Pese a huelga, Notimex busca nuevos trabajadores

30 enero, 2021

La dirección que encabeza Sanjuana Martínez empezó a buscar nuevos trabajadores para mantener la agencia. Esto es una violación más a la huelga declarada en febrero de 2020; desde entonces obliga a trabajadores a seguir trabajando, sin pago. Quienes ahí trabajan acusan una estrategia larga, para cansar al sindicato en huelga

Texto: Arturo Contreras Camero

Fotos: Archivo

CIUDAD DE MEXICO.- Ninguno de los trabajadores de Notimex, que no pertenecen al Sindicato Único de Trabajadores de esa agencia, tiene certeza de qué pasará con sus empleos. Pese a la huelga, algunos han sido despedidos. Algunos aseguran que la dirección de la agencia, dirigida por Sanjuana Martínez, está buscando hacer nuevas contrataciones. 

El 28 de febrero de 2020 el Sindicato Único de Trabajadores (SUTNotimex) declaró por medio de una votación la huelga en la agencia. Los trabajadores sindicalizados exigen su reinstalación en sus puestos, pues alegan despidos injustificados por parte de la Agencia.

Desde entonces, la directora y su equipo se niegan a solucionar el conflicto. Ni la intervención de las secretarías de Trabajo, Gobernación, ni las mesas en la Junta Federal de Conciliación han servido para mediar; Sanjuana Martínez, aseguran los trabajadores, no acepta ningún tipo de mediación. 

Mientras tanto, la dirección de la agencia prepara una ‘ola’ más de contrataciones para seguir operando. Daniela Flores trabaja en la sección Internacional de la agencia y no forma parte del sindicato en huelga. Desde que entró, es objeto de acoso y abuso laboral. Esta tercera ola de contrataciones, aducen los trabajadores, es parte de una estrategia para desgastar al sindicato y deshacer la huelga.

“Yo entré en noviembre de 2019, a unos meses de que estallara la huelga, luego, en febrero del 2020 hubo otro, a dos días de que iniciara la huelga. Ha habido varias olas de contrataciones y el riesgo es que van a haber más personas en toda esta ilegalidad contra la huelga”, cuenta. 

Según Flores, desde hace unas semanas, la dirección de la agencia comenzó a pedir currículos y redes sociales de posibles nuevos trabajadores. “Ahorita están buscando gente joven, yo tengo 27 y están contratando entre 24 y 30, que no tengamos tanto conocimiento de lo que pasa adentro. No buscan tanto por el lado de la experiencia, sino de que no preguntemos. Entonces va a llegar otro conjunto de periodistas, va a continuar el conflicto y va a haber otro grupo de personas afectadas, se va a repetir la situación. Lo peor de todo es que es con dinero público”, asegura en entrevista telefónica. 

“No creo que la dirección busque desaparecer la agencia, es lo que percibimos. Todos creemos que, por un lado, es muy difícil que la agencia desaparezca. Es un apoyo para los medios pequeños y los medios locales, nosotros surtíamos de información a todos esos medios del país que no tenían para todo el tiempo tener a alguien en campo o de tener enviados”, cuenta sobre las funciones de la agencia hasta antes de la llegada de Sanjuana Martínez. “Desaparecerla sería atentar al derecho a la información en una democracia”.

Romper la huelga

Durante este casi año de huelga, los trabajadores no sindicalizados, o que forman parte del sindicato formado por la propia dirección para hacer frente al SUTNotimex, han seguido laborando desde sus casas, subiendo notas viejas de la agencia a redes sociales bajo la etiqueta la #NuevaNotimex.

Después, en marzo de 2020, un supuesto ataque cibernético afectó el archivo histórico de las publicaciones de la agencia, por lo que los antiguos reporteros y editores están fungiendo como equipo de rescate del archivo, subiendo manualmente las notas ya publicadas a un nuevo servidor. 

Para el rescate del archivo, la dirección, subrepticiamente, ordenó el trabajo presencial en una casa de la alcaldía Coyoacán, una sede alterna en la calle de África desde la cual romper la huelga. En octubre, un video subido por uno de los trabajadores, demostró estas órdenes. La inculpada, fue una compañera de Daniela llamada Ingrid. 

“Con lo del video todos dijimos: esto ya es demasiado. La defendimos, estuvimos al pendiente de ella. Todos ya teníamos mucha ira por una suma de factores, por el hostigamiento, por las condiciones insalubres en las que trabajamos todos los días de la semana durante tres turnos. Esto está muy irregular, no lo vamos a hacer, dijimos”, cuenta Daniela Flores.

“El jefe nos dijo que estaba bien, pero que nos atuviéramos a las represalias que pudiera haber en  nuestra contra desde la dirección”. 

“Después de lo de Ingrid, contrataron a una nueva persona para la sección de deportes. También contrataron a alguien nuevo para la dirección porque renunció otro directivo y en estos últimos meses, a una chica llamada Devany, la ascendieron y le dieron una nueva plaza. A nosotros nos borraron de Nómina transparente –como la agencia depende del Estado, sus contrataciones y los salarios de los trabajadores son públicos mediante esta plataforma–. Tampoco nos han pagado desde octubre. A los que siguen las órdenes de la directiva hasta diciembre sí les habían pagado. Sé que ha habido más despidos, pero no cuentos. Es algo muy turbio”. 

Periodista en constante búsqueda de la mejor manera de contar cada historia y así dar un servicio a la ciudadanía. Analizo bases de datos y hago gráficas; narro vivencias que dan sentido a nuestra realidad.

Relacionado