Feminicidios crecen en Italia durante confinamiento por pandemia

24 noviembre, 2020

El confinamiento por la pandemia en Italia se convirtió en una trampa violenta contra las mujeres. Cuatro de cada 5 víctimas de feminicidio vivían con sus asesinos

Texto: Cynthia Rodríguez

Foto: Casa delle donne per non subire violenza ONLUS

MILÁN, ITALIA.- Durante el confinamiento, una mujer cada dos días en Italia fue asesinada, y en cuatro de cada cinco casos, los asesinos vivían con ellas.

Estas son las primeras conclusiones del VII Informe Eures sobre el feminicidio en Italia donde afirma que las medidas restrictivas impuestas por la emergencia sanitaria modificaron fuertemente los perfiles de riesgo del fenómeno y el encierro se convirtió en un “acelerador” del feminicidio.

Los femicidios familiares consumidos en los primeros 10 meses de este año revelan que la relación de convivencia alcanzan el 67.5% de los casos. En 2019, el porcentaje fue de 57.6%.

De marzo a junio, el trimestre que se declaró  el confinamiento, 21 de las 26 víctimas de feminicidio en la familia vivían con su asesino, esto es 80.8%.

En valores absolutos, en la comparación entre los diez primeros meses de 2019 y el mismo periodo de 2020, el número de femicidios familiares con víctimas convivientes subió de 49 a 54 casos (10.2%), mientras que el de víctimas baja de 36 a 26 no conviven (-27,8%).

“Por las medidas restrictivas durante la emergencia covid, hemos creado sin saberlo un profundo malestar que ha contribuido a un aumento de los fenómenos de feminicidio, triplicados durante el encierro, llegando a uno cada dos días”, explicó Giuseppe Conte durante una reunión en el Senado con los centros antiviolencia. 

Del Informe Eures también se desprende que en los primeros 10 meses de 2020, 91 mujeres fueron víctimas de homicidio, una cada tres días, una cifra ligeramente inferior a las 99 del mismo período del año pasado.

Sólo las mujeres víctimas de delitos comunes están disminuyendo significativamente (de 14 a 3 en el período enero-octubre de 2020) mientras que el número de mujeres miembros de la familia se mantiene sustancialmente estable (de 85 a 81) y, dentro de estos, el número de parejas de mujeres (56 en ambos períodos); también aumentan las mujeres asesinadas en el barrio (de 0 a 4). 

En esencia, la incidencia del contexto familiar en los femicidios alcanza un valor récord del 89% en 2020, superando el ya altísimo 85.8% registrado en 2019. 

De igual forma, dentro del contexto familiar, los femicidios consumados por las parejas de las mujeres subieron a 69.1% (fueron 65.8% el año pasado). Los feminicidios familiares, que en los últimos 20 años tuvieron una incidencia progresivamente creciente, registran el valor más alto en el último año (89%), frente a un porcentaje promedio de 73.5% (equivalente a 2 mil 458 familiares mujeres desde 2000 a la fecha).

“La pareja sigue representando el contexto relacional de mayor riesgo para las mujeres, con mil 628 víctimas entre cónyuges, parejas, amantes o exparejas en los últimos 20 años (equivalente al 66,2% de las mujeres familiares y al 48,7% de las mujeres)”.

Los autores son «por definición» en casi todos los casos hombres (94%), con valores que a lo largo de los años individuales oscilan entre el 90% y el 95%. 

El año pasado, en uno de cada dos casos, el feminicidio de la pareja fue precedido por episodios de maltrato, que alcanzó el 50% de los «casos conocidos» (es decir, aquellos de los que se dispone de información), de hecho se duplica en comparación con 2018 (cuando el porcentaje de mujeres víctimas de maltrato previo fue del 21.7%) y 2017 (38.9%).

Incluso los datos parciales de los primeros 10 meses de 2020 confirman que el feminicidio dentro de la pareja suele ser sólo la culminación de una serie de violencia pasada: violencia psicológica (20%), violencia física (17.7%), acecho (13.3%) y violencia conocida por terceros (11.1%). Sin embargo, la violencia se informó sólo en el 4,4% de los casos. 

Más desempleo y menos hijos

Otras señales que ha tenido esta pandemia en contra de las mujeres en Italia ha sido el desempleo y las bajas tasas de natalidad que, de acuerdo con el Instituto de Estadística Italiano (Istat), durante el último trimestre han perdido su empleo casi 500 mil mujeres.

Gian Carlo Blangiardo, presidente del Istat, señaló que la actual crisis sanitaria y económica vinculada a la pandemia podría afectar negativamente no sólo al número de muertes, sino también a la tasa de natalidad. 

«De hecho, es legítimo plantear la hipótesis de que el clima de miedo e incertidumbre y las crecientes dificultades de carácter material (vinculadas al empleo y los ingresos) generadas por los acontecimientos recientes influirán negativamente en las elecciones de fecundidad de las parejas italianas», dijo Blangiardo durante una audiencia ante las comisiones de presupuesto de la Cámara y el Senado. 

«Los 420 mil nacimientos registrados en Italia en 2019, que ya representan un mínimo nunca alcanzado en más de 150 años de unidad nacional, podrían caer, según un escenario Istat actualizado en base a las tendencias más recientes, a unos 408 mil en el balance final de la actual año, reconociendo una probable disminución en la concepción en marzo en diciembre, y luego se redujo aún más a 393.000 en 2021”, agregó.

Avatar
Cynthia Rodríguez

Periodista mexicana radicada en Italia, donde ha sido corresponsal para varios medios. Autora del libro Contacto en Italia. El pacto entre Los Zetas y la 'Ndrangheta, sobre los lazos entre uno de los grupos criminales más antiguos del mundo y uno de los cárteles emergentes más temidos de toda la historia en México. Tiene una maestría en Migración por la Universidad de la Sapienza y otra sobre Combate a la criminalidad organizada y la Corrupción por la Universidad de Pisa.

Relacionado