10 librerías periféricas, para tomar la cultura por propia mano

30 diciembre, 2021

Como la revolución, estas librerías abren conciencias de la periferia al centro. Este es un listado, siempre inacabado, de centros culturales que giran en torno a la lectura, el barrio como centro de reflexión. Lugares para visitar, socializar y armarse contra el capitalismo, el patriarcado y el racismo

Texto: Redacción

Fotos: Isabel Briseño

CIUDAD DE MÉXICO.- La distribución de libros en zonas periféricas pocas veces es una prioridad. Pero estas iniciativas tomaron la cultura por su propia mano y se dedicaron a abrir espacios en lugares, casi siempre olvidados.

Son pequeños pero poderosos esfuerzos por democratizar el conocimiento, crear comunidad y aumentar la participación política, que están ubicados en colonias populares.

1. Librería Peripheria

Distribuidora especializada en textos de género: policial, ciencia ficción, fantasía, fantástico, terror, novela rosa y teoría ficción. A Peripheria le interesan los textos periféricos. Este sitio se encuentra en el corazón de Ecatepec, una de las ideas centrales de este proyecto es crear conciencia sobre espacios de lectura en el Estado de México.

Contacto: peripherialibreria@gmail.com

Tw: @peripherialivro

IG: @libreriaperipheria

Facebook

Ubicación

2. La cháchara periférica

Esta librería fue fundada por un grupo de personas interesadas en la difusión del pensamiento crítico, el apoyo mutuo y la fraternidad. En pocas palabras: una forma de resistencia frente al modo de producción actual. Está en la colonia Vista Alegre, de la alcaldía Cuauhtémoc. Tienen entregas personales en la CDMX y envíos a todo el país.

IG: @la_chachara_periferica

Facebook

Ubicación

3. Navegui

La Librería Navegui se encuentra en un local del mercado del Carmen, en el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México. El sitio esta especializado en literatura y publicaciones infantiles y juveniles. Fernando Vera y Tanaia Navarrete estudiaron Letras Hispánicas, ambos decidieron abrir ese pequeño espacio cultural en ese emblemático municipio conurbado de la capital.

Tw: @LibreriaNave

IG: @librerianavegui

Facebook

Ubicación

4. Librería la Polilla

En un rinconcito de la ciudad, ubicado en la colonia Popotla, está esta librería autogestiva e independiente con escritoras latinoamericanas, vanguardismo mexicano, libros objeto, feminismos, prácticas narrativas, textos curatoriales, libros de arte, urbanismo, clásicos y novedades de la literatura latinoamericana. Su espíritu es simple: «vendemos libros que nos gustan».

Contacto: polillalibreria@gmail.com  

Tw: @polillalibreria

IG: @polillalibreria

Facebook

Ubicación

5. Cafeleería

«No sólo es un sueño de Calderón de la Barca, se originó con una chispa como el Big Bang, fue creada en el humo de la elocuencia para cultivar. Refugio de almas errantes y vagabundas, techo de animales salvajes, hogar de chulos y putas, resguardo de corazones achicopalados. ¡Bienvenido todo calzado que ose pisar Cafeleería!». Así se describe este sitio imperdible en el sur de la ciudad: la colonia San Francisco Culuacán.

Sitio web

Tw: @Cafeleeria

IG: @cafeleeria

Facebook

Ubicación

6. La Volcana

La Volcana abrió como un centro social en plena pandemia. Este proyecto, ubicado frente al jardín de la colonia Santa María La Ribera, se dedica a congregar a y reflexionar sobre lo común. El sitio es un punto de encuentro donde hay textos críticos de editoriales independientes. Es un espacio barrial que genera conciencia crítica.

Tw: @volcanalugarcom

IG: @volcanalugarcomun

Facebook

Ubicación

7. La Clandestina

Clandestina es una librería-espacio cultural que alberga títulos de diferentes editoriales independientes. También está ubicada en la colonia Nueva Santa María. Esta librería quiere ser una grieta donde confluyan diferentes propuestas artísticas y culturales. Y también busca tejer redes sociales colaborativas, distributivas, afectivas y de confianza para mejorar el tan desgastado tejido social. Por eso se realizan talleres, proyecciones, actividades literarias y más.

Contacto: clandestinaespacioencuentros@gmail.com

Facebook

Youtube

Ubicación

8. La Murciélaga

La Murciélaga es una librería de viejo en la que se trafican libros de segunda mano, de literatura, filosofía y arte (aunque se han colado algunos títulos de disciplinas afines y libros más recientes). Sin embargo, quizás el principal atractivo es que tienen varios volúmenes de colección: libros difíciles de conseguir, libros raros, primeras ediciones o libros con distintivos singulares (firmados por el autor, comentados, etc). Tienen, por ejemplo, una primera edición de Samuel Beckett o un libro firmado por el Che Guevara.

Contacto: lamurcielagavieja@gmail.com

Tw: @LibreMurcielaga

IG: @lamurcielaga

Facebook

Ubicación

9. Café y librería Salgari

Es una Librería con café que se ubica en la Colonia Minerva Iztapalapa. Todas sus ilustraciones y carteles son realizados por Jonathan Race. Dentro del Centro Cultural Elena Garro de Educal, tienen una barra de café. Organizan eventos y presentaciones de libros

Tw: @LibreriaSalgari

IG: @salgari.cafe

Facebook

Ubicación

10.Biblioteca Social Reconstruir

Esta no es libería pero sí es un espacio de aprendizaje para quienes andamos sin posibilidades de hacer gastos. La biblioteca Reconstruir fue fundada por el anarquista Ricardo Mestre, un refugiado de la Guerra Civil Española que en 1976, en los años de persecución política más duros del PRI, abrió una biblioteca pública con sus libros. Con los años y gracias a la colaboración de muchísimas personas este sitio alberga uno de los acervos anarquistas más grandes del continente. En un paseo por sus estantes te podrás encontrar con varias joyas de libros.

La BSR -obviamente- es un acervo cultural anarquista, autónomo e independiente de partidos políticos y gobiernos.

Contacto: bibliotecasocialrec@gmail.com

Facebook

Ubicación

Portal periodístico independiente, conformado por una red de periodistas nacionales e internacionales expertos en temas sociales y de derechos humanos.

Nunca me ha gustado que las historias felices se acaben por eso las preservo con mi cámara, y las historias dolorosas las registro para buscarles una respuesta.