En California, hospitales piden no transportar pacientes agonizantes

6 enero, 2021

Las autoridades de Los Ángeles reservan los servicios de emergencia y el oxígeno para pacientes que tengan más posibilidades de sobrevivir. Por su parte, el alcalde advirtió “Enero será el mes más oscuro que pasaremos”.

Texto: José Ignacio De Alba

Foto: Michael Owen Baker/ Gobierno de Los Ángeles

El lunes de esta semana el estado de California alcanzó el punto máximo de contagios desde que comenzó la pandemia de covid-19, con 74 mil nuevos casos. En total, el estado más rico de Estados Unidos y con una población de casi 40 millones de personas ha perdido a más de 27 mil personas.

La Agencia de Servicios Médicos de emergencia ordenó a las ambulancias del condado de Los Ángeles, California, que los pacientes contagiados de covid-19 con pocas posibilidades de sobrevivir no sean transportados a hospitales.

El memorando, publicado en la primera semana del 2021 pide: “Con vigencia inmediata, debido al impacto severo de la pandemia de covid-19 en los servicios de emergencias médicas y los hospitales receptores del 9-1-1, pacientes adultos (de 18 años de edad o mayores) en un paro cardíaco traumático y no traumático fuera del hospital no serán transportados si no se logra el retorno de la circulación espontánea en el terreno”.

La medida se presenta después de que los servicios médicos del sur del estado, donde vive el 90 por ciento de la población de la entidad, están con cero capacidades para aceptar nuevos pacientes. Sólo en Los Ángeles había más de 7 mil 898 personas hospitalizadas a causa del coronavirus.

Ayer martes, el condado de Los Ángeles reportó 37 mil 512 nuevos casos de coronavirus y 224 muertes. Según comunicaron las autoridades: “El devastador impacto de la pandemia esta causando una disrupción en el sistema médico de salud debido al gran número de pacientes de Covid-19 y las limitaciones del personal de salud. Estas condiciones empeorarán si no se disminuye la propagación del virus”.

La directora de los servicios de salud del condado, Christina Ghaly, explicó que el volumen de pacientes se debe a las reuniones que se hicieron durante las vacaciones de Acción de Gracias. Ghaly aseguró que los casos de personas contagiadas durante Navidad y Año Nuevo aún están por llegar.

“Muchos hospitales han llegado a un punto de crisis y tienen que tomar decisiones muy difíciles sobre la atención de los pacientes”, dijo Ghaly.

Las autoridades de Los Ángeles reservan los servicios de emergencia y el oxígeno para pacientes que tengan más posibilidades de sobrevivir. Por su parte, el alcalde advirtió “Enero será el mes más oscuro que pasaremos”.

El gobernador del estado Gavi Newsom dijo en conferencia “nos estamos anticipando a lo que será una ola sobre otra ola, lo que pondrá mucha presión sobre hospitales y unidades de cuidados intensivos después de las fiestas de fin de año”.

Fue educado en escuelas católicas hasta que se volvió ateo. Es huraño y trotamundos. Estudió periodismo y nunca se graduó. Suele tener más fe en las viejas narrativas que en las nuevas. Le gusta escribir historias.

Relacionado