Resisten contra megaproyecto urbanizador en Xochimilco

17 diciembre, 2019

Pobladores de Xochimilco se organizan en contra del plan de las autoridades locales de “desarrollar” la demarcación con base en su urbanización con plazas comerciales y tiendas de conveniencia. Un tipo de desarrollo, advierten, que podría terminar por secar una de las mayores reservas de agua en la ciudad

Texto: Arturo Contreras Camero

Foto: María Fernanda Ruiz

En Xochimilco se está llevando a cabo un megaproyecto urbanizador, advierten los integrantes de la Coordinación de pueblos, barrios originarios y colonias de Xochimilco. Los principales ejes de este proyecto son la apertura de espacios comerciales como plazas y supermercados. Pero pasa también por la explotación y despojo del agua de la zona, según señalan integrantes de la propia Coordinación.

“Los xochimilcas vieron cómo se secaron sus canales, vieron cómo se secó todo”, advierte con preocupación en entrevista uno de los integrantes de la Coordinación, quien por motivos de seguridad pide reservar su identidad.

“El problema de fondo que tenemos con el agua es que la autoridad no ofrece certeza a los habitantes de si el agua de los nuevos pozos va a ser para su beneficio o para otros. Eso crea un clima de desconfianza que es muy difícil de llevar para los habitantes”.

Desde noviembre la Alcaldía de Xochimilco quiso iniciar la perforación de un nuevo pozo en la colonia de Santa Cruz Xochitepec; sin embargo, los vecinos lo impidieron. A pesar de que las obras tenían apoyo de un centenar de policías, los pobladores montaron una resistencia que ha logrado detener la obra.

La Coordinación de pueblos y barrios de Xochimilco identifica la sobreexplotación de los mantos acuíferos de la zona como parte del plan urbanizador que deriva también en la expansión de tiendas de conveniencia y de autoservicio.

“Un Oxxo o una tienda de autoservicio no pueden ser considerados megaproyectos, como los proyectos carreteros, presas, hidroeléctricas u otros que se llevan a cabo en todo el país. A lo que nosotros nos enfrentamos es a una serie de proyectos en apariencia desarticulados, pero que comparten fines similares y que encuentran puntos de apoyo entre ellos, aun cuando no operen orgánicamente”, explica la Cordinación en un documento acerca del tipo de desarrollo que les quieren imponer las autoridades.

Desde fines de la administración anterior, en la demarcación se ha aprobado la construcción de centros comerciales como la plaza Terrazas Arenal, que opera a pesar de no contar con los permisos necesarios.

Otros proyectos como la plaza Portal Xochimilco, que se quiere construir en Tulyehualco o Paseos Xochimilco, cerca de la Cetram de División del Norte, se habían detenido en los años previos. Pero ahora vuelve a manejarse la expectativa sobre su construcción en los medios de comunicación. Este tipo de incursiones, asegura la Coordinación de pueblos y barrios, son parte del plan urbanizador que gracias a los cambios de uso de suelo aprobados en la zona encuentran un territorio altamente edificable.

El riesgo, advierte la Coordinación de barrios y pueblos, es que si se sigue la tendencia de construcción, para el 2030 el suelo de conservación en Xochimilco desaparecerá. Esto implicaría la desaparición de los servicios ecológicos que brindan, como la captación de agua para los mantos acuíferos de la zona, que dotan de agua a gran parte de la ciudad. 

“Resistencia territorial creativa”

El plan de los pueblos y los barrios es que los habitantes tengan capacidad de decisión sobre qué y cómo se construye en la demarcación.

“Estamos pensando en cómo generar un proceso de ordenamiento territorial desde los pueblos que nos permita a largo plazo estar resistiendo a cada proyecto en particular”, asegura el mismo integrante de la Coordinación.

Para generar esos programas de ordenamiento la Coordinación desarrolló la “Resistencia territorial creativa”, un proceso a través del cual buscan enfocar la resistencia de todos los barrios para que la oposición a ciertos proyectos de desarrollo, como las plazas y los pozos, no se quede en un simple no, sino que sirvan a los propios pobladores para generar planes a futuro sobre el desarrollo que ellos quieren para sus colonias y barrios.

Contenido relacionado:

Saquear y secar: el despojo de agua en Xochimilco

Un puñado de mujeres frena la destrucción de Xochimilco


Periodista en constante búsqueda de la mejor manera de contar cada historia y así dar un servicio a la ciudadanía. Analizo bases de datos y hago gráficas; narro vivencias que dan sentido a nuestra realidad.

Foránea siempre, lo suyo es lo audiovisual y el periodismo es la vía por donde conoce y cuestiona al mundo.

Contenido relacionado