Estudiantes en Italia se movilizan para regresar a las aulas durante pandemia

12 enero, 2021

Alumnos de secundaria, preparatoria y universidad se declararon en huelga de la enseñanza a distancia y protestaron para volver a clases presenciales. Reclaman que a diferencia de casi todas las actividades económicas, durante casi un año de pandemia ellos no han dejado el confinamiento

Texto: Cynthia Rodríguez

Fotos: Laura Rudelli

MILÁN.- Ya no saben cómo pedir que abran sus propias escuelas. Lo han intentado durante meses de todas las formas: escribiendo cartas a la ministra de la Instrucción, al primer ministro, a los gobernadores de cada región o a personajes imaginarios de la Navidad para que, de regalo, los regresara a clases…

Sin importar el clima, algunos han pasado días y días estudiando fuera de las escuelas que quedaron cerradas desde el 21 de febrero cuando en Italia se declaró la emergencia sanitaria por el covid-19.

 Con frío o calor, con nieve o con el sol que les refleja en sus rostros, otros van a estudiar afuera de las oficinas de gobierno de cada ciudad. 

Muchos pintan sábanas y cartulinas con mensajes anti DAD (Didáctica A Distancia), con la que ya llevan casi un año pero que hoy se ha convertido en la enemiga número uno de millones de estudiantes que lo único que quieren son sus clases en presencia.

Se han manifestado frente al Parlamento italiano, han organizado parodias con las máscaras de los diferentes políticos y ministros, han gritado que ya no pueden más de las pantallas mientras el país ha ido abriendo sus actividades económicas y todos, al menos un poco, han podido recuperar algo de esa normalidad que cambió hace casi un año.

Pero ellos no. Los estudiantes de secundaria, preparatoria y universidad se han convertido en los últimos de los últimos, pues desde aquel 21 de febrero no han podido regresar a las aulas, como sí sucedió con los estudiantes de preescolar y primaria desde septiembre pasado.

Algunos, los de secundaria, tenían la esperanza de que al regreso de la pausa natalicia ellos también regresarían a clases, pero de nuevo la emergencia los dejó fuera.

Hace dos días en todo el país ellos mismos, los estudiantes, se declararon en huelga y por un día cambiaron la Didáctica a Distancia por las protestas que fueron a hacer en cada uno de los edificios de gobierno de las regiones.

A excepción de los estudiantes de Valle D’Aosta, Toscana, Abruzzo, Trento y Bolzano, quienes sí regresaron, en las 16 regiones restantes, miles de estudiantes se movilizaron y con ellos, muchas madres y padres de familia que en estos largos meses han visto depresión y desesperación.

“El verdadero virus en las escuelas es la mala dirección de quien no se atrave a abrirlas, porque ya han abierto todo y no terminan de abrir las escuelas cuando se ha demostrado que es en las escuelas donde menos se contagia”, dice Federico Allegretti, de la Red de Estudiantes Medios.

Otro estudiante, Lucio Gralli, reconoce: “Ya no entiendo nada. Tanto tiempo en mi recámara solo, creo que estoy convirtiéndome en un zombie… Cada día me es más difícil seguir las lecciones, estudiar por mi parte me está volviendo loco. 

Comparte que en la primaria de su escuela, de mil 130 estudiantes sólo se han presentado cinco casos de covid, entre maestros y alumnos.

“¿Te das cuenta? Así estamos obligados a seguir en casa, pero por otro lado abren restaurantes y hasta quieren abrir las pistas de esquiar”.

De las bromas entre sus compañeros ya ni se acuerda. Lo mismo de las confidencias, las miradas secretas con algún amor que quedó en suspenso desde hace casi un año.

Laura, su madre, lo escucha con tristeza. Ella, como otras madres, ayuda a hacer los cartelones, pintar las sábanas que van dejando afuera de la escuela, aunque tocó afuera del edificio de la región Lombardía.

Toman colegio

Fotos: Laura Rudelli

Este martes en Milán, los estudiantes del Liceo Alessandro Manzoni, una de las preparatorias más reconocidas de esta ciudad, tomaron por asalto su escuela. 

Después de un día de protestas, por la mañana regresaron unos 60 estudiantes quienes lograron entrar y declararon: «Esta noche dormiremos aquí». 

En el patio de la escuela, los jóvenes, todos con cubrebocas, se reunieron en asamblea sentados en el suelo manteniendo la distancia. 

La ocupación fue promovida por el «colectivo político Manzoni», quien en un video dado a conocer en redes declaró: “Esta mañana ocupamos el patio de la Manzoni en protesta por el cierre de las escuelas y para reiterar nuestro disconformidad ante las continuas decisiones falsas y promesas que se hacen cada día en contra nuestra”.

Lamentaron que en Italia, la escuela no esté en absoluto en el primer lugar entre las prioridades.

“Pedimos protocolos claros y unívocos que propongan soluciones reales para mejorar la situación en la que nos encontramos desde hace casi un año. No pararemos hasta que la escuela se convierta en un lugar mejor y hasta que vuelva a abrir. Queremos dormir en la escuela”. 

Los padres de los estudiantes esperaban afuera con otros jóvenes que también apoyaban la estrategia y quienes les llevaron sacos de dormir y cobijas para que cumplieran su cometido.

Desde el lunes, la ministra de la Instrucción, Lucia Azzolina, ha declarado en varias entrevistas que la DAD ya no funciona, dándole la razón a los estudiantes, sin embargo, la decisión de regresar a clases en presencia o mantener las escuelas cerradas depende de los gobernadores de cada región.

Afuera del Manzoni quedó una manta que dice: “La escuela segura es en presencia” y “Escuela: ustedes nos la quitan, nosotros la recuperamos”.

Cynthia Rodríguez

Periodista mexicana radicada en Italia, donde ha sido corresponsal para varios medios. Autora del libro Contacto en Italia. El pacto entre Los Zetas y la 'Ndrangheta, sobre los lazos entre uno de los grupos criminales más antiguos del mundo y uno de los cárteles emergentes más temidos de toda la historia en México. Tiene una maestría en Migración por la Universidad de la Sapienza y otra sobre Combate a la criminalidad organizada y la Corrupción por la Universidad de Pisa.

Relacionado