrigo Caballero.
Concentración de los colectivos de búsqueda antes de la movilización en Cuernavaca. Fotografía: Rodrigo Caballero

Ellos fueron quienes marcharon hasta la plaza principal de Cuernavaca cargando los rostros de sus desaparecidos para que la población los viera; además de exigir a las autoridades, los familiares quieren concientizar a la población y que este crimen no se vuelva a repetir.

«Nosotros venimos a marchar para decirle a la gente que esta es una realidad que nos afecta a todos, yo no quisiera tener que salir pero aquí estoy porque busco a mi hija y no queremos venganza, no queremos culpables, queremos a nuestros tesoros de vuelta», aseguró Tranquilina Hernández, madre de Mireya Montiel Hernández, desaparecida en 2014 en Morelos.

Como parte de la Unión de Familias Resilientes Buscando a sus Corazones Desaparecidos Morelos, Tranquilina Hernández aseguró que fueron las propias familias morelenses apoyadas en coordinación con la Red de Enlaces Nacionales quienes lograron que iniciaran las labores de búsqueda en el estado.

Durante dos semanas, decenas de personas buscarán fosas clandestinas y fosas comunes a lo largo del estado, para ponerle un alto a la crisis forense que destapó el descubrimiento de las fosas que hizo la propia Fiscalía del Estado encontradas en 2016 y 2017 en los municipios de Tetelcingo y Jojutla.

«Hoy tenemos actividades con la población pero mañana comenzamos a buscar, esa es la esencia de la brigada: buscar, andaremos en el campo, en los panteones, en los predios, no vamos a dejar ningún lugar sin buscar, porque yo le prometí a mi hija que hasta debajo de las piedras iba a buscarla».

Tranquilina Hernández.

Demandan reapertura de fosa irregular de Jojutla

Para comenzar la semana de trabajo en algunos de los ejes de la VI BNBPD, se destinaron grupos para atender la sensibilización de autoridades locales, dar inicio a la revisión de expedientes del Servicio Médico Forense (Semefo) y visitar la fosa irregular –localizada y parcialmente exhumada en 2017– ubicada en el nuevo panteón municipal de Jojutla.

Los integrantes de la Brigada Nacional de Búsqueda destacaron la necesidad de que las autoridades garanticen un espacio específico para los cuerpos que sean exhumados en la reapertura de la fosa irregular de Jojutla.

En dicha visita se sostuvo una reunión con el personal de la Comisión Estatal de Búsqueda (CEB) y del representante de la Secretaría de Gobernación en el estado de Morelos, Carlos Brito, así como con la regidora actual, Alicia Rebollo. 

Bajo el apremiante sol, integrantes de los colectivos de búsqueda locales y algunos más de otros estados, se discutió la situación y algunos avances en materia de la reapertura de esta fosa, en la cual, «fueron saliendo cuerpos en las orillas de la excavación, se veían las bolsas en las que pensamos fueron enterrados, no pudimos sacarlos en aquella ocasión porque estaban debajo de tumbas privadas y ahora que las han reubicado es momento de regresar por el resto de los cuerpos», declaró Tranquilina Hernández, quien participó en la exhumación de 84 cuerpos en 2017.

Estado actual de la fosa de Jojutla. Fotografía de Heriberto Paredes

Según testimonios anónimos del personal del cementerio, y del propio representante del gobierno federal, los lotes referidos fueron primero usados como fosa común, sin embargo, se destinaron algunos espacios, de manera totalmente ilegal, para enterrar a algunas personas de escasos recursos, a manera de favor. A partir de una labor de más de dos años de pláticas y convencimiento, las tumbas fueron reubicadas a un espacio más digno y en una zona accesible del panteón. 

«Las trasladamos a mano, no usamos maquinaria y le explicamos a las familias que era mejor que sus difuntos estuvieran en otro espacio y finalmente se logró el traslado de las 5 tumbas, en donde había 6 personas enterradas (en un caso se trataba de unas gemelas pequeñas)», señaló Brito en entrevista para Pie de Página.

Entre las tumbas privadas también se encontraba una “tumba blanca”, término dado en este panteón a aquella cuya característica principal es el estar vacía.

Al llegar la comitiva de la Brigada se pudo constatar que personal del municipio estaba limpiando el perímetro señalado como parte de la fosa irregular y sólo estaba señalizado el lote explorado en 2017. 

Finalmente, tras un recorrido entre el personal de la CEB, la representación de Segob, colectivos locales y representantes de la BNBPD, concluyeron que era necesario garantizar el lugar de destino en donde serían depositados los restos que fueran exhumados, una preocupación que han expresado los colectivos de búsqueda locales.

«Nosotros estamos listos –precisó Brito– para reabrir la fosa ahora mismo pero los colectivos de búsqueda han puesto el acento en algo importante antes de empezar las exhumaciones, que es el lugar a dónde van a llegar los cuerpos, cómo van a ser identificados, cuáles garantías hay, se puede confiar en las instituciones, y cuál es la infraestructura forense y de identificación con la que se cuenta para que no se comentan los errores de hace cuatro años, en los cuales se sacan los cuerpos y en lugar de pasar por un proceso de identificación, sólo se llevaron a un frigorífico y fueron depositados ahí».

Actualmente, los cuerpos exhumados en las fosas irregulares en Jojutla (84) y Tetelcingo (117) se encuentran en un panteón forense en la ciudad de Cuautla, inhumados a petición de los colectivos locales. Dicho lugar debe de contar con todas las condiciones para realizar nuevas exhumaciones en caso necesario quedando pendiente la consolidación de todas las observaciones hechas a cada cuerpo, así como realizar todos los exámenes médicos necesarios antes de comenzar con la identificación.

A pesar de la buena disposición expresada por el representante del gobierno federal, hasta el momento de cierre de este texto, no se cuenta con los peritos especializados de la Fiscalía General de la República (FGR) y sin su participación no se han podido comenzar con las búsquedas en campo, uno de los ejes de trabajo más importantes de la Brigada.

Fotógrafo y periodista independiente residente en México con conexiones en Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Cuba, Brasil, Haití y Estados Unidos.

Relacionado