¡Produzcan sin nosotras!

19 octubre, 2016

Mujeres de América Latina se unirán este miércoles en una inédita protesta contra las violencias feminicidas que por primera vez, relaciona la violencia machista con un sistema económico que exprime la vida de las mujeres, pero no la protege. Por eso, las mujeres que se han sumado a esta convocatoria realizarán un paro de labores bajo el lema “si mi vida no vale, produzcan sin mí”. En Pie de Página nos sumamos a esta iniciativa

Texto: Daniela Rea.

Ilustraciones: Resumen latinoamericano

La indignación surgió a raíz del asesinato de Lucía Pérez, una joven de 16 años de Mar de la Plata, Argentina que el pasado 8 de octubre fue drogada, violada y torturada hasta la muerte. El dolor provocado por los abusos le causó un paro cardiorrespiratorio. La terrible violencia en contra de la joven encendió de nueva cuenta una mecha que este año ha estado en constante candor: la exigencia del cese a la violencia machista patriarcal contra las mujeres.

Registros de organizaciones independientes y organismos públicos señalan que en México cada 3 horas con 25 minutos una mujer es asesinada, mientras que en Argentina una mujer muere asesinada cada 36 horas.

América Latina es una de las regiones con mayor violencia hacia las mujeres. El Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (CLADEM) una tercera parte de ellas en la región ha sido victimizada en su propia casa, y dos terceras partes fuera de ella. Entre el 15 y 20 por ciento de las mujeres de 15 y 49 años de edad, en 12 países latinoamericanos, ha recibido violencia física o sexual por parte de una pareja alguna vez.

Las cifras del horror continúan: en Brasil cada día una mujer es asesinada y cada 15 segundos es agredida física o verbalmente; en Colombia cada 6 horas una mujer es agredida sexualmente por el conflicto armado; en Ecuador 6 de cada 10 mujeres sufren algún tipo de violencia; en Venezuela cada 15 minutos una mujer es agredida por su pareja o ex pareja.

Cada país latinoamericano, cada región tiene su propio caso de violencia feminicida. Los nombres de las víctimas surgen a cada rato: Lucía Pérez asesinada en Argentina, Paola Ledezma asesinada en México, Milagros Consuelo asesinada en Perú, Rosa Elvira Cely asesinada en Colombia, Amanda Bueno, asesinada en Brasil.

nació de organizaciones de la sociedad civil en Argentina, a la que pronto se sumaron grupos feministas de México, Chile, Paraguay, Uruguay, Honduras, Perú, Bolivia Costa Rica y Guatemala, y en los últimos días ciudades como Málaga, Londres y Nueva York. Poco a poco en las redes sociales la convocatoria ha ido tomando fuerza para sumarse al paro de labores.

En esta convocatoria ha tomado fuerza la crítica al sistema patriarcal y capitalista que exprime la vida de las mujeres, pero no la protege. De ahí el lema que la conduce “si mi vida no vale, produzcan sin mi”.

Mujeres que celebran la vida, uno de los grupos que se ha sumado al paro, convocó: “Se pretende visibilizar la violencia estructural que vivimos día a día las mujeres en las sociedades patriarcales y exigir que se ponga un alto a la violencia de género”.

El grupo Paro Nacional de Travas, lesbianas y mujeres autoconvocadas publicó en su muro:

“Por todas las mujeres que faltan, por las asesinadas y desaparecidas, contra la violencia y el terrorismo machista contra la impunidad, contra el encubrimiento, contra la inacción y complicidad estatal y policial”.

En su muro, la activista mexicana Mariela Castro Flores (Marie Lou Salomé en facebook) escribió: 

“La crisis económica se refleja en la precarización de la oferta laboral traduciéndose a la feminización de la pobreza; hay poco empleo, somos las últimas en ser contratadas y las que primero perdemos el empleo; cada vez somos sometidas a jornadas más largas con menos remuneración, las condiciones empeoran en las fábricas y naves de la industria maquiladora replicando modelos de producción que se basan en el trabajo esclavo.

“No sólo la desigualdad salarial también las dificultades en el acceso y condiciones laborales, la segregación sectorial y ocupacional, o la especial incidencia en la empleabilidad de las mujeres de la ausencia de políticas favorecedoras de la corresponsabilidad y medidas de conciliación entre tiempo de trabajo y tiempo de vida, constituyen manifestaciones evidentes de la persistencia de la desigualdad hacia las mujeres en nuestra sociedad”.

Una de las acciones para engrosar la convocatoria ha sido subir videos donde se exponga a título personal por qué se va al paro:

“El Paro Nacional busca visibilizar las muchas violencias que padecemos las mujeres y en cómo el estado tiene responsabilidad en no garantizar seguridad ni siquiera cuando somos las principales productoras de riqueza en todos nuestros países (…) No es para alimentar a la máquina que explota, tortura y mata el cuerpo de las mujeres, es para darle énfasis a la verdadera aportación que las mujeres tenemos en la riqueza mundial, que se reconozca el trabajo de crianza, doméstico y de cuidados como trabajo y en segundo lugar que se reconozca y se trabaje con las grandes asignaturas pendientes que el Estado nos debe a las mujeres trabajadoras”, dijo la usuaria de facebook Marie Lou Salomé.

“Mientras me preparaba a subir este video en Tuxtla Gutiérrez han encontrado a una mujer asesinada en un lote baldío, aún no sabemos de quién se trata, pero por eso quiero invitarlas a esta manifestación pacífica porque estoy cansada de levantarme con noticias como esta, de compartir en mi facebook fotos de mujeres y niñas desaparecidas, porque nadie denuncia esta estructura feminicida en la que vivimos”, Karen Diane.

“Soy Karen Orduña y me uno al paro nacional de mañana en contra de tantos feminicidios y transfeminicidios que están ocurriendo en América Latina. Es tiempo de decir basta, es tiempo de decir ya no quiero que nos asesinen porque cualquiera de nosotras podemos ser la siguiente. Debemos parar esta violencia incontrolable contra las mujeres. No te calles, es tiempo, ya no podemos permitir más violencia”.

En la ciudad de México la convocatoria es el paro de la actividad laboral a las 13 horas y la concentración a las 17 horas en el monumento a la Revolución. 

Mapa de Concentraciones


Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente.

“Este trabajo forma parte del proyecto Pie de Página, realizado por la Red de Periodistas de a Pie. Conoce más del proyecto aquí: https://piedepagina.mx«.

Reportera. Autora del libro “Nadie les pidió perdón”; y coautora del libro La Tropa. Por qué mata un soldado”. Dirigió el documental “No sucumbió la eternidad”. Escribe sobre el impacto social de la violencia y los cuidados. Quería ser marinera.

Relacionado