Incumple Equinox Gold mesa de diálogo con ejidatarios de Guerrero

21 noviembre, 2020

Gold Corp llegó a Carrizalillo en 2007; actualmente Equinox Gold, mantiene la mina y tiene un proyecto en expansión que pasó de 3 mil a 13 mil hectáreas. La llegada de la mina detonó la violencia y la destrucción del hábitat. Ejidatarios exigen cumplimiento de acuerdos

Texto: Vania Pigeonutt

Foto: Amapola / Archivo.

CHILPANCINGO, GUERRERO.- La Mesa Agraria del Ejido de Carrizalillo, en Eduardo Neri, Guerrero denunció que a casi tres meses de haber terminado el convenio que firmaron en 2019 con la empresa Equinox Gold e iniciado su plantón afuera de las instalaciones de la empresa, no han llegado a ningú acuerdo. Y es que la minera ha incumplido casi 70 por ciento de las cláusulas del documento que permitía a la minera canadiense explotar la mina Los Filos hasta 2025, de nueva cuenta no llegaron a acuerdos.

Mediante un comunicado difundido por la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA), el ejido denunció que el viernes pasado, integrantes de la representación agraria y del ejido, se presentaron en la puerta 4 del acceso a la mina, para sostener una reunión con la representación de Equinox Gold. La empresa no reconoce la lucha del ejido por el cumplimiento de cláusulas para una minería a cielo abierto que deje de afectar a la comunidad.

Mencionaron que la representante de la empresa: “Georgina Blanco, (reunión) en la cual pretendimos establecer condiciones básicas para avanzar en las negociaciones y finiquitar el nuevo convenio social, en el cual se garantice que la empresa nunca podrá realizar nuevamente incumplimientos, menos aquellos en los cuales pone en riesgo la salud de nuestra población”.

Lamentaron que Equinox Gold pretende minimizar el “plantón de su ejido al señalar a personas en particular es también criminalizarnos, lo cual ya nos ha puesto en riesgo de agresiones mayorestal como ha sucedido contra compañeros que también reclamaron sus derechos en proyectos mineros vecinos”.

Denunciaron los puntos que han establecido como ejido para iniciar con la negociación, a los cuales la empresa se niega una a aceptar.

“La mesa agraria ha definido que el resto de la negociación, y hasta finiquitar el convenio social, se lleve a cabo fuera del ejido y fuera de las instalaciones de la empresa, nuestro argumento es el significativo incremento de los riesgosa los cuales nos ha estado exponiendo la empresa debido a los contubernios que la empresa a establecido intentando fragmentar nuestro proceso organizativo, los cuales ya en otros comunicados hemos narrado hechos al respecto”.

Denunciaron que: “le hemos solicitado a la empresa que elija y pague el costo del salón de trabajo, el cual sería utilizado durante todo el proceso que mantengamos la negociación hasta lograr la firma del convenio. Por su parte, nosotros nos hemos comprometido como ejido a pagar los gastos de alojamiento, transporte y alimentación de los integrantes de la mesa negociadora del ejido, así como la empresa debe pagar los gastos correspondientes de sus integrantes”.

También señalaron que es “patético que una empresa que pretende ganar entre 10 mil y 13.5 mil millones de pesos al año se queje de pagar la renta de un salón de trabajo e insista en continuar la negociación en donde ya nos ha puesto en riesgo·.

Reconocieron que la empresa, de forma independiente, continúe con su proceso de negociación sobre salarios caídos con los trabajadores del sindicato, lo cual no es cosa menor, ya que el mismo sindicato nacional en su sección 269, manifestó ayer las arbitrariedades, prepotencia y autoritarismo que la empresa también está cometiendo contra los trabajadores. 

El ejido le ha pedido a la empresa revisar y corregir un flagrante acto de discriminación y racismo contra los contratistas y concesionistas del ejido de Carrizalillo, a quienes les ha suspendido sus pagos, a diferencia de los acuerdos y arreglos que, de forma sospechosa, poco transparente y en un acto evidente de generar confrontaciones entre comunidades, ha logrado con los contratistas y concesionistas de Mezcala, entre otros, a quienes sí les a resuelto pagos durante el conflicto. El ejido le pidió a la empresa que, durante la negociación pendiente se revisaran las controversias de cada caso relacionadas únicamente con casos de Carrizalillo”.

Por último exigieron una propuesta financiera para subsanar la petición realizada por el ejido relacionada con los gastos por movimiento. “La propuesta original del ejido ya nosotros mismos la hemos desechado y le pedimos a la empresa que haga una propuesta para que la resuelva posteriormente, atendiendo los argumentos de la empresa quien nos afirma que prácticamente, su proyecto estrella, se encuentra casi en “bancarrota”. 

Pidieron también al gobierno mexicano, “directamente a la Secretaria de Energía (SE) y a la dirección general de mina de la misma SE, en tribunales, lo que evidencia la gran simulación de sus actos cuando se presenta con nosotros a parafrasear su ya desgastada responsabilidad social corporativa”.

Gold Corp llegó a Carrizalillo en 2007; 10 años después vendió el proyecto a Leagold Mining Corporation, que mantiene un mínimo porcentaje de acciones, y el año pasado lo traspasó a la minera Equinox Gold, que ahora tiene un proyecto en expansión que pasó de 3 mil a 13 mil hectáreas.

Relacionado