Zulema nunca dejó su salón de clases

27 agosto, 2019

La maestra Zulema Lizárraga regresó a su salón de clases después de tres años y 4 meses de ser cesada por la reforma educativa impulsada el sexenio pasado por Enrique Peña Nieto. Es una de las 377 integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que fueron reinstalados con el nuevo ciclo escolar

Texto: Daliri Oropeza

Foto: Cortesía Zulema Lizárraga

La maestra Zulema Lizárraga Valdez tuvo que dejar de dar clases en aquel 2016, por negarse a realizar una evaluación obligada por la Reforma Educativa impulsada por Enrique Peña Nieto, a la cuál ella llama punitiva. Hoy después de tres años y cuatro meses de estar cesada, volvió al salón de clases.

Con la implementación de la reforma fueron cesados 586 maestros, de los cuales 377 se reincorporaron tras el acuerdo del gobierno federal con la CNTE.

A la maestra le tocó ver cómo los policías sacaban con jalones a sus compañeros profesores de la escuela primaria en su comunidad: Potam, uno de los 8 pueblos de la Tribu Yaqui en Sonora.

“Antes del cese, sostuvimos un plantón fuera del Palacio, en Hermosillo, el 21 de marzo de 2016; antes del cese, la gobernadora (Claudia Pavlovich) nos echó a los granaderos, nos quitaron todas nuestras pertenencias, las casitas de campaña. Este fue un primer ataque, a los 15 días llegó el cese a nuestra escuela, y nos sacaron de las greñas”, recuerda la maestra, quien da clases en tercer grado de primaria.

Zulema participa activamente en la CNTE, organización magisterial que este 2019 cumple 40 años. Desde donde maestros de todo el país se organizaron contra la reforma educativa el sexenio pasado. En esta gestión lograron mesas de trabajo y acuerdos con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Uno de los acuerdos de las mesas de trabajo fue restablecer a los maestros cesados. En Sonora eran 53: 43 de primaria y 10 de secundaria. Todos regresaron a clases con este ciclo escolar.

“La CNTE acordamos no salir de nuestras escuelas. Nosotros lo intentamos, pero en Sonora no fue posible por la represión. Después fuimos varias veces a protestar a la Ciudad de México. Gracias al esfuerzo organizativo y la experiencia de lucha que tiene la CNTE es que ahora regresamos a nuestras aulas”, recuerda Zulema Lizárraga.

Los maestros fueron protegidos por los padres de familia en varias entidades y el cese consistió en una retención de salario pero continuaron con sus clases. En Sonora no fue posible, por las medidas tomadas por Pavlovich, quien echó mano de la fuerza pública y en distintas ocasiones profesores del estado de Sonora denunciaron que pasaban constantemente helicópteros arriba de sus escuelas.

El aula Yaqui

La maestra Zulema se siente muy contenta de regresar a clases. Un día antes de su primer día, con sus materiales preparados, estaba un poco nerviosa.

“Me voy a reencontrar a mis alumnos, aunque no son los mismos que estaban cuando me retiraron de la escuela, pero siento alegría y satisfacción por volver otra vez a mi mismo salón, mi misma escuela, mi comunidad”.

Ya desde el salón de clases ella asegura:

“No es fácil llegar y pararte enfrente de un grupo de adolescentes y explicarles que ese siempre ha sido tu lugar, pero que lo tuviste que abandonar 3 años 4 meses 11 días”.

La maestra es reconocida por ser una luchadora de su comunidad en Potam, ella es de ascendencia Yaqui y siempre ha tenido un compromiso con su comunidad y por avivar los saberes del Pueblo del que ella se siente orgullosa pertenecer, y por eso ahora da clases con una sonrisa y una mirada iluminada.

Sin embargo, aún tiene que lidiar con el estigma que despertó su cese. Asegura que al ir a tomar el taller de la Nueva Escuela Mexicana —que impartió la SEP durante dos semanas antes de arrancar el ciclo— le daba pena y sentía raro estar en la escuela, “no me sentía a gusto pero mis compañeros de lucha se sentaron a mi lado”. No es fácil porque hay maestros que aún muestran reservas y solo la miran de lejos.

La maestra ve con buenos ojos que en este ciclo darán mas horas de cívica y ética de acuerdo con el proyecto de la Nueva Escuela Mexicana. Aunque para ella, aún es confuso saber de qué va, ya que están usando el plan de estudios del 2011.

¿Nueva escuela?

El 15 de mayo, López Obrador habló por primera vez de la Nueva Escuela Mexicana en su conferencia de prensa. En el marco del Día del maestro, aseguró que la transformación de la educación en cuatro puntos:

Primero: “Abrogo la Reforma Educativa con la creación de una nueva legislación que se conoce como un gran acuerdo educativo. Se elimina totalmente el texto constitucional previo y se abrogan las leyes secundarias que lastimaron a nuestro magisterio”.

Segundo: “El enfoque punitivo en la relación con los maestros ahora se transforma en un reconocimiento a nuestras maestras y maestros como verdaderos agentes de cambio que merecen todo el aprecio y reconocimiento de nuestra sociedad”.

Tercero: “Nace un nuevo derecho para el magisterio con el objeto de responder a sus demandas de mayor y mejor preparación, actualización y capacitación”.

Cuarto: “Coloca a la educación normal en la primera fila de atención del sistema educativo nacional, como siempre debió haber sido”.

Para el presidente, estos cuatro puntos dan pie a la Nueva Escuela Mexicana, con la cual “por primera vez, y así lo dice el texto constitucional que fue aprobado, las madres y padres de familia son corresponsables de la educación y tienen que ayudar a las maestras y a los maestros en esta tarea”, aseguró López Obrador en mayo.

El ciclo que comienza

El ciclo escolar 2019-2020 inicia con 25 millones 417 mil 980 estudiantes, que son guiados por un millón 219 mil 517 maestros, de acuerdo con la información de la SEP.

Por la mañana, el secretario de Educación Esteban Moctezuma Barragán informó que ya entregaron el 97% de los libros de texto gratuito, el equivalente a 176 millones de libros, de los cuales, un millón 200 mil son para educación indígena.

A Potam, la comunidad de la maestra Zulema aún se en seña en lengua Yaqui a nivel preescolar y primaria, aunque no contemplan el nivel medio superior para entregar libros en idioma originario. Solo les entregan los castellanizados.

A este ciclo se suma que el Congreso no ha discutido las leyes secundarias de la reforma educativa, lo cual mantiene en incertidumbre el estatus del magisterio, pues aún no es contemplado en el artículo 123 apartado B, que regula todas las relaciones laborales de los trabajadores del Estado, labor que fue trasladada al Artículo 3 de la Constitución, con lo cual con la ley se creo un estado de excepción laboral para los profesores, con el cual dependían de evaluaciones y exámenes.

Zulema está a favor de la evaluación, siempre y cuando sea para mejorar y no para condicionar su labor como maestra, que ahora inicia con mucha energía.

“La CNTE continuará luchando por lo que es justo, organizándose democráticamente y desarrollando su plan de acción, por lo pronto estaremos movilizándonos el 6 de septiembre a nivel nacional con el planteamiento de atención a las demandas de la sección 7 de Chiapas, respeto a la bilateralidad y cese a la represión que ha desatado Rutilio Escandón”.

Maestra Zulema Lizárraga, separada del servicio en Abril del 2016, por oponerse al examen punitivo de la Reforma De Peña.

Posted by CNTE Cajeme – Asamblea Magisterial on Friday, August 23, 2019

Consulta nuestra cobertura:

La correspondencia entre el presidente y la CNTE

Diputados no hicieron el trabajo que tenían que hacer: CNTE

Pendiente la definición de plazas magisteriales

Los motivos de los maestros

Croquis de la tensión entre maestros y gobierno

Botas llenas de Tierra. Tejedora de relatos. Narro sublevaciones, grietas, sanaciones, Pueblos. #CaminamosPreguntando De oficio, periodista. Maestra en Comunicación y cambio social. #Edición #Crónica #Foto #Investigación

Contenido relacionado