Regresan ataques armados a pueblo indígena de Aldama, Chiapas

5 septiembre, 2020

Comuneros del municipio de la comunidad de Tabak, Aldama. Foto: Isaac Guzmán/Archivo

En junio de 2019, y el 1 de agosto de 2020, autoridades y comunidades firmaron acuerdos para preservar la paz.  El tercer acuerdo se firmó hace una semana. Ninguno de los tres ha sido respetado. Los civiles armados que han agredido desde hace cuatro años, volvió a atacar este viernes. Hay dos personas heridas con armas de fuego

Texto: Ángeles Mariscal/Chiapas Paralelo

Foto: Isaac Guzmán

Chiapas.- El tercer acuerdo de paz que hace menos de una semana firmaron habitantes del pueblo de Chenalhó, confrontados con los habitantes de Aldama, no dio resultados. La mañana del viernes 4 de septiembre, dos campesinos de este último municipio acudieron a sus terrenos con la intención de recoger algo de alimento, cuando fueron agredidos con armas de fuego.

El pasado 26 de agosto, el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, pactó con los habitantes de Chenalhó, por tercera ocasión, un acuerdo de no agresión con los pobladores de Aldama, con quienes se disputan 60 hectáreas de terrenos limítrofes entre ambos municipios.

En junio de 2019, y el 1 de agosto de 2020, hubo la firma de acuerdos similares.  Ninguno de los tres ha sido respetado; el grupo de civiles armados que ha cometido agresiones de manera constante desde hace cuatro años, volvió a atacar este día.

Los hechos se registraron poco después de las 10 de la mañana de este viernes, y en él, resultaron heridos con armas de fuego Mario Pérez Gutiérrez de 22 años, y Juan Pérez Gutiérrez de 27, los dos habitantes de la comunidad de San Pedro Cotzilnam Aldama. Ellos habían acudido a sus trabajaderos, para cosechar algunos alimentos.

De acuerdo al reporte de los habitantes de Aldama, fueron atacados con disparos que provenían desde Santa Martha, Chenalhó. Los campesinos lograron salir del lugar, pero los disparos siguieron hasta las 12:40 del día.

También hubieron agresiones armadas los días 28 y 29 de agosto, y 1, 2 y 3 de septiembre pasados. Cada una de estas agresiones ha sido registrada por habitantes de Aldama, quienes llevan anotado el lugar exacto de donde provienen los disparos, con la intención de que las autoridades de gobierno detengan a los agresores.

Los indígenas tsotsiles también reportaron que la vigilancia que realizaban policías estatales, fue retirada.

Para el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba), “el gobierno continúa dando mensajes contradictorios y de impunidad que alientan la violencia en Los Altos de Chiapas”.

Los habitantes de Aldama continúan exigiendo se desarme y desarticule “a los grupos civiles armados de corte paramilitar de Chenalhó, responsables directos de los ataques que han provocado desplazamientos forzados en la región Altos de Chiapas”.

  • Este texto se publicó originalmente en Chiapas Paralelo, medio que forma parte de la Alianza de Medios. Aquí puedes leer la publicación original:

Periodista independiente, fundadora del portal Chiapas Paralelo[www.chiapasparalelo.com] y colaboradora de CNN México y El Financiero. Tener en nuestro lugar de origen las condiciones para forjarnos una vida digna es un derecho, y migrar cuando esto no sucede, también lo es. Desde esta perspectiva cubro el tema migratorio.

Relacionado