«La sazón del talón». Trabajadoras sexuales brindan apoyos con concurso de cocina

8 marzo, 2022

En el marco del 8M, decenas de trabajadoras sexuales en Ciudad de México realizaron un concurso de cocina, compartieron sus platillos con sus compañeras y pidieron respeto a sus derechos

Texto y fotos: Isabel Briseño

CIUDAD DE MÉXICO.- La unión siempre ha hecho la fuerza y es un ejemplo que ha puesto Elvira Madrid Romero, presidenta de Brigada Callejera en Apoyo a la Mujer “Elisa Martínez” A.C. Previo al Día Internacional de la Mujer, este lunes 7 de marzo, la Brigada organizó el concurso de cocina “La sazón del talón”, en donde participaron algunas trabajadoras sexuales.

Veintitrés trabajadoras sexuales radicadas en Ciudad de México prepararon diversos platillos llenando de color y olor la azotea del 115 de la calle Corregidora en donde decenas de mujeres llegaron a compartir los alimentos y a apoyar a las concursantes que obtuvieron un premio y el reconocimiento de sus compañeras.

Mónica indicó que fue su mamá quien la enseñó a cocinar desde los 7 años de edad y agradeció a Brigada Callejera por el apoyo.

La sazón de las concursantes fue muy especial pues cada una cocinó platillos típicos mexicanos y algunas prepararon comidas de sus estados de origen. Mónica acudió acompañada de su mamá y preparó mole. Su comida sabe “a familia”, sabe “a ancestro”, dijeron algunas compañeras que sabían que era Mónica la que iba a ganar el primer lugar. “Cocina muy rico”, decía la encargada de dar el gel antibacterial y los condones.

Cada participante elaboró 3 platillos y un recetario en el que incluyeron el motivo por el que participaron. Sofia aconseja a las mujeres jóvenes que no estén manteniendo a padrotes, a hombres que les quitan el tiempo.

Sofía, de 70 años, es originaria del estado de Puebla y preparó mole de ejote. Su mamá Juana fue quien la enseñó a cocinar y aprendió de ella que había que combinar el chile guajillo que pica y el que no, para obtener un sabor especial.

“Todo me queda bueno a mí”, dice la mujer que desde los 18 años ejerce el trabajo sexual. Cuenta que el padre de sus hijos la golpeaba y maltrataba. Fue ella quien alimentó y sacó adelante a sus cuatros hijos gracias a su oficio.

Los estragos de la pandemia

La situación ha estado tan complicada para las mujeres que ejercen el trabajo sexual que no tienen garantizado su derecho a la alimentación. Debido a la pandemia los ingresos de las trabajadoras disminuyeron en un 70 por ciento. Su seguridad también se ha visto afectada debido a la presencia del crimen organizado que les ha intentado extorsionar. A unas trabajadoras ubicadas en Puente de Alvarado y Tlalpan las golpearon por no pagar “cuota”.  

Las mujeres adultas son quienes se han visto más afectadas en sus ingresos durante la pandemia, pues los hombres buscan más a las jóvenes.

Antes de la pandemia, la Brigada tenía un registro de 7 mil 200 trabajadoras. La cifra se incrementó a 15 mil 200 en vía pública en puntos importantes de la ciudad, como la Merced, Tlalpan, Puente de Alvarado y se han abierto nuevos puntos como Xochimilco, Azcapotzalco y Tláhuac, por lo que urgen una atención por parte del gobierno.

La presidenta de la asociación dio a conocer que realizaron una investigación junto a la Alianza Global Contra la Trata de Mujeres (GAATW) donde encontraron 30 indicadores de violencia contra las mujeres que ejercen el trabajo sexual. Claudia se levanta la blusa y muestra los moretones que tiene en el abdomen ocasionados por los golpes que le dio su hijo mayor, una de esas violencias es la que ejercen los familiares.  

Previo a la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, la petición es que los derechos humanos de las trabajadoras se respeten.

Elvira indicó que el 75 por ciento de las mujeres ejerce de manera voluntaria el trabajo sexual y un 15 por ciento son vícgimas de trata. Muchas de las compañeras que presentaron sus guisados en el concurso desempeñan un papel importante, pues son ellas quienes defienden los derechos de otras mujeres pues dan aviso cuando se enteran que una mujer está siendo explotada. 

Brigada Callejera lleva 32 años apoyando a las trabajadoras sexuales.

Nunca me ha gustado que las historias felices se acaben por eso las preservo con mi cámara, y las historias dolorosas las registro para buscarles una respuesta.