Se estanca la epidemia en el Valle de México; presentan plan para detectar nuevos casos

11 junio, 2020

Después de 21 días en una “meseta” que no sube ni baja, el gobierno de la ciudad de México irá a las casas para tratar de cortar la cadena de contagios. Buscan construir “territorios libres de covid”

 Texto: Daniela Pastrana

Foto: María Ruiz

Actualizada: 11 de junio

El gobierno de la Ciudad de México saldrá a la caza del coronavirus. Después de 21 días sin variación en la curva de contagios del Valle de México y con más de 4 mil defunciones en la capital, las autoridades presentaron un programa integral para la detección y resguardo de casos de covid-19.

El programa incluye una campaña de información casa por casa, en la que participarán 5 mil brigadistas de “Salud en tu casa”, además del fortalecimiento del sistema Locatel/SMS, en el que 2 mil servidores públicos harán rastreos telefónicos y la ampliación de las pruebas de laboratorio que se realizan en los 117 centros de salud, para detectar casos de pacientes no graves y aislar posibles pacientes asintomáticos y sus contactos. 

También se ampliará el kit médico, que se ha entregado hasta ahora a 12 mil 800 enfermos con comorbilidad, con la inclusión de un oxímetro (instrumentos para identificar el nivel de oxigenación), además del apoyo alimentario. En el kit se anexará a lo que ya tenía información de nutrición y un té medicinal para fortalecer las defensas.

El programa fue presentado este miércoles por la jefa de Gobierno, Claudia Sheimbaun, en una videoconferencia desde el edificio de Gobierno.

Más tarde, en la conferencia diaria de información sobre la pandemia, la secretaria de Salud de la Ciudad de México, Oliva López Arellano, detalló el programa cuyo objetivo central, dijo, es salvar vidas. 

“Usamos dispositivos tecnológicos, usamos un conjunto de aplicación es que el gobierno de la Ciudad de México, a través de la agencia digital de innovación pública, ha desarrollado; utilizamos la infraestructura de Locatel y del 911 para articularlo en el trabajo en territorio, con distintos grupos de filtrado y la intensificación de acciones y la búsqueda intensiva de casos”, dijo la funcionaria. 

“Transitamos de un aislamiento general de un resguardo domiciliario general, a un trabajo en territorio para ir construyendo espacios, barrios, zonas, territorios, colonias, libres de covid”

López Arellano dijo que se amplía el margen de las acciones que se han realizado hasta ahora.

“Se mantienen las acciones de vigilancia epidemiológica general y los centros monitores covid, y en territorio identificar los casos. Siempre hay un criterio epidemiológico, las distintas estrategias lo que hacen es desplegar una serie de dispositivos, para en conjunto usar todos los recursos que hay desde una mirada epidemiológica

Con relación al sistema SMS, aclaró que será automatizado y obligatorio en unidades de salud públicas y privadas; y que tiene como fin la atención temprana de casos de covid-19 que puedan volverse graves. La funcionaria dijo que se planea ampliar la toma de muestras diarias para detectar la enfermedad de mil que se realizan actualmente a 2 mil 700.

“También se harán estas a personas que presenten síntomas leves o a contactos de individuos que hayan presentado el virus”, dijo. “Lo que interesa mucho en esta temporada de semaforización es la detección temprana de casos”.

Predicciones rebasadas en el Valle de México

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención de la Salud, presentó las curvas epidémicas de varias ciudades y destacó que la del Valle de México no muestra un patrón descendentes desde hace 21 días, aunque tampoco sigue subiendo.

“Está como en una meseta”, dijo, tras explicar que «la predicción que teníamos quedó rebasada (en la capital)”.

Lo mismo ocurre con los pronósticos de hospitalización y de terapia intensiva, aunque este caso, paradójicamente, es una buena noticia, porque se está logrando mantener con vida más tiempo a los pacientes graves. 

«En promedio la hospitalización en camas generales en el Valle de México se lleva siete días y la de terapia intensiva se lleva hasta 23 días y hay quien lleva más de dos meses hospitalizado», aclaró.

Destacó también los casos de Sinaloa y Tabasco, que están presentando una “doble curva”, mientras que Durango y Jalisco van en un ascenso acelerado.

En el caso de Sinaloa, aclaró que «no es tanto que vaya hacia al alza», sino que «es un poco parecido a lo que ocurre en la Ciudad de México: se ha prolongado».

“Un programa prometedor”

Con respecto al programa para la Ciudad de México, López-Gatell se mostró entusiasmado, por lo que consideró un plan “prometedor”.

“Una de las razones por las que este programa nos parece tan prometedor pertinente y oportuno es porque tiene una lógica técnica clara, muy integral, que se basa en los fundamentos de un modelo esencial de la salud pública que se llama atención primaria de la salud. Ahí sí, cada prueba tiene un significado porque cada prueba se le hace a una persona para que tenga una consecuencia si sale positivo o negativo”, dijo. 

Una vez más, insistió en que no hay una relación automática entre el número de pruebas y el éxito del control de la epidemia, porque “todo depende de cómo se usan las pruebas, en qué momento, a qué personas y lo más importante, qué decisión deriva de las pruebas”.

En el caso del programa para la capital, aseguró que es un plan estructurado, planeado con objetivos claros, un esquema de escalamientos y una combinación de intervenciones que le dan sentido a utilizar más pruebas para fortalecer el modelo. 

“Este modelo de los SMS y la asesoría telefónica para hacer un triage (término médico para clasificar a los pacientes de acuerdo con la urgencia de la atención, los recursos existentes y las necesidades de los individuos) en la comunidad es verdaderamente virtuoso”, dijo “agregar pruebas para fortalecer el modelo, ¡qué bueno!”.

¿Reaccionó lento el gobierno de la Ciudad?

Este jueves 11, López Gatell amplió sus respuestas sobre el plan, pero evadió responder sobre la posibilidad de que el Gobierno de la Ciudad de México haya sido lento en la respuesta a la prolongación de la epidemia, el subsecretario

—¿Cuál es el tiempo que se requiere para tener una estimación de una tendencia sostenida? Ayer que presentaron el plan y vimos que van 18 días con la epidemia estancada, y después de dos semanas con semáforo rojo, a algunos nos pareció que la respuesta fue un poco lenta…

—El periodo de incubación medio es de seis a siete días, que puede ir desde cuatro hasta 10 (…) Considerando siete días, duplicamos el periodo de incubación dos veces, es 14 días, y entonces consideramos que una tendencia es reconocible cuando ya tenemos durante todo ese periodo la misma orientación de la ocurrencia, ya sea que esté en una meseta, como el caso del Valle de México, que ya llevamos casi 22 días (…) Habíamos considerado un periodo de 18, pero sumando unos cuatro que ya venían en esa tendencia, consideramos hoy que hay 22 días en esa meseta — dijo, sin responder directamente sobre un posible retraso.

A pregunta expresa, también consideró que «necesitamos que la zona metropolitana del Valle de México funcione como una sola unidad (…) Vemos con mucho optimismo la oportunidad de que este programa que hoy presentó la Ciudad de México, también involucre al Estado de México».

Sin embargo, aclaró que los gobernadores descartaron un semáforo único metropolitano para el Valle de México, pues eso requeriría la coincidencia de las epidemias en siete entidades-

Quería ser exploradora y conocer el mundo, pero conoció el periodismo y prefirió tratar de entender a las sociedades humanas. Dirigió seis años la Red de Periodistas de a Pie, y fundó Pie de Página, un medio digital que busca cambiar la narrativa del terror instalada en la prensa mexicana. Siempre tiene más dudas que respuestas.

Foránea siempre, lo suyo es lo audiovisual y el periodismo es la vía por donde conoce y cuestiona al mundo.

Relacionado