Pensamientos suicidas y embarazos no deseados de niñas y niños, el otro saldo de la pandemia

20 agosto, 2021

En pandemia, la violencia hacia niños, niñas y adolescentes llegó a niveles históricos, también la cantidad suicidios y pensamientos suicidas en estas edades. El gobierno federal destacó la necesidad de volver a clases presenciales. Unicef ayudará a desarrollar los protocolos del regreso 

Texto: Arturo Contreras Camero

Fotos: Rogelio Morales / Cuartoscuro

CIUDAD DE MÉXICO.- Durante 2020, el año que la pandemia llegó a México, los suicidios y pensamientos suicidas entre niñas y niños alcanzaron cifras históricas. De acuerdo con registros federales, mil 100 niñas y niños se suicidaron, una cifra inédita. De 2019 a 2020 la tasa de suicidios niños, niñas y adolescentes aumentó 12 por ciento. 

De acuerdo con lo presentado por el subsecretario de Gobernación Alejandro Encinas este jueves, los suicidios de niños entre 10 y 14 años crecieron 37 por ciento. Entre las niñas de esa misma edad, el aumento significó 12 por ciento.

«Y lo más delicado, el pensamiento suicida en adolescentes aumentó del 5.1 al 6.9 por ciento del 2018 a 2020 y la conducta suicida se incrementó en adolescentes del 3.9 al seis por ciento de 2018 a 2020».

Alejandro Encinas

Sólo en el primer semestre de 2021, 129 mil 20 carpetas de investigación por violencia familiar, un aumento del 24 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, esta es una clara muestra de la necesidad del regreso a clases, explicó Alejandro Encinas.

En el 76 por ciento de los hechos reportados en estas carpetas de investigación el agresor fue una persona que tenía algún parentesco con la víctima. De estas denuncias de violencia, el 81.6 por ciento reportan actos cometidos en contra de niñas o mujeres jóvenes, en contra de quienes se ejerce violencia psicológica, sexual, física, abandono o negligencia. 

Encinas destacó que es un panorama delicado ya que estas carpetas representan un porcentaje mínimo de estas agresiones que casi no se denuncian.

«Un gran número, si no es que la mayoría de las agresiones y violencias que se sufren en el hogar, no son denunciadas y a pesar de ello tenemos este incremento tan significativo».

Alejandro Encinas

De acuerdo con estimaciones del Consejo Nacional de Población, actualmente nacen cada día más de mil bebés de niñas, adolescentes y jóvenes. En 2020 se registraron 373 mil 661 nacimientos de madres adolescentes, de esos, 8 mil 876 madres fueron niñas menores de 14 años. 

Además de la violencia ejercida, las infancias del país presentan severos problemas de deserción escolar. De acuerdo con una encuesta realizada por el Instituto Nacional de Estadística e Informática, 5.2 millones de estudiantes (3 millones de ellos, menores de edad) no se inscribieron para siguiente ciclo escolar 2020-2021; la mayoría de las deserciones están relacionadas con la pandemia y la falta de recursos que ésta generó. 

A nivel primaria la disminución en la matrícula fue de un 2.6 por ciento, de 3.1 en educación media superior y del 0.8 por ciento en educación superior. 

El regreso llevará un mes

A la conferencia de prensa presidencial asistió Luis Fernando Carrera, representante en México del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Unicef, quien recordó que alrededor del mundo mil millones de alumnos ya regresaron a las aulas, mientras que otros 750 millones más están a punto de regresar a clases. Sin embargo, en el mundo hay 150 millones de niños que no han regresado a clases presenciales, de esos, 37 millones viven en México. 

Para hacer frente a esta situación, y a la desconfianza de la población ante el regreso a clases, la Unicef asesorará a la Secretaría de Educación Pública para promover un regreso a las aulas seguro.

“Donde vamos a tratar de cooperar con la secretaría es en el monitoreo de la situación de los hechos educativos”, aseguró el representante de la Unicef. “Le ofrecimos la oportunidad de trabajar conjuntamente un sistema de información y de monitoreo de todas las escuelas, todos los centros educativos, para que podamos ver dónde hay problemas y dónde hay que atenderlos. La pregunta no es si van a haber, porque ha habido focos infecciosos por todo el territorio nacional, ¿por qué no habría de haberlos en las escuelas y colegios? Es algo normal que suceda, la pregunta es: ¿cómo lo manejamos? ¿Cómo hacemos un manejo efectivo de los focos infecciosos?”. 

En segunda instancia, la Unicef se centrará en la normalidad de salud mental para los niños y niñas, quienes han sufrido muchísimo en este periodo. Incluso, este fenómeno se debería priorizar sobre la recuperación de conocimientos y aprendizaje, pues, como explicó Fernando Carrera:

“Necesitamos normalizar la afectividad de los niños para que vuelvan a sentirse seguros, protegidos y amados, que es lo que todos queremos”. 

Los niños quieren regresar

Durante este periodo de pandemia, 18 meses, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México realizó un par de encuestas entre las infancias cuya gran conclusión es que los niños y las niñas añoran regresar a las aulas. 

“Han pasado 18 meses y si para los adultos 18 meses nos pesan, yo nada más quiero que visualicen que para un niño o una niña de ocho años, 18 meses es el 20 por ciento de su vida, eso es lo que han pasado en el encierro, eso es lo que han pasado esperando el retorno a la escuela”, dijo al respecto Nashieli Ramírez, titular de la Comisión de derechos Humanos locales. 

En la encuesta más reciente, llamada Caminito de la Escuela, siete de cada 10 menores consultados aseguraron que sí quieren regresar a la escuela, dos dijeron que no y solo uno dijo que no sabía si quería regresar o no.

“¿Qué les hace feliz de regresar a la escuela?, les preguntamos y al 48 por ciento les hace feliz estar con sus amigas y sus amigos; al 37 por ciento entender mejor lo que se les enseña; al 26 por ciento que le den clases sus maestros o maestras y al 22 por ciento lo que les hace feliz tan simple y llanamente es salir de casa”, recordó Nashieli Ramírez. 

Periodista en constante búsqueda de la mejor manera de contar cada historia y así dar un servicio a la ciudadanía. Analizo bases de datos y hago gráficas; narro vivencias que dan sentido a nuestra realidad.

Relacionado