En Italia, nuevos ‘sacrificios’, de la población para evitar un confinamiento total

25 octubre, 2020

La curva epidemiológica sigue creciendo en Europa. En su intento de preservar la salud, pero también la economía, las autoridades de Italia decretaron mayores restricciones encaminadas a que no vuelva a haber un confinamiento total

Texto: Cynthia Rodríguez

Fotos: Gobierno de Italia y Cynthia Rodríguez

MILÁN.- Cuando este domingo se dio a conocer el borrador del nuevo decreto del presidente del Consejo de Ministros Giuseppe Conte, luego de los encontronazos en Nápoles, no se avizoraban mejores noticias.

Todos estos días hemos estado pendiendo de un hilo para saber si regresábamos o no al confinamiento total y el gobierno (quiero creer), a lo largo de las dos últimas semanas, fue tejiendo su estrategia y limitando situaciones para poder cazar a la presa, es decir, tratar de que con las medidas y restricciones, que fueron haciéndose cada vez más estrictas, se pudieran bajar los contagios.

No ha sido así. El virus, como el diablo, anda suelto. Y aunque mucha gente esté haciendo el esfuerzo por no moverse tanto, los contagios siguen arriba. En las últimas 24 horas el reporte no deja mucho espacio para renovar esperanzas: 21 mil 273 nuevos positivos y 128 muertos. En los hospitales actualmente hay 12 mil 6 personas y en terapia intensiva mil 200, 80 de los cuales se sumaron apenas ayer. 

Es esto lo que realmente preocupa, porque la curva epidemiológica sigue creciendo y por tercer día consecutivo el número de contagios va por arriba de los 19 mil. Es decir, que el RT (índice de contagio) en Italia ya llegó al 1.5 por ciento y bueno, siempre Lombardía, la región más delicada.

Por eso ayer Giuseppe Conte volvió a firmar un decreto para limitar aún más los movimientos de las personas que se resume en que restaurantes, bares, cafeterías y heladerías cerrarán a partir de ya a las 18 horas. Que los cines, los teatros y las salas de concierto interrumpen sus actividades. Sólo los museos quedarán abiertos. Las ferias, festivales y congresos, todos, interrumpidos. 

Además los gimnasios, albercas y lugares donde se practican deportes como futbol, basquet, tenis, y lo que se les ocurra también cierran. Con esto se paran alrededor de 10 millones de ciudadanos que practican algún deporte.

Muchos de los trabajos continuarán haciéndose desde casa y las escuelas, sólo preescolares y primarias se salvaron. En los demás grados regresan a la Didáctica a Distancia hasta en un 75 por ciento para aligerar el transporte público.

Foto: Cynthia Rodríguez

“Tenemos que preservar la salud y la economía. Italia no se puede permitir otro confinamiento total, por eso tenemos que imponer más medidas restrictivas”, advirtió el político.

De hecho, si antes ya habían dicho que si se hacían reuniones en las casas privadas, se recomendaba que no hubiera más de seis personas, ahora la recomendación es no ir a otras casas y obviamente, no invitar a nadie.

“Si seguimos las reglas, podremos transcurrir una Navidad serena”, dijo Conte en un tono de pesadumbre, donde terminó aceptando que si él estuviera del otro lado, también estaría muy enojado con el gobierno: “entiendo el cansancio, el miedo, la rabia, la frustración y el sufrimiento”.

Italia que en estos meses se quedó con el mínimo de turistas, muchos comerciantes, restauranteros, artesanos, hoteleros, además de artistas, y gente que ha basado su economía en esto, están realmente agonizando.

No en balde muchos declararon ayer que con el nuevo decreto prácticamente se les estaba dando el tiro de gracia.

Las nuevas promesas, sin embargo, también llegaron y de acuerdo con lo declarado por Conte ayer en su conferencia de prensa, a partir de la medianoche entran en vigor las nuevas medidas económicas para estas categorías.

“Habrá un nuevo crédito fiscal para alquileres comerciales para los meses de octubre y noviembre, se cancelará la segunda cuota de Imu (impuesto fiscal para la vivienda), se introducirá una nueva asignación mensual única para temporadas de turismo y entretenimiento, ofreceremos un pago mensual adicional del ingresos de emergencia y medidas de apoyo a la cadena agroalimentaria . En resumen, haremos lo que sea necesario», por la ciudadanía, por la salud, por la economía, para volver a respirar en diciembre, sin ganas de llevar la curva a cero, pero al menos bajo control», prometió Conte.

 Las nuevas medidas en Italia estarán vigentes hasta el 24 de noviembre.

Avatar
Cynthia Rodríguez

Periodista mexicana radicada en Italia, donde ha sido corresponsal para varios medios. Autora del libro Contacto en Italia. El pacto entre Los Zetas y la 'Ndrangheta, sobre los lazos entre uno de los grupos criminales más antiguos del mundo y uno de los cárteles emergentes más temidos de toda la historia en México. Tiene una maestría en Migración por la Universidad de la Sapienza y otra sobre Combate a la criminalidad organizada y la Corrupción por la Universidad de Pisa.

Relacionado