Guerra de carteles asola el sur de Veracruz

7 febrero, 2020

En medio de disputa entre grupos criminales por el control de una zona estratégica para las operaciones criminales del país, 10 personas desaparecieron en cinco días en el municipio de Playa Vicente 

Miguel Ángel León Carmona / E-Consulta Veracruz

Fotos: Cortesía e-Consulta Veracruz

XALAPA, VERACRUZ.– Entre el 23 y el 27 de enero de 2020 desaparecieron 10 personas en el municipio de Playa Vicente: Araceli Bernal, Jaime Velasco, Vicente Bautista, Teófilo Salas, Genaro Antonio, Nabor Antonio, Javier López, Gregorio Díaz, Galdino Carrillo y Florencio Castillo. Sus edades oscilan entre los 22 y 60 años de edad.

De acuerdo con datos de la Comisión Estatal de Búsqueda, las víctimas fueron privadas de su libertad en un pueblo que también es el epicentro de una presunta pugna entre los carteles de Jalisco y de Sinaloa, que propagan como epidemia la zozobra.

E-Consulta Veracruz solicitó una entrevista con la encargada de despacho de la Comisión Estatal de Búsqueda, Brenda Cerón Chayoga, para conocer el avance en las investigaciones de los 10 desaparecidos; sin embargo, hasta la publicación de este texto no hubo respuesta.

Pero este caso es solo la punta del iceberg. A ello se suman matanzas en la zona limítrofe de Oaxaca y Veracruz, así como la aparición de grupos denominados autodefensas. 

Estas organizaciones fueron deslegitimadas por el gobernador Cuitláhuac García, quien el pasado 23 de diciembre expuso que habría criminales infiltrados, provenientes de otros estados.

El origen de la pelea

El origen de esta disputa, narró una fuente judicial que pidió no ser identificada, se remonta al 27 de abril de 2018, cuando Leonardo Hernández, alias El Brujo, fue asesinado durante una pelea de gallos en un palenque de Playa Vicente. Tras la muerte de ese supuesto capo, la plaza quedó sin dueño.

El asesinato de El Brujo, explicó la fuente, provocó una nueva distribución de municipios entre Jalisco Nueva Generación y Sinaloa. El cartel liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, se asentó en Tierra Blanca, Tres Valles, San Andrés Tuxtla, Juan Rodríguez Clara, Isla y José Azueta, en Veracruz; y Loma Bonita, en Oaxaca.

Los de Sinaloa, encabezados por Ismael Zambada García, El Mayo, ganaron las ciudades de San Juan Evangelista, Sayula de alemán, Acayucan, Jesús Carranza y Las Choapas. 

A estas dos células delictivas -consideradas por expertos en seguridad como las dos más poderosas de México- se suma una tercera agrupación, cuyo líder es referido como José Hernández, alias Chepe o Chepina, hermano de Leonardo Hernández.

Estas tres células delictivas operan a lo largo de un corredor de 300 kilómetros, que abarca los estados de Oaxaca y Veracruz, los cuales son conectados principalmente por las carreteras federales 145 y 185. Por allí son transportados productos de la Cuenca del Papaloapan como piña, hule y ganado de exportación.

El territorio está ubicado en una zona privilegiada geográficamente y tiene dos municipios estratégicos: Palomares, en Oaxaca, y Acayucan, en Veracruz, puntos donde también convergen las rutas migratorias provenientes de Chiapas y Tabasco.

Sin embargo, la aparente redistribución de territorios no incluyó “la joya de la corona”: Playa Vicente, poblado que cumple 10 meses asolado por enfrentamientos y desapariciones. 

Para asentarse en ese municipio, narró la fuente judicial, los carteles de Jalisco y de Sinaloa se habrían aliado de caciques para conformar autodefensas, movimientos que les permitiera asesinar a rivales con la justificación de proteger su patrimonio. 

De caciques a “autodefensas” 

El 9 de octubre de 2019, el empresario Erasmo Vázquez González, conocido como El Chivo, apareció junto a exalcaldes del sur en la plazoleta central de Acayucan e invitó a la ciudadanía a sumarse a un grupo de autodefensas. Dijo que así combatirían a delincuentes y recuperarían la paz en la región conocida como La Llave del Sureste.

“Acayucan debe ser un pueblo libre como era antes. Hay varios municipios contaminados como Sayula de Alemán. Acayucan sabe los nombres y apellidos de los delincuentes. Estamos dominados por una bola de lacras que extorsionan, que secuestran, que cobran piso (…) Aquí hay solo un grupo que antes eran Zetas comandados por El 80, que fue ministerio público acá en Acayucan. 

“Le decimos al pueblo de Acayucan que por eso estamos unidos, necesitamos que este pueblo despierte, que no esté sumiso. Nosotros, junto con Jesús Carranza y Las Choapas hemos liberado a nuestros pueblos, como San Juan Evangelista”, dijo Vázquez ante la multitud. 

Pero apenas este 3 de febrero, su hijo Juan Carlos fue detenido en León Guanajuato con un arsenal de armas, entre ellas: tres pistolas tipo escuadra, dos armas largas y 35 cargadores abastecidos con más de trescientos cartuchos útiles. 

El también excandidato a la presidencia municipal de San Juan Evangelista fue vinculado a proceso al no acreditar la legal portación ni origen de las armas.

Fuentes policiales advirtieron sobre un presunto vínculo entre la familia Vázquez, conocidos por su auge político en el sur de Veracruz, con probables integrantes del Cartel de Sinaloa.

En el otro extremo, dijo la fuente, el Cartel de Jalisco es vinculado a un grupo denominado Los Rodríguez o Los Piña, quienes mantienen una afrenta donde contra los de Sinaloa. 

En medio de esta afrenta, pero también de estos territorios en disputa, una familia de cuatro integrantes desapareció en el municipio de Isla, a 48 kilómetros de playa Vicente.

Sin pistas de familia desaparecida

El pasado 18 de noviembre, cuatro miembros de una familia desaparecieron en el municipio de Isla, al sur de Veracruz.

Se trata de Heriberto Ortiz Santos, de 56 años de edad; su esposa María de Jesús Octavo González, de 49 años; sus hijos Daniela del Carmen Ortiz Octavo, de 23, y Carlos Alberto Ortiz Octavo, de 25; de acuerdo con la carpeta de investigación UIPJ/DJXIXI-ISLA-F4a/572/2019.

La versión que vecinos dieron, coincide con los relatos de otras desapariciones ocurridas en Veracruz: hombres que irrumpen en el domicilio forzando la entrada, que intimidan a sus víctimas con armas y golpes para luego llevárselos sin dejar rastro.

Este material se reproduce con autorización de e-Consulta Veracruz. Aquí puede consultar la versión original.

Periodista en Veracruz

Contenido relacionado