Pese a pandemia, intentan forzar apertura de minas en Guerrero

26 mayo, 2020

Aún con la contingencia sanitaria vigente, mineros en Guerrero fueron citados a trabajar, denunciaron. Los preparativos para reanudar actividades comenzaron 10 días antes de lo establecido, según testimonios. Casi una cuarta parte de los contratistas que llegaron estaban contagiados de covid

Texto: Vania Pigeonutt

Fotos: Archivo / Salvador Cisneros

Trabajadores de las minas La Guadalupe y El Carmen, ubicadas en la comunidad de Mezcala, municipio de Eduardo Neri, Guerrero, denunciaron que fueron citados para trabajar la semana pasada, aun cuando al menos 44 de 200 contratistas de diversos estados del país que llegaron para reanudar actividades dieron positivo a la covid–19.

Álvaro Burgos Barrera, titular de la la Secretaría de Fomento y Desarrollo Económico de Guerrero (Sefodeco), aseguró que estos contratistas fueron regresados a sus estados. El funcionario se negó a mencionar los lugares de origen de los trabajadores por protección de sus datos personales.

Aclaró que ninguna mina está activa en estos momentos en Guerrero; sin embargo, aceptó que los contratistas estuvieron en la comunidad de Mezcala previo a que se pudieran reanudar las actividades del sector minero.

El gobierno federal determinó que las actividades mineras deberían frenarse durante la pandemia al no ser una industria esencial.

Un sector primordial, que sí puede continuar en al contingencia, es el de alimentos.

Un representante minero denunció a La Jornada que al menos 500 trabajadores de las minas ubicadas en Eduardo Neri rechazaron retomar sus labores el 21 de mayo. Esto, ante el riesgo inminente de contagiarse ante el número de contratistas portadores del virus SARS Co-V.

En forma confidencial, por temor a represalias, uno de los dirigentes de la sección 269 del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros confirmó que acordaron no reiniciar labores. Comentó que el miércoles 20 de mayo trabajaron algunos mineros en la mina ubicada en Mezcala. Pero nadie se presentaría en los días posteriores, para evitar ser un factor de contagio para sus familias.

Quien denuncia precisa que ambas minas pararon labores el 7 de abril, pero el 7 de mayo llegaron los contratistas para retomar actividades. Por esos días el subsecretario de Prevención de Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, anunciaba que se preveía el pico de contagios de coronavirus en el país. Las actividades mineras deberían estar suspendidas durante todo el mes.

Los trabajadores pidieron que les aplicaran las pruebas de covid–19 a los 200 contratistas, que estuvieron 14 días en cuarentena a petición de los mineros.

Los resultados llegaron la semana pasada: 44 de los 200 encargados de preparar las minas para retomar las actividades dieron positivo a covid–19.

Minería, segundo sector en economía de Guerrero

Vía telefónica, Burgos Barrera explicó a Pie de Página que las minas pararon de trabajar desde principios de marzo.

“Ahorita están en la preparación de la reiniciar las actividades del próximo mes. Es el proceso que está ahorita, pero no están trabajando y están haciendo sus exámenes precisamente para evitar algún contagio”, señaló.

Explicó que los motores de las máquinas o las plantas necesitan un manejo previo para poder iniciar las moliendas y los traslados. Pero aseguró que no están trabajando.

“Sino que están preparando un grupo de personas el reinicio de esas actividades que serían para el mes de junio”.

Las minas más grandes que retomarán su actividad en junio son: Industrias Peñoles, en Teloloapan, Media Luna, Cocula, ambas en la zona Norte de Guerrero. También Equinox Gold, la minera canadiense ubicada en Mezcala, en la región Centro del estado, a sólo 40 minutos de Chilpancingo, la capital guerrenrense.

El mineral que más se extrae en Guerrero es el oro.

El funcionario dijo que entre estas tres hay un promedio de 4 mil trabajadores, cuyo regreso será paulatino. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) revisará y avisará a través de su plataforma si las empresas cumplen con el protocolo y lineamientos emitidos por la Secretaría de Salud federal, para retomar labores. La Sefodeco tendrá estos protocolos autorizados.

Las propias empresas son quienes se autoevalúan respecto a si cumplen con todos los requisitos para reiniciar sus actividades.

Según Burgos Barrera a la dependencia que encabeza no ha llegado inconformidad por parte de los trabajadores mineros. Pero aseguró que están vigilantes de este proceso de regreso, para evitar contagios entre esta población.

“Quien tiene los lineamientos y quien tiene los protocolos que tendrán que ponerse en práctica es la autoridad federal. Nosotros debemos ajustarnos a que la autoridad federal instruya. Estamos a la espera de que nos avisen, que les validen los protocolos, tan pronto como ellos (las empresas mineras) tengan autorizados los protocolos, nos van a avisar, si es el 1 de junio, si es el 5 de junio, o el 20 de junio si retoman actividades, pero es en junio”, dijo.

Burgos Barrera aseguró que será la Secretaría de Salud y las mismas minas quienes inviertan en los procesos de sanitización de las instalaciones. Asimismo, en brindarles las medidas de seguridad y protección a los trabajadores y organizar las plantillas laborales, para evitar que haya grandes acumulaciones de personal.

En estos dos meses de que se suspendieron las actividades de este sector, comentó, han perdido 800 millones de pesos más o menos. La mina que mayor producción de onzas de oro tiene es Media Luna, ubicada en Cocula, zona Norte de Guerrero. Se trata de la segunda región en la entidad, después de Acapulco, con mayor número de contagios de la covid–19.

“Ha sido el segundo sector más importante de la actividad económica en Guerrero –el primero es el turístico–, en inversiones, empleo, derrama económica y que tiene una ruta muy consolidada para poderse convertir en un importante sector en el desarrollo económico en el estado. Había inversiones que habían anunciado la ampliación de los mismos centros mineros que están en este momento trabajando”, compartió.

La Red Mexicana de Afectados por la Minería ha comentado que “Guerrero no sólo se encuentra inmerso en una vorágine de violencia, pobreza y marginación, sino además y, por si fuera poco, la actividad minera –ejercida principalmente por consorcios canadienses—ha generado un clima de violencia y desplazamiento forzoso de habitantes de pequeñas localidades donde se desarrolla esta actividad productiva”.

Llaman a denunciar

El Consejo de Salubridad Nacional determinó el 12 de mayo pasado que las industrias mineras, de construcción y automotriz se sumarían a las actividades esenciales a partir del 1 de junio. Para ello iniciarían los preparativos a partir del 18 de mayo. Sin embargo, los reportes de la actividad en la mina ocurrieron 11 días antes.

Este lunes, a pregunta de Pie de Página, la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, aseguró que esa dependencia está realizando inspecciones en materias de seguridad y salud. Aseguró que han hecho varias visitas incluso coordinadas con las autoridades locales. 

La funcionaria recordó que la preparación para retomar las operaciones se realizan siempre y cuando se cuente con el protocolo y si se autoriza por el IMSS.

Alcalde invitó a los trabajadores a denunciar ante la dependencia a su cargo si existe un centro de trabajo que haya abierto sin esta autorización. La secretaria especificó que las denuncias pueden hacerse en la Unidad de Trabajo Digno, encabezada por Alejandro Salafranca Vázquez.

Relacionado