Leyendo:
‘Es un reconocimiento en contra del Proyecto Integral Morelos’

Teresa Castellanos es la luchadora social reconocida por el premio de derechos humanos Sergio Méndez Arceo de 2019, por su labor al frente de la defensa de la Tierra en Huexca, Morelos, donde se ubica la polémica termoeléctrica sometida a consulta hace un mes

Texto e imágenes: Daliri Oropeza

MORELOS.- Teresa Castellanos es una mujer que se muestra incansable. Es quien atiende el llamado a la defensa de la Tierra en su pueblo: Huexca. Ella tiende siempre una mano a quien le pida apoyo. Siempre porta muchos colores en ella, vestimenta que adorna su valiente sonrisa cuando habla de las asambleas realizadas por usos y costumbres que rechazan de nuevo la termoeléctrica, cuando habla de cómo su comunidad se avivó. En Huexca construyeron una termoeléctrica a golpes de despojo y desgarramiento de tejido social. Actualmente cuentan con un amparo para que la planta eléctrica no pueda tirar el agua utilizada y llena de metales pesados a las barrancas.

Teresa es una pieza clave para desarticular la guerra de despojo, es portadora de las esperanza de levantar a Huexca. Después de los ataques que recibió por personas de su misma comunidad que piden “progreso” luego de la visita de Hugo Éric Flores, Tere, como le llaman, fue galardonada con el premio de derechos humanos Sergio Méndez Arceo.

Esta es una conversación que Pie de Página sostuvo con la luchadora social después de enterarse del nombramiento.

PdP: ¿Qué te llevo a ser defensora de la Tierra y los derechos humanos en Huexca?

Teresa: Lo que me llevó fue el darme cuenta que mi pueblo estaba cambiando y que nos venían a instalar una termoeléctrica, la cual no queríamos, no queremos esa forma de vivir, no queremos cambiar nuestras costumbres, no queremos muerte, queremos vivir, queremos ser libres. Samir Flores tuvo muchísimo que ver en que yo tomara este camino, porque él fue una de las primeras personas que visitó Huexca y que nos avisó lo que iba a venir a este pueblo y de ahí arrancamos una lucha muy fuerte.

PdP: ¿Cuáles son los aprendizajes que has tenido a lo largo de esta lucha?

T: Yo empecé en el 2012 con esta lucha y he aprendido a valorar. A valorar la vida, a valorar el aire que respiro, a valorar a la gente que realmente lucha con conciencia, a valorar a mi familia, a valorar a mis amigos, y a las comunidades que resisten. Antes, no me importaba pero ahora he aprendido a valorarlas porque sé que cuando se levantan es porque algo malo llega a su comunidad y no porque quieran ser rebeldes nada más.

También he aprendido a valorarme. A darme cuenta que como mujer valgo mucho,  que tengo de sobra para dar y que nadie me puede minimizar, ni decirme “no lo puedes hacer”, “no vales nada por ser mujer”, que puedo sacar adelante a mis hijas y podemos sonreír y llorar juntas, podemos gritar también juntas… Eso lo valoro demasiado. Como mujer valgo muchísimo, es un cambio que yo he tenido en esta lucha.

PdP: Tere, ¿por qué vale la pena seguir en este camino?

T: Porque el mundo es muy bonito. Porque vale la pena ver sonreír a los niños, vale la pena escuchar un volcán que truena, que grita, vale la pena el canto de los pájaros, esto es lo que me motiva para seguir adelante, sobre todo poder seguir haciéndolo, tenemos que seguir, porque todo es muy bonito siempre y cuando sepamos qué es lo que queremos, y yo quiero que esto quede para el futuro de los jóvenes, de los niños, el saber que van a estar en un lugar mejor si seguimos en esta lucha y logramos los objetivos que queremos, porque esta lucha es por un bien para todos. No personal para Tere.

Termoeléctrica en Huexca, parte del Proyecto Integral Morelos. Foto: Daliri Oropeza.

Hay muchas piedras en este camino. Al principio fueron las mismas mujeres de mi comunidad, con críticas, que salía por hombres, o que perdía el tiempo; mi propia familia decía que no estaba pendiente de mis hijas; los hombres machistas te quieren gritar y te dicen que quieren progreso y que nosotros les estorbamos para su progreso; que te amenacen con las personas que más amas.

Te ponen piedras pero las haces a un lado porque tienes que aprender a no tener miedo. Tienes que luchar contra estas piedras que te ponen y hacerte más fuerte, y levantarte y decir “no me importa lo que me digan, porque yo lucho por mis hijas”. He tenido que salir varias veces, no es para buscar una persona en mi vida, yo respeto a mi pareja, a mis hijas, a mí misma. Esas son las piedras más fuertes que he tenido que quitar.

Mis hijas me permiten seguir luchando. Saber que van a estar en un lugar mejor si seguimos en esta lucha y logramos los objetivos que tenemos (impedir la operación de la Termoeléctrica del PIM). Esta lucha es por un bien para todos, no personal para Tere o para Huexca o para Amilcingo, es para el país. Eso es lo que me alienta, es para el país.

PdP: ¿Qué significa ganar un premio en el contexto donde regresa la amenaza de la imposición del Proyecto Integral Morelos?

T: Para mí es un cachetadón al presidente. Es un ignorante, en vez de venir a las comunidades a ver cómo nos daña la termoeléctrica, el gasoducto, a platicar, tiende a criticar, porque lo que le interesa es su bolsillo.

Para mí ese reconocimiento significa todo: que una mujer sea reconocida, que las luchas sean reconocidas, que los pueblos originarios tenemos la razón.

Para que se lograra este premio yo tuve que pasar muchos procesos. Llevo más de seis años y esos procesos que he pasado han sido al lado de muchos compañeros, al lado de muchas luchas. Me acerco de corazón a ellos, lo que yo pueda hacer, denunciar desde mi territorio, desde mi trinchera, para mí es que todos nosotros, todas nosotras. Porque este reconocimiento es reconocer a todos los pueblos que resistimos, somos la gente que luchamos, somos la gente organizada, somos los pueblos que amamos la naturaleza y que estamos siendo premiados por defender la naturaleza.

Es un reconocimiento en contra del Proyecto Integral Morelos, aunque aparezca el nombre de Tere. Es un reconocimiento a las mujeres de Huexca, una vez más las mujeres vamos a sacar la casta. Las mujeres estamos más encabronadas, más indignadas, somos las mujeres que vamos a dar el cambio.

PdP: ¿Admiras a algún luchador o luchadora social?

T: Toda mi vida desde que iba a la secundaria, yo me acordaba y miraba revistas del general Emiliano Zapata y decía: ¿por qué no viví en esa época de la Revolución? Siempre fue admirar a los revolucionarios que lucharon por nuestras vidas, sin saber qué clase de vidas estaban defendiendo, sin pensar ellos quienes éramos nosotros.

He admirado muchísimo al general Emiliano Zapata, he admirado a las mujeres que estuvieron en la Revolución, que aunque no aparezcan sus nombres, con ver las películas de cómo andaban cargando todo lo que llevaban, hacerse cargo de sus hijos, llevar la carabina al lado y defender a su macho, eso para mí es una admiración.

También admiro a todos aquellos luchadores sociales que luchan por un futuro diferente.

He admirado mucho a varios compañeros, admiro cómo lucho Samir Flores, a pesar de que no fue tan visible en su comunidad al principio y pese a todas las críticas en contra de él, logró levantar a su pueblo (Amilcingo). Eso es de admirar porque es difícil levantar a tu pueblo. Es una persona que admiro demasiado. También admiro a Sam, a Juan, son unas personas que a pesar de lo que han tenido que vivir están ahí y creo que eso vale la pena.

Para mí este reconocimiento es sentirme muy bien, pero a la vez me lastima, porque me gustaría que Samir estuviera y que todos disfrutáramos del triunfo que es de todos y echarnos unas chelas y abrazarnos.

PdP: Hablas del jefe Emiliano Zapata, Teresa, a 100 años de su asesinato, en un contexto de renovación de gobierno, el presidente va a Cuautla después de prometer la cancelación de la termoeléctrica, y anuncia la consulta de la cual sabemos, ganó el sí pero en los pueblos afectados directamente por el PIM ganó el no. ¿Qué significa la defensa de la Tierra?

T: Es el ideal que trae una. El haber nacido en tierra zapatista es un orgullo ya… Pero no sólo por hacer o tener sangre zapatista, sino tener el ideal. Reconocer que hubo muchas personas que lucharon por el bien de los pueblos, como el general Zapata, por tierra agua, montes, por la libertad.

A 100 años de su asesinato, su ideal sigue acá, seguimos resistiendo, no es ahorita, en este tiempo que resistimos. Se ha resistido todos estos 100 años, no hemos logrado derrocar el sistema del todo, creo que esta es la lucha que ha prevalecido y va prevalecer hasta que logremos conjuntarnos todos. 

El asesinato del general fue muy doloroso para todos como lo que está pasando ahora con el compañero Samir Flores, no sé si sea casualidad, pero a 100 años del asesinato del general Emiliano Zapata asesinan un compañero con el mismo ideal, aunque no lleve la sangre del general, ni fuera familiar del general, él llevaba ese mismo ideal y pensaba igual y hablaba igual, y luchaba por la libertad de los pueblos, y por que esto cambiara.

Creo que el presidente es un personaje que se agarró de todo esto para poder lograr la Presidencia, entró con bastantes mentiras para la gente creyéramos en él y ahora que está sentado en la silla, nos da la espalda. Es un traidor a los pueblos, a México porque no entró sinceramente. No cumplió con su promesa de cancelar la termoeléctrica y el PIM, quería estar en ese lugar de poder. La verdad estoy decepcionada de todos los gobiernos, pero este creí que sería diferente, por eso es que debemos seguir luchando y visibilizar que el general Zapata está vivo porque sigue vivo en nosotros, en su ideal, igual que Samir. En cada luchador va a estar el general, y Samir también.

No vamos a dar un paso atrás y si van a desaparecernos pues que nos desaparezcan, o nos maten, pero todo el trabajo de defensa de la Tierra y los pensamientos van a quedar.

PdP: Tere, no sé si tienes algo qué agregar…

T: Yo creo que es importante que empecemos a unificar las luchas, que nos unamos los estados, los pueblos, que no nos minimicemos entre pueblos, que no sintamos que no podemos hablar y unirnos, levantar la voz y luchar todos. Si no nos unimos, entonces sí van a acabar con todos nosotros. Van como rompecabezas, van pieza por pieza, estado por estado, comunidad por comunidad, y si logramos que ese rompecabezas esté junto, jamás nos van a poder cooptar, derrotar. Vamos a ser roca sólida que pueda salir adelante y decir, este es mi pueblo, este es mi gobierno, que defiende y quiere el bien común para todos nosotros.

Periodista independiente #CaminamosPreguntando Maestra en Comunicación y cambio social.
#Edición #Crónica #Foto #Investigación

Escribe las palabras a buscar.