El asilo debe esperar

26 junio, 2020

Mujeres embarazadas o madres de familia que huyeron de la violencia esperan en el “hotel filtro” en Ciudad Juárez, a que avancen sus trámites para ser recibidas por Estados Unidos. Hace un año el país del norte echó a andar el programa Permanecer en México y eso ha generado violencia contra estas mujeres

Por: Rocío Gallegos / La Verdad  

Embarazada, ‘Clara’ tuvo que emigrar. Salió de su país en Centroamérica con dos hijas y un hijo de la mano, a uno más lo llevaba en el vientre. Así llegó hasta Ciudad Juárez donde hace 18 días nació su tercera hija.

La madre de familia, cuya identidad real se cambió por cuestiones de seguridad, huyó de El Salvador para buscar su asilo en Estados Unidos. Emigró para poner a salvo su vida y la de sus hijos, tras amenazas de pandillas: “me tenían privada de la libertad”. La violaban a punta de pistola y así quedó embarazada en dos ocasiones.

Hace un mes que la mujer llegó a esta frontera y cruzó a Estados Unidos, de donde dice que la regresaron el mismo día. Buscó albergue y fue canalizada al hotel filtro, donde los recién llegados deben permanecer 14 días antes de trasladarse a otra instancia donde podrán quedarse mientras llevan sus trámites de asilo en Estados Unidos.

Con ella, en el hotel filtro, están mujeres de Cuba, Venezuela, Ecuador y Honduras, que están embarazadas y que pese a su condición enfrentan la falta de servicios médicos en instancias gubernamentales.

“Cuando nos ven embarazadas nadie nos da trabajo, es terrible”, dijo una mujer de Cuba que lleva un año y dos meses en esta frontera en espera de su asilo en Estados Unidos. “Esto me ha dado la esperanza de volver a creer, de lucha por mi hijo”.

Otra migrantes, procedente de Venezuela, dijo que a ella no la quieren atender en ningún lado porque no es de aquí, no cuenta con dinero ni empleo.

Las migrantes embarazadas contaron las condiciones adversas en las que viven en la ciudad. La mayoría trabajaba, pero luego de su embarazo las separaron de su labor sin recibir ningún pago. Todas están en Ciudad Juárez bajo el programa Permanecer en México que impuso el gobierno de Donald Trump hace más de un año.

Asilo en espera 

Ha pasado poco más de un año desde la dramática expansión de la política de Permanecer en México. El gobierno de Estados Unidos ha negado que ponga en peligro a los migrantes. Sin embargo, según la organización Human Rights First, ha habido más de mil casos denunciados públicamente de violación, secuestro, asesinato y tortura debido a esta política. Así lo comentó la directora de la organización Derechos Humanos Integrales en Acción (DHIA), Blanca Navarrete. 

El obispo de El Paso Mark J. Seitz, visitó a las mujeres y dijo que en esta frontera los solicitantes de asilo pasan de estar atrapados en Ciudad Juárez a estar atrapados en centros de detención estadounidense. Los sitios se han convertido en laboratorio de covid-19, como ocurre en El Paso, Texas. Ahí se ha registrado un brote al que las autoridades no le prestan atención.

Seintz también cuestionó los nuevos reglamentos de asilo publicados el pasado 15 de junio. Considera que incorporan muchos abusos que violan las leyes estadounidenses e internacionales y enviciarán el proceso de asilo.

Antes de la invocación del Título 42, los jueces de inmigración juzgaban las solicitudes de asilo, ahora, son los agentes de la Patrulla Fronteriza y los oficiales de CBP quienes toman esa decisión y sin pensarlo dos veces, todos los días devuelven a la fuerza a los migrantes a Ciudad Juárez, añadió.

Este trabajo fue publicado originalmente en LA VERDAD que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar lapublicación original.

Avatar
Rocío Gallegos

Relacionado