Una enfermera zapoteca contra covid-19

6 agosto, 2021

María Reyes López López es una enfermera zapoteca que desde hace un mes ayuda a su comunidad Álvaro Obregón, Oaxaca, a combatir  el coronavirus. Atiende entre 10 y 12 personas a diario. María cobra según la capacidad económica de las personas, muchas de las consultas las da gratis.

Texto y fotos: Diana Manzo 

ÁLVARO OBREGÓN, OAXACA.- Las consultas son constantes y a todas horas del día; por la mañana atiende en el centro de salud y por las tardes en su espacio llamado “Lidxi Guendanazaaca” “Casa de la salud” y no se da abasto. 

María Reyes López López es una enfermera zapoteca que desde hace un mes ayuda a su comunidad Álvaro Obregón, Oaxaca, a combatir  el coronavirus. Las consultorías de enfermería también las hace a domicilios particulares; y aunque es un riesgo, María Reyes asegura que su profesión es así. Mientras pueda, ayudará a los suyos para enfrentar esta pandemia, ya que muchos de los casos son sospechosos; sin embargo, por la falta de recursos económicos, para esta población es imposible realizarse una prueba covid-19; ya que esta oscila entre mil 300 y 3 mil 500 pesos en la zona del Istmo de Tehuantepec.

María trabaja en las mañanas en el centro de salud y en la tarde lo hace de manera particular. Ella ofrece sus servicios y la cuota que cobra es según si las personas tienen o no recursos para pagar; constantemente hace las consultas y acompañamientos de manera gratuita porque no toda la población de Álvaro Obregón puede pagar. 

Alvaro Obregón es una agencia municipal de Juchitán, Oaxaca. Habitan unas 3 mil personas incluyendo menores de edad; cuenta con una clínica de salud y la gente principalmente vive de la pesca, el campo, y las mujeres elaboran tortillas de  maíz en hornos de comixcal y también tejen trajes regionales.

En esta comunidad zapoteca solo hay dos farmacias, pero la de María Reyes es la que más demanda tiene; además de brindar atención integral, también recomienda infusiones con la intención de disminuir y mejorar las condiciones de salud de los pacientes.

La gente llega desesperada y la busca, en la mayoría son casos sospechosos, y es cuando María les da la consultoría de su enfermedad, para ellos, es una confianza que ella viva en Alvaro Obregón y les brinda una atención humana.

Es hablante del zapoteco y  eso facilita las consultas con las personas adultas quienes siguen informándose por este virus, su hermana Paula, también la ayuda, entre las dos han podido brindar alivio a las familias.

 La gente llega para que se les aplique una inyección, para que revise sus estudios clínicos y para que le sugiera algún medicamento. Lo que hace María Reyes es atenderlos con amabilidad, checarlos la temperatura, presión arterial y les recomienda acudir con un profesional de la salud.

 Crecen contagios

Los contagios se aceleraron en esta comunidad a partir del 5 de julio y desde entonces se ha extendido ampliamente, por lo que la joven enfermera sugiere “quedarse en casa”.

Aplicación de inyecciones y suero es la mayor urgencia en esta ciudadanía; pero María también acude a colocar los tanques de oxígeno y brinda atención a los pacientes enfermos.

Este apoyo a la comunidad ha sido un alivio colectivo, pues en el espacio particular que María y su hermana Paula fundaron hace un año, las consultas no paran durante el día.

En el día atienden a unas 10 y 12 personas, incluidos menores de edad; y en su mayoría son por síntomas de covid-19, otros por dengue y también tifoidea.

 Además de usar doble cubrebocas, gel antibacterial y portar sus lentes, la joven tiene el hábito de bañarse después de ir a atender una consulta; ha llegado hacerlo entre siete y ocho veces al día.

 Sus padres la orientan a que se cuide y dé lo mejor de su profesión; ella ha sido muy valiosa para la comunidad, porque María Reyes es una enfermera de tiempo completo.

 Su recomendación es que sigan cuidándose, y  que la gente acate las medidas y que se eviten las fiestas, debido a que en esta comunidad, durante mucho tiempo la gente permitió celebraciones festivas y religiosas.

Contagiar a sus seres queridos es su mayor miedo y a la vez su reto. María Reyes es una enfermera de tiempo completo, quizá nunca imaginó atender a muchas personas y menos en una pandemia, por lo que ahora su esfuerzo es en evitar muertes por esta contingencia.

“Estoy dando mi mayor esfuerzo, con tristeza veo que la gente se contagió y además es una enfermedad muy costosa, por eso invitó a la gente a que haga conciencia, aquí trabajamos día y noche, a todas horas, es lo  único que nos queda ante esta situación, ojalá la gente entienda que debe quedarse en casa”, concluyó.

Este trabajo fue realizado por ISTMO PRESS, que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar el original http://www.istmopress.com.mx/istmo/maria-reyes-lopez-la-enfermera-zapoteca-que-ayuda-a-toda-una-comunidad-a-combatir-el-covid-19/

Portal periodístico independiente, conformado por una red de periodistas nacionales e internacionales expertos en temas sociales y de derechos humanos.

Relacionado