Leyendo:
Sheinbaum: 100 días de un gobierno que apenas arranca

Después de 100 días de gobierno, Claudia Sheinbaum aseguró que necesita meter el acelerador en su administración. La gran deuda: la inseguridad, aunque asegura que rubros como movilidad y reconstrucción por el sismo tienen avances importantes

Texto: Arturo Contreras Camero
Imágenes: Arturo Contreras Camero y Archivo / Celia Guerrero

A 109 días del inicio del gobierno de Claudia Sheinbaum en la Ciudad de México, la jefa de gobierno escogió para dar su informe de los primeros 100 días el mismo teatro desde el que comunicó su plan sexenal de transformación de la ciudad.

Desde ahí postuló: “Estamos apenas en el arranque”

El Teatro de la Ciudad esta vez no cuenta con la presencia de mandatarios de ciudades lejanas, París o Madrid, como el día que anunció su proyecto. Tampoco hay gente abarrotando los pasillos del teatro afrancesado.

Su gobierno ha dado visos de reacomodos y cambios paulatinos. “Necesitamos meter más el acelerador para cumplir con todos los compromisos que establecimos con la ciudadanía”, dice Sheinbaum.

El discurso tampoco distó mucho del día que estableció esos compromisos. En esa ocasión, explicó los seis grandes ejes con los que conduciría su gobierno (Igualdad y derechos, sustentabilidad, seguridad, movilidad, cultura e innovación y transparencia).

Claudia Sheinbaum recita una letanía, casi una copia del discurso de hace 100 días, en la que hizo un repaso de los compromisos sexenales, algunos de ellos (los menos) en avance. Las coincidencias en el discurso de presentación de su proyecto son tales, que en algunos casos usó los mismos datos que en la ocasión anterior.

Algunos de los datos que reitera como calca del discurso anterior son que construirá cuatro puentes vehiculares durante este año, “porque también hay que trabajar para ellos (los coches)”. También reiteró el hecho de que nadie más que la procuradora de justicia y el secretario de Seguridad Ciudadana tendrán escoltas, “porque se acabó la corrupción”.

En primera fila está Clara Brugada, la delegada de Iztapalapa; también, algunos de los alcaldes de las 16 demarcaciones de la Ciudad de México. Ninguno de las cinco alcaldías que lideran partidos opositores a Morena está presente en el evento. De Manuel Negrete, ni la sombra. Este alcalde perredista de Coyoacán está envuelto en escándalos por los trabajadores ‘aviadores’ en su demarcación y por otros que pagaban una comisión, o un moche, a Mauricio Toledo, antiguo jefe delegacional.

En otros asientos, su gabinete rodea a Beatriz Gutiérrez Müller, la esposa del presidente López Obrador, que no asistió a la ceremonia. También entre el público está Martí Batres Guadarrama, el presidente del Senado, quien durante la campaña supervisó cada paso de Sheinbaum.

Los logros y el discurso

Durante un monólogo de casi una hora y media, nadie parpadea, nadie estornuda, parece que todos escuchan con atención, o hacen como si de veras, mientras miran sus celulares. Entre aplausos ocasionales, el discurso prosigue.

Al inicio, Sheinbaum refrenda el compromiso que su administración tiene con la “Cuarta Transformación” y presume cómo haber terminado con la corrupción le ganó miles de millones de pesos en recursos públicos que pudo destinar a otros rubros.

Respecto a la transparencia, laurea el trabajo de la Agencia de Innovación Pública (ADIP), una de las apuestas de este gobierno. La ADIP, que dirige José Merino, creador de una de las primeras empresas de análisis de datos para políticas públicas, busca ser un gran repositorio de todos los datos que genera el gobierno que buscan transformar en políticas públicas.

La funcionaria asegura que la reconstrucción de la ciudad, tras el sismo de septiembre de 2017, que dejó severos daños en la capital ha ido avanzando con celeridad. “Hemos hecho en tres meses lo que la administración pasada no logró hacer en un año”.

La jefa de gobierno dice que ya cuentan con 191 polígonos para construir casas unifamiliares a quienes las perdieron. Además, asegura que ahorraron 600 millones de pesos en la reconstrucción de algunos edificios que aceptaron la redensificación.

Ya inician los trabajos de construcción de varios edificios de departamentos y junto con la UNAM se está atendiendo el problema de fallas geológicas y grietas que pasan por colonias del este de la Ciudad como la Colonia del Mar, en Tláhuac, y otras de Iztapalapa, dice firme la jefa de gobierno.

Respecto a la movilidad, Sheinbaum presume la verificación a unidades de transporte concesionado, es decir a autobuses y microbuses de ruta. Desde enero de 2019 la ciudad ha entrado en pláticas con quienes los controlan y ha aplicado revisiones de calidad en las unidades. Su siguiente paso es instalar dispositivos GPS para rastrearlos, obtener más datos sobre su operación y comenzar a mejorar su funcionamiento, lo que esperan iniciar en los próximos meses.

Ante el micrófono, menciona la atención que han tenido en cruces peligrosos para peatones. Se supone que hasta el momento, se han modificado, con diferentes tiempos en semáforos y señales auditivas 9 de los 100 que se tienen identificados de mayor riesgo. Según lo que dice Sheinbaum Pardo, para el final de este mes, deberían estar listos todos los que se programaron.

Foto: Celia Guerrero.

Remediar males pasados

A lo largo de estos 100 días, un argumento constante en boca de los secretarios de gobierno y de la propia Jefa de Gobierno, es que la administración pasada, de Miguel Ángel Mancera, dejó un desorden en la administración de la ciudad. Muchos de los esfuerzos del actual gobierno se han volcado en poner orden y descifrar lo que queda de gobernabilidad en sectores claves, como el del desarrollo inmobiliario y el de la calidad del aire en la ciudad.

Durante el inicio de la administración de Sheinbaum, reconoció que entre 2017 y 2018 se entregaron más de 174 polígonos de actuación de forma irregular. Una figura de ordenamiento urbano que permite fusionar predios para construir edificios más altos o con usos de suelo diferentes a los aprobados en los planes urbanos de desarrollo.

Hasta el momento, se encontraron irregularidades en 48 de estos predios, en los que se suspendieron las construcción que se realizaban.

En la misma situación se encontraban los permisos de operación de diversos centros de verificación vehicular, donde se miden la cantidad de gases contaminantes que emiten los automóviles de la ciudad. Se cerraron varios sin motivo y se abrieron otros más al respecto, sin que se explicara por qué. Actualmente la operación de estos, así como un nuevo programa de manejo de contaminación del aire de la ciudad está en revisión conjunta entre el gobierno y una organización de abogados ambientalistas de la ciudad.

Foto: Arturo Contreras Camero.

Las deudas

La seguridad es de las cuestiones donde la actual administración no ha podido responder con los resultados que ellos esperaban. Incluso, los reclamos en redes sociales son un hervidero: “la peor situación de la ciudad en años” o “la policía no hace su trabajo”.

El plan de seguridad actual, a cargo de Jesús Orta, secretario de Seguridad Ciudadana, retoma la división de la ciudad en 847 cuadrantes policíacos, iniciada por López Obrador cuando gobernó la ciudad. Estos cuadrantes serán patrullados por policías de proximidad.

“Meintras más patrullaje hay en las calles, las incidencias de delito disminuyen”, asegura la jefa de gobierno en su discurso d ellos 100 dias. Sin embargo, a mediados de febrero pasado, apenas se habían incorporado 3 mil 500 elementos a la policía de proximidad, entre ellos, 900 policías recién egresados de la academia.

Esta policía fue abandonada gradualmente por gobiernos pasados. Según dice Sheinbaum, pasó de tener 26 mil elementos en 2012 a menos de 8 mil en 2018.

Tan solo la semana pasada, en la capital ocurrieron 31 homicidios, y 70 en las últimas tres. De acuerdo con el secretario de Seguridad, este delito solo afecta al 11 por ciento de las colonias en la ciudad, por lo que se trata de un problema focalizado.

Lo que presenta hoy la jefa de Gobierno da cuenta que, de diciembre a la fecha, en la Ciudad han habido 4.7 asesinatos en promedio, mientras que el año pasado la cifra rondaba los 5.8

Otra parte importante de la percepción de seguridad en la ciudad se logra a partir de la tasa de impunidad que existe. Al respecto, la jefa de gobierno dijo que es normal ver un aumento en las cifras de este inicio de sexenio, o al menos, una disminución lenta.

La causa la descubrió la procuradora General de Justicia de la Ciudad, Ernestina Godoy: las autoridades de la administración anterior habían alterado las cifras de incidencia delictiva en la capital y estaban reportando un menor número.

El conteo de los delitos se está llevando a cabo de manera fidedigna, dicen, pero eso presupone que cualquier comparación que se haga con las cifras anteriores de delincuencia en la ciudad no sean correctas.

Durante ese trabajo de revisión, la procuradora y su equipo realizaron una reclasificación de varias carpetas de investigación que documentaron como suicidio casos de feminicidio. Incluso, la jefa de Gobierno aseguró que gracias a esa tarea se ha logrado capturar a diversos responsables.

En próximas semanas, se harán foros en la Procuraduría para replantear los métodos de investigación de ciertos delitos, anunció la jefa de Gobierno antes de terminar su informe, del cual, salió abrazada de la titular de la procuraduría.

Contenidos relacionados:

La CDMX auditará verificentros automotrices

Madrugar para hacerse escuchar en la CDMX

‘Boom’ inmobiliario con documentos irregulares

Revisar el transporte público: primera batalla para su ordenamiento


Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente.

“Este trabajo forma parte del proyecto Pie de Página, realizado por la Red de Periodistas de a Pie. Conoce más del proyecto aquí: https://piedepagina.mx“.

Periodista en constante búsqueda de la mejor manera de contar cada historia y así dar un servicio a la ciudadanía. Analizo bases de datos y hago gráficas; narro vivencias que dan sentido a nuestra realidad.

Escribe las palabras a buscar.