Leyendo:
Senado acepta renuncia Medina Mora a la SCJN

El Senado aceptó la renuncia de Eduardo Medina Mora a la Corte en medio de un remolino de acusaciones de enriquecimiento y complicidades del magistrado. Medina Mora queda sin fuero ante acusaciones por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera 

Texto: José Ignacio De Alba

Fotos: Isaac Esquivel / Cuartoscuro

Con 111 votos a favor y 3 en contra el Senado de la República aceptó la renuncia de Eduardo Medina Mora a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. El presidente Andrés Manuel López Obrador deberá enviar en los próximos días las candidaturas para ocupar la vacante. 

En el Senado hubo un descontento generalizado contra el exmagistrado que no acudió a la Cámara a dar explicaciones sobre su renuncia, en medio de señalamientos por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de lavado de dinero.

Santiago Nieto, titular de la UIF, dio a conocer esta semana que el exministro desbloqueó más de 2 mil millones de pesos, una parte de estos recursos, ligados al crimen organizado (trata de personas y narcotráfico).

La denuncia de la UIF ya fue presentada a la Fiscalía General de la República. Cuando Santiago Nieto dio a conocer la investigación aseguró que la jurisprudencia de Medina Mora “tenía que ver con proteger a grupos o personas relacionadas con el gobierno anterior”. 

Medina Mora fungía como ministro desde 2015, pero su paso por el servicio público se remonta 20 años antes; cuando en la administración del expresidente Vicente Fox fue titular del Centro de Investigación y Seguridad Nacional y también secretario de Seguridad Pública. En la siguiente administración, encabezada por Felipe Calderón, fungió como procurador General de la República; luego como embajador en Gran Bretaña y Estados Unidos. 

En la administración de Enrique Peña Nieto, Medina Mora fue elegido como juez de la Suprema Corte de Justicia, pese a que más de 52 mil personas firmaron para que no se le designara en el cargo.

Organizaciones se opusieron a su nombramiento con los argumentos de que participó en eventos donde se cometieron graves violaciones a derechos humanos: como en el caso de la represión contra la Appo en Oaxaca; omisiones en Pasta de Conchos, en Coahuila; complicidad en Atenco, en el Estado de México y el llamado michoacanazo.

En el Senado, la presidenta Mónica Fernández Balboa, presentó el punto de acuerdo para discutir la renuncia de Eduardo Medina Mora. Los legisladores de todos los partidos exigieron una explicación al exmagistrado.

A pesar de que sólo hay investigaciones en torno al caso, nadie en la tribuna se atrevió a defender al exfuncionario. 

Germán Martínez, de Morena, aseguró que “si se renuncia se tiene que decir por qué y asumir las consecuencias”. Pero también dijo que la Cámara no puede quedar paralizada en la espera de una explicación. Ése, en síntesis, fue el sentir de los senadores.

El panista Gustavo Madero dijo que “no se explicó la causa grave” para motivar esta discusión por parte de Medina Mora. Además hizo un llamado al gobierno federal a esclarecer las causas.

La senadora Martha Lucía Mícher, de Morena, acusó que Medina Mora muestra un “franco desprecio a la ley, como lo demuestra al no venir a dar la cara. Nosotros Vamos a votar a favor (de su renuncia), pero estamos en contra de que no de una explicación”.

Félix Salgado, de Morena, acusó que todo el poder judicial tiene problemas graves de corrupción.

“Medina Mora se va, pero faltan otros que van a ir poniendo su renuncia”, dijo.

La carrera de Medina Mora como juez y funcionario público fue paralela a su enriquecimiento, según se ha revelado en la última semana. Con su familia conformó un emporio empresarial en diversos giros como tecnología (Compulsoluciones y Asociados S.A de C.V); polímeros (Polímeros Aztlán S.A de C.V.) y negocios agroindustriales (Promotora Agroindustiral y Florícola S.A de C.V); además de que pertenece al Consejo de Administración de la empresa Grupo Inffinix S.A de C.V.

En los últimos cuatro sexenios Medina Mora no hizo pública su declaración patrimonial.

En los siguientes días el presidente Andrés Manuel López Obrador deberá presentar los candidatos para ocupar el puesto vacante en la SCJN ante la Cámara de la Senadores. 

Medina Mora es el último personaje relevante en la mira del gobierno federal por actos de corrupción. El primer caso fue el de Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos; el abogado Fernando Collado; la exsecretaria de Desarrollo Social Rosario Robles.

Contenido relacionado:

Avanza confianza en combate a la corrupción

Rosario Robles: la maoísta del BMW

Fue educado en escuelas católicas hasta que se volvió ateo. Es huraño y trotamundos. Estudió periodismo y nunca se graduó. Suele tener más fe en las viejas narrativas que en las nuevas. Le gusta escribir historias.

Escribe las palabras a buscar.