El extraño caso de Lombardía donde los contagios y las muertes no se detienen

14 abril, 2020

Los contagios y fallecimientos por covid-9 no ceden en la región de Lombardía, la zona más afectada en Italia, a pesar de que el resto del territorio comienza a mostrar signos de reducción. Las autoridades inician investigaciones contra trabajadores de casas de retiro por homicidio culposo

Texto: Cynthia Rodríguez

Fotos: Marzio Toniolo

MILÁN, ITALIA.- Han pasado 54 días desde que en Italia se impusiera la primera Zona Roja en toda Europa cuando sólo estaban aísladas 50 mil personas de once localidades a una hora de Milán, la capital de la región de Lombardía.

Dos semanas después cerraron toda la zona y ocho provincias más, tratando de inmovilizar a unos 16 millones de habitantes pero como los contagios seguían multiplicándose a una velocidad impresionante, las autoridades decidieron entonces aislar a todo el país a  19 días de que por primera vez declararan la emergencia en el Basso Lodigiano.

Las fronteras se cerraron, se restringieron los movimientos de las personas y sus actividades no esenciales; las ciudades se callaron y hasta se dejaron de aceptar a los inmigrantes, que siguen escapando de Libia por declararse Italia como “país no seguro”. Sin embargo, ninguno de estos 54 días las condiciones de contagios y muertes a causa de covid-19 en Lombardía se han detenido. 

Al contrario, mientras a nivel nacional las cifras van poco a poco cediendo a pesar de los altísimos números a los que se ha llegado en Italia -este martes sumaban 162 mil 488 contagios y 21 mil 67 muertos- más de la mitad los ha aportado Lombardía (11 mil 142). Todos los días la situación en ciudades como Bérgamo, Brescia y Milán son desesperanzadores porque aquí, tanto el número de contagios como el de los muertos sigue creciendo.

Lo que es cierto, escribe Luigi Ferrarela, articulista del Corriere della Sera, es que el coronavirus ha resultado más mortífero para ciudades como Milán que la misma Segunda Guerra Mundial. Según los históricos, las bombas de los aliados acabaron con la vida de alrededor de 2 mil personas en un lapso de tres años. Ahora, ha pasado mes y medio y sólo en Milán ya han muerto 3 mil 153 personas hasta el 13 de abril.

“Los 2 mil muertos que los históricos de la Segunda Guerra Mundial contaban entre los civiles milaneses, de hecho fueron por tres diferentes episodios de bombas. Primero llegaron las misiones de los ingleses, que de junio de 1940 a octubre de 1942 sobrevolaban sobre las fábricas como Falck o Ansaldo. Después, la tarde del 24 de octubre de 1942, se registraban 132 muertos y para 1933, 133 muertos en el día de San Valentín y luego las cuatro incursiones de agosto que mataron a 193 personas atacando también el Duomo”, narra Ferrarela un poco de aquella historia, donde también la guerra psicológica estuvo presente.

“Después del armisticio del 8 de septiembre de 1943 a dar el último golpe fueron las fuerzas norteamericanas “B-24”, que con sus errores colaterales contra los militares italo-alemanes, bombardearon una escuela primaria y murieron 184 niños, 14 maestros, la directora, 4 cuidadores, 2 padres de familia que estaban cerca a la escuela y otros 18 jóvenes en los alrededores.

Los números rojos

Desde el inicio de la epidemia del coronavirus, las cifras oficiales dicen que 61 mil 326 personas se han contagiado del Sars-CoV-2.

Y sigue avanzando tan rápido que en el último día se contagiaron mil 12 más. Han muerto 11 mil 142 personas, aunque las autoridades también informaron que se han curado un total de 36 mil 985 personas y que también han bajado las entradas a Terapia Intensiva.

La provincia más afectada actualmente es Milán con 14 mil 350 casos; después Brescia, con 11 mil 93; Bérgamo, con 10 mil 426; Cremona con 5 mil 172. 

“Milán es una ciudad densamente poblada, con personas que viven junto a las otras y habiendo una población que triplica a todas las demás provincias, el riesgo era que hubiera una onda que hubiera colapsado el sistema sanitario, pero por fortuna esto no ocurrió”, dijo Giulio Gallera, asesor de la Región Lombardía, quien todos los días informa sobre los números aquí.

‘Algo no cuadra’

Los focos de infección se han multiplicado por toda la región. Hospitales y casas de reposo para ancianos han sido parte del problema. En total, hasta este 14 de abril ya se cuentan mil 822 ancianos muertos en las diferentes casas de reposo. Aquí en Lombardía con pacientes covid son 15: 7 en Bérgamo, 5 en Milán, 2 en Val Padana y 1 en Brescia. Aunque en total en toda la región son 708.

Durante los últimos días ya había trascendido que la Procuraduría de Milán comenzaría a investigar los hechos en las casas de reposo. La policía judicial de esta ciudad perquisitó las dos primeras casas de reposo donde han habido más denuncias: El Pio Albergo Trivulzio de Milán, y el Instituto Sagrada Familia de Cesano Boscon.

La Guardia de Finanza de Milán se presentó en las oficinas de estas dos residencias para sacar expedientes y computadoras, pues las denuncias son por homicidio culposo y por epidemia culposa después de las denuncias de los trabajadores y parientes de las víctimas, en el sentid de que las casas de retiro habrían recibido de vuelta a pacientes que aún no estaban totalmente recuperados.

En el registro de los investigados está el director general de la estructura, Giuseppe Calicchio, y la misma residencia, por la responsabilidad administrativa, pues sólo aquí, se tienen registrados 130 muertos durante los primeros 12 días de abril.

Un caso sanitario que, al menos en Lombardía, ya también se convirtió en judicial y ha hecho sospechar a sus habitantes que a pesar del tiempo de encierro, aquí las cosas aún no mejoran.

Las autoridades han dicho que se harán pruebas a todos los operadores sanitarios y que están a la espera de que se liberen los test serológicos que medirán la inmunidad para asegurar que no se hayan contagiado. Pero hasta el momento son promesas.

Petición online para comisariar la sanidad

Las dudas sobre lo que está ocurriendo en la región es algo que miles de ciudadanos comienzan a cuestionar.

De hecho, desde ayer, una red de asociaciones y partidos bajo la denominación “Milano 2030” lanzó ayer la petición de poner a un comisario especial a la sanidad lombarda, donde en pocas horas se habían superado las 22 mil firmas a traves de la plataforma Change.org.

Más que una petición, en estos momentos es como un grito de auxilio, pues en otras regiones como el Véneto, donde junto a la Lombardía se había identificado al mismo tiempo otro foco de infección, las condiciones son totalmente distintas y el número de muertos mucho menor, si tomamos en cuenta que ahí van sólo mil.

Las preguntas entre los lombardos son siempre las mismas: “¿Por qué si llevamos tanto tiempo encerrados no bajan los contagios?”, ¿Quiénes son estos nuevos contagiados y dónde están?”.

“La gestión de la sanidad lombarda fue la mejor aliada de la covid-19”, sostiene Vittorio Agnoletto, médico del trabajo y activista, quien se encuentra entre los promotores de la petición online junto con otras asociaciones que también son sostenidas por el eurodiputado Pierfrancesco Majorino del PD.

“Estoy completamente de acuerdo con la idea de que pongan un comisario extraordinario en la Región Lombardía en el tema de la sanidad, porque (Attilio) Fontana y (Giulio) Gallera no pueden”, escribió Majorino en su cuenta de Facebook.

Avatar
Cynthia Rodríguez

Periodista mexicana radicada en Italia, donde ha sido corresponsal para varios medios. Autora del libro Contacto en Italia. El pacto entre Los Zetas y la 'Ndrangheta, sobre los lazos entre uno de los grupos criminales más antiguos del mundo y uno de los cárteles emergentes más temidos de toda la historia en México. Tiene una maestría en Migración por la Universidad de la Sapienza y otra sobre Combate a la criminalidad organizada y la Corrupción por la Universidad de Pisa.

Relacionado