Leyendo:
Irresponsable, votar si vivimos o morimos: Pueblos de Morelos ante consulta de AMLO sobre termoeléctrica

El presidente Andrés Manuel López Obrador fijó el 23 y 24 de febrero como los días para consultar dos termoeléctricas, un acueducto y un gasoducto a los pueblos que llevan ya un sexenio luchando por la imposición de estos megaproyectos en sus tierras.

Texto: Daliri Oropeza y Ál-Dabi Olvera

Imágenes: Daliri Oropeza

Una consulta más: por tercera vez, el obradorismo pondrá a consideración de la población megaproyectos polémicos por su alto costo y sus efectos ambientales y sociales.

Los próximos 23 y 24 de febrero, municipios de Morelos, Puebla y Tlaxcala decidirán si funcionan o no un gasoducto, un acueducto y dos termoeléctricas, los cuales conforman el Proyecto Integral Morelos (PIM).

En la conferencia de la mañana del 8 de febrero, el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó una lista de propuestas para que la termoeléctrica pueda funcionar, un compromiso que adquirió durante su visita hace un mes a Villa de Ayala para declarar 2019 año de Emiliano Zapata y conmemorar el centenario de su asesinato.

Como en tiempos de Zapata, los campesinos se juegan la vida. Esta vez por el polémico PIM, impuesto mediante represión durante la administración de Graco Ramírez.

“La planta es de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), es de la nación y digo afortunadamente, porque el gasoducto es privado [también parte del PIM], son de los contratos que se hicieron con el propósito de privatizar los ductos, pero la planta es de la Comisión Federal de Electricidad. Tenemos la necesidad de fortalecer a esta empresa productiva de la Nación”, dijo el presidente.

Acompañado por Hugo Eric Flores, delegado del gobierno en Morelos, y de Blanca Jiménez, titular de Conagua, López Obrador enumeró sus propuestas para activar la termoeléctrica, como bajar a la mitad las tarifas de la luz de uso doméstico en 9 municipios de Tlaxacala, 15 de Puebla y 8 de Morelos.

También ofrece el revestimiento rehabilitación de canales de abastecimiento de agua, ampliación de los colectores de aguas residuales, rehabilitar las plantas de tratamiento de aguas residuales, apoyo de la Secretaría de Agricultura para tecnificar el riego y promover la participación de los tres niveles de gobierno en la recuperación de agua en canales.

A pregunta expresa de Pie de Página, el presidente aseguró: “hay, desde luego, mucha razón en quienes han protestado. Nosotros nos ha tocado, incluso, atender a afectados, a ayudarlos, pero ya estamos en una situación en que debemos de resolver conjuntamente lo que más convenga”.

Luego dijo: “La política significa optar entre inconvenientes”.

Su respuesta sonó parecido a lo que dijo hace un mes en Villa de Ayala: le termoeléctrica debe funcionar pero con beneficios para la población.

“No pueden votar para decidir si vivimos o morimos, eso sería irresponsable por parte de la gente”, dice Teresa Castellanos, habitante de Huexca e integrante de la Asamblea Permanente de los Pueblos de Morelos (APPM).

Antes del anuncio obradorista, la APPM se adelantó y entregó a las autoridades un estudio independiente de los impactos que podría tener el funcionamiento de la obra. El estudio fue avalado por científicos y abarca una serie de investigaciones desde 2009 que advierten del peligro de instalar este tipo de proyectos en una zona volcánica de alto riesgo, cuestión omitida por la investigación presentada por Hugo Eric Flores, el delegado de la CFE para tratar el tema.

Hugo Eric Flores omitió los riesgos por estar en una zona volcánica. Es señalado por la APPM pues en su visita a los ejidatarios, “más que a investigar vino a negociar con los de la termo (que son empresas españolas) y con los que quieren dar el agua a cambio de proyectos y dádivas”.

Acusan que presentó por la mañana una investigación sesgada, y que no entabló diálogo con las personas afectadas para su reporte; por ello emplazaron al presidente a un diálogo donde escuche las propuestas y razones de la APPM, a la cual accedió esta mañana en conferencia.

Castellanos revela en entrevista: “yo creo que primero, el presidente se debería informar muy bien, porque el trabajo que llevó Hugo Erick está incompleto. Reto a Andrés Manuel a que observe bien la problemática, no es cuestión de una consulta”.

Desde el anuncio del megaproyecto, los pueblos se organizaron debido al daño ecológico, económico, social y de salud que implica. Actualmente, el pueblo de Huexca, cuenta con el amparo 1823/2014‐III que dicta suspensión definitiva que prohíbe a la CFE descargar aguas residuales contaminadas por la termoeléctrica en el Río Cuautla.

Los inconvenientes

La APPM denuncia desde hace por lo menos seis años que la termoeléctrica y el PIM pone en riesgo sus comunidades y vidas:

“Con un gasoducto que pasa por la zona de riesgo volcánico, porque pone en riesgo la salud del medio ambiente y de las poblaciones cercanas a la termoeléctrica, porque nuestros derechos como pueblos indígenas y a la libre determinación para decidir qué tipo de desarrollo queremos en nuestros territorios”, escribieron en una carta pública.

Recalcaron en un comunicado que “la salud y la vida valen más que inversiones monetarias, aunque sean 25 mil millones”.

El propio presidente recalcó en la conferencia matutina que la termoeléctrica ya está terminada y “es una inversión de más de 20 mil millones de pesos. Pero como dejó una secuela de atropellos y de arbitrariedades, y de protestas, existe una inconformidad legítima y tenemos que decidir, porque esta planta nos permite generar energía para todo el estado de Morelos”.

Posterior a la conferencia gubernamental, el Centro Universitario para la Prevención de Desastres Regionales (Cupreder) informó que no hay garantías de seguridad por riesgo volcánico o robo de gas en el PIM.

Por su parte, Ricardo Gómez Baena, comisariado ejidal de Ayala, estuvo presente en la conferencia y si bien ve con buenos ojos la propuesta del presidente, asegura que es un arma de doble filo hacer una consulta: “la gente va a querer que le bajen la luz sin fijarse en quiénes afecta”.

A su vez aseguró que hay un problema pues no saben de dónde van a sacar tanta agua para que funcione, y teme que los campesinos como él queden sin el recurso en temporadas.

La pregunta de la consulta sería “¿Está usted de acuerdo o no que inicie la operación de la termoeléctrica en Huexca de la CFE?”.

“Hacer una consulta cuando el proyecto se impuso con violencia, corrupción e información falsa es absurdo, porque los pueblos hemos sido divididos y compradas las conciencias por espejitos y que de acuerdo con el Convenio 169 de la OIT las consultas se deben hacer antes de aprobarse cualquier proyecto”, dice la APPM en su carta pública dirigida al presidente.

La carta concluye: “no habrá año de Zapata legítimo ni Cuarta Transformación en Morelos si no se cancela el PIM que afecta la vida campesina de todos los pueblos zapatistas”.

Consulta nuestra cobertura:

Defender la tierra: el otro homenaje a Zapata

Empresas españolas sangran a México

“Este trabajo forma parte del proyecto Pie de Página, realizado por la Red de Periodistas de a Pie. Conoce más del proyecto aquí: https://piedepagina.mx“.

Portal periodístico independiente, conformado por una red de periodistas nacionales e internacionales expertos en temas sociales y de derechos humanos.

Escribe las palabras a buscar.