Desechos tóxicos de las minas: ¿Cuántos y dónde están?

24 septiembre, 2021

La Secretaría de Medioambiente y Recursos Naturales presentó el primer inventario homologado de presas de jales en el país. Incluye la información recabada de los desechos tóxicos de 585 minas. La información es pública y busca generar un mayor control de los derrames tóxicos de las mineras, asegura la dependencia

Texto: Daniela Pastrana

Foto: Héctor Guerrero/Archivo

CIUDAD DE MÉXICO.- Antes de las lluvias del verano pasado, los pobladores de Cosalá, un pequeño municipio serrano de Sinaloa, vieron impotentes morir a sus vacas. La causa de las muertes era el agua contaminada del Río San Lorenzo, que cruza la serranía a unos 50 kilómetros de la ciudad de Culiacán.

Los pobladores no lo sabían, pero el río se había contaminado en mayo pasado; cuando el depositario de desechos tóxicos de la mina de la empresa Real de Cosalá se rompió.   

Real de Cosalá extrae oro, plata, plomo, cobre, zinc y hierro de la sierra de Sinaloa. Diariamente procesa 650 toneladas de piedra para obtener 77 kilos de minerales, sobre todo de zinc, hierro y plomo.

La presa de jales, que es como se llama a los lugares donde las minas concentran sus desechos tóxicos, retiene, cada día, 865 kilos de material altamente contaminante. Al romperse, los desechos se esparcieron y llegaron al río San Lorenzo. Este año el rbía pasado por una grave sequía por lo que la contaminación no alcanzó a llegar hasta la presa José López Portillo, la cuarta más grande del estado de Sinaloa, con capacidad para 2 mil 580 hectómetros cúbicos de agua.

De haber llegado a la presa, el derrame habría contaminado el equivalente a unos mil 400 estadios azteca llenos de agua.

Empresa en silencio

A pesar de la gran cantidad de lodo y otros líquidos esparcidos en laderas y el cauce del río, el derrame no fue informado a las autoridades. Los habitantes de San José de las Bocas, una comunidad serrana de poco más de 170 habitantes, lo descubrieron cuando vieron maquinaria de la mina trabajando dentro del cauce del río. Los representantes de la mina acudieron al pueblo, y aseguraron a las 40 familias que el derrame no representaba ningún peligro para la salud. Incluso el dueño de la mina afirmó que el bebería el agua del río.

Un mes y medio después del derrame, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y Protección Civil de Sinaloa conocieron de este desastre.

“No sabíamos de este derrame, tampoco que había pobladores afectados. Ahora tenemos que hacer un análisis y enviar gente a que tome muestras”. Así lo reconoció Héctor Aguirre, director operativo de la Cuenca Pacífico-Norte de Conagua, en una entrevista con la Revista Espejo en julio pasado.

Pero ese desastre es apenas el último de 23 derrames de presas de jales registrados por Semarnat en 33 años. Solo Grupo México, propiedad del multimillonario Germán Larrea, suma 22 incidentes ambientales,

Grupo México es el causante de la peor tragedia laboral en una mina mexicana, en 2005, cuando 65 mineros quedaron atrapados en una mina de Pasta de Conchos, Coahuila. Y también es responsable del peor desastre ambiental provocado por una mina, con el derrame de 40 millones de solución de sulfato de cobre acidulado sobre el Río Sonora, en 2014.

Sin embargo, la falta de control de las presas de jales es un problema mundial.

El inventario

Este jueves, el Gobierno de México presentó el primer Inventario Homologado Preliminar de Presas de Jales en el país. El objetivo, según la información oficial, es facilitar el acceso a la información ciudadana; y de este modo sentar las bases para la construcción de políticas públicas para la gestión de esos residuos mineros.

Hasta ahora, la información existente sobre el número y características de las presas de jales era dispersa. El Inventario ubica, de manera georreferenciada, 585 registros de presas de jales. Entre ellos hay 48 que se consideran indeterminados.

“En esas iremos a hacer visitas de manera territorial”, anunció en un video la secretaria de Medio Ambiente, María Luisa Albores.

La información disponible en el inventario muestra el estatus de las presas: Si están o no activas, qué minerales concentran, en qué cantidades, el nombre de la mina, municipio y estado y, en algunos casos, el nombre de la empresa a la que se asocia.

Según Semarnat, en los meses siguientes la información se irá actualizando y complementando con datos que provengan de otros sectores e instituciones. Además, se coordinarán acciones para el levantamiento de información en campo, por parte de personal especializado, para verificar, en los casos en que fuera necesario, que efectivamente correspondan a residuos de minerales y la condición de la estructura de las presas de jales.

En una conversación con Pie de Página, Albores González aseguró que con este inventario se busca, por un lado, mejorar la supervisión y el control de los desechos mineros. Pero también dotar a la ciudadanía de una herramienta confiable de información sobre las minas que están funcionando en el mundo.

“Ha ocurrido accidentes en estas presas que han ocasionado graves a la población y al medio ambiente. Llama mucho la atención que no hubiera algo que dijera cuántas había ni dónde están”, dijo la secretaria.

El inventario puede consultarse en este link:

Quería ser exploradora y conocer el mundo, pero conoció el periodismo y prefirió tratar de entender a las sociedades humanas. Dirigió seis años la Red de Periodistas de a Pie, y fundó Pie de Página, un medio digital que busca cambiar la narrativa del terror instalada en la prensa mexicana. Siempre tiene más dudas que respuestas.

Relacionado