Leyendo:
Guardería ABC: la impunidad alimenta la desconfianza

Los familiares de las víctimas de la Guardería ABC se reunirán esta tarde con el presidente. Con 10 años de impunidad e indiferencia gubernamental, los padres y madres guardan poca esperanza de un cambio cercano. Éste es el testimonio de 5 familias transformadas por la injusticia, sus pensamientos sobre el camino recorrido y las expectativas para el futuro

Texto y fotografías: Ximena Natera

En el décimo aniversario de la tragedia de la guardería ABC en Sonora, donde un incendio terminó con la vida de 49 niños y lesionó de gravedad a más de 80, el presidente Andrés Manuel López Obrador extendió una invitación a los familiares de las víctimas a reunirse para discutir el caso que sigue impune.

Los padres han visto pasar dos sexenios sin justicia; con los presidentes indiferentes. Por lo que la reunión que se realizará en Palacio Nacional la tarde de este jueves es vista con desconfianza.

“Reconozco y aplaudo el mensaje del presidente, fue coherente y dijo que no recibiría grupos, que va a hablar con todos los padres juntos”, cuenta a Pie de Página Abraham Fraijo, cuya hija Emilia falleció en el incendio. Explica que dividir a las familias fue la técnica que utilizó Felipe Calderón, para minimizar el hecho y complicar el proceso de justicia. Sobre Peña Nieto: “pasó sin pena ni gloria, nos evitó durante 6 años”.

Los rumores de una posible cita llegaron poco después de la una de la tarde, mientras se llevaba a cabo la jornada de memoria frente a las oficinas del Instituto Mexicano del Seguro Social. Por la mañana, una docena de familiares acudió a Palacio Nacional para intentar hablar con López Obrador pero no fueron recibidos, aun cuando el tema fue parte de su conferencia matutina.

Por esta razón Fabián Goyzueta, también padre una víctima, tiene sentimientos encontrados sobre la reunión.

“No habían mostrado interés y justo en el aniversario… es pura presión”, dice en entrevista.

Hasta las 9 de la noche, la certeza de la reunión seguía en duda.

“Él dijo que nos iba a recibir a todos los padres, pero no es fácil cambiar los planes de todos de un día para otro y viajar es difícil para muchos de los niños que quedaron afectados”, dice. Los esfuerzos por traer a las más de 100 familias a la capital comenzaron desde el mediodía pero ni Fabián ni Abraham están seguros de cuantos podrán estar presentes.

“¿Qué va a pasar si no podemos estar todos?, ¿nos va a recibir?”, cuestiona.

Abraham no espera que se llegue a algo concreto en la reunión pero explica que quiere hablarle al presidente de las medidas de no repetición y la necesidad de un memorial en Hermosillo, un tema que ha enfrentado a los familiares y a las últimas dos administraciones locales.

“Entiendo por qué alguien me preguntaría qué esperamos de una reunión con el presidente, pero después de 10 años, de todas las autoridades que nos han fallado, no puedo esperar nada”, contesta Fabián Goyzueta cuando se le pregunta lo mismo. Explica que el caso está exactamente donde se quedó hace cuatro años, cuando el Juzgado Primero de Distrito en el Estado de Sonora impuso condenas de hasta 29 años a 19 de los 22 implicados en el caso judicial, la mayoría funcionarios de alto y medio rango del Seguro Social, Protección Civil y Secretaría de Hacienda local.

“No ha habido un juez que quiera firmar las órdenes de aprehensión, no hay nadie que haga lo que se tiene que hacer, todo está en el aire”, dice Fabián.

Los familiares consideran que los verdaderos culpables han sido protegidos desde el inicio por la autoridades. De los cuatro propietarios de la guardería, dos fueron exonerados: Marcia Matilde Gómez del Campo, prima de Margarita Zavala, y Gildardo Urquidez Serrano; los dos restantes, Sandra Lucía Téllez Nieves y Antonio Salido Suárez, fueron sentenciados pero enfrentan el proceso en libertad.

El saldo: ninguna persona en la cárcel, con una batalla legal estancada, un conflicto constante con el gobierno para acceder a los servicios médicos prometidos.

“Lo peor –enfatiza Fabián– es que los niños siguen muriendo: 80 más desde la tragedia de 2009”.

“Se oye burdo todo esto: nosotros demandando a la CEAV (Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas ) por no emitir sus resoluciones sobre la reparación del daño, demandando a la gobernadora de Sonora porque en cuatro años no nos ha querido recibir… 10 años así. Si lo que nos van a dar es una disculpa pública, pues estamos en las mismas, disculparse es asumir la responsabilidad y tendría que venir acompañado de justicia: yo lo veo lejano”, dice.

***

Mía Regina, sobreviviente de incendio en Guardería ABC, y Araceli, mamá de Mía Regina

“Mía tiene secuelas de haber respirado humo pero (las autoridades) me han querido convencer de que es algo de genético, de nacimiento, todo para no cubrir sus gastos. Es una pelea con el IMSS desde ese día, todo es a pedazos y a ella, que le gusta bailar, no puede tener una vida normal. Nuestra familia cambió, ningún día es como antes del incendio. Quiero que se hagan responsables, que dejen de mentir”.

***

Fabián Goyzueta, papá de Daniel Alberto

“Tenemos 10 años escuchando mentiras y están esperando que se nos olvide, cada año que pasa están más cerca de poder hacerlo a un lado. Es importante mantener la memoria. Sólo ve hoy, (la marcha) salió una hora tarde, se necesitan 100 personas para poder cargar las fotos de todos los niños y no había 100 gentes. Alguién tiene que mover las cosas, pero tiene que ser alguien poderoso, no es imposible, pero no lo veo”.

***

Estela Báez, mamá de Julio César (Yeyé)

“Sé que realmente es algo irreal pero para mí, justicia sería que  me devolvieran a mi hijo vivo. Que el gobierno me lo regrese de la misma forma en que yo lo dejé: feliz. Buscamos que todas las personas directamente involucradas estén detenidas. A nosotros hasta eso se nos ha negado, la posibilidad de tener un duelo normal porque desde el primer día salimos a exigir justicia. Quiero poder vivir mi duelo. No sólo es que no esté, la mayoría éramos familias jóvenes y nos deshizo, todos tenemos problemas de salud, físicos, de desgaste, pero también emocionales, depresiones que no se superan, pareciera que necesitamos un hospital nosotros”.

***

Martha Lemas, mamá de Santiago

“Una mañana despiertas como una madre cualquiera, sales a trabajar, confías a tu hijo a una instancia como el IMSS y te lo entregan sin vida nueve horas después.

“A diez años la justicia ya no es posible, eso lo tenemos muy claro, pero seguiremos insistiendo, no nos van a cansar. Ahora tenemos la esperanza de que con esta nueva administración se les quite esa protección a los involucrados y que tal vez el seguro social se haga realmente responsable de su error, de su culpabilidad. Mis otros dos hijos también, no he querido meterlos en esto, es importante que vivan una infancia feliz, libre. Pero yo estoy aquí y ellos allá, se quedaron con una mamá ausente”.

***

Mirian, 12 años. Hija de Abraham Fraijo, papá de Emilia

“¿Te imaginas qué estaríamos haciendo si todo esto no hubiera pasado?”.

Periodista visual especializada en temas de violaciones a derechos humanos, migración y procesos de memoria histórica en la región. Es parte del equipo de Pie de Página desde 2015 y fue editora del periódico gratuito En el Camino hasta 2016. Becaria de la International Women’s Media Foundation, Fundación Gabo y la Universidad Iberoamericana en su programa Prensa y Democracia.

Escribe las palabras a buscar.