Defensores de los Médanos, protegen el manglar y sufren hostigamiento. «Queremos vivir en paz»

9 abril, 2021

Adan Vez Lira. Foto: cortesía Grupo de Defensores de los Médanos La Mancha

A un año del asesinato de su compañero Adán Vez Lira, el Grupo de Defensores de Los Médanos de La Mancha, al norte de Veracruz,  denuncia que persiste el hostigamiento contra su comunidad por el despojo de tierras. Ellos protegen los manglares. Exigen seguridad y paz.

Texto: Daliri Oropeza

Fotos: Cortesía Grupo de Defensores de los Médanos La Mancha

CIUDAD DE MÉXICO.- Dos campesinos y un pescador solicitan que su nombre no aparezca. Integran el Grupo de Defensores de los Médanos de La Mancha, en Actopan, norte de Veracruz. Su labor de cuidado de la naturaleza no se detiene a un año del asesinato de su compañero, Adán Vez Lira. Tampoco con la pandemia. Sin embargo, denuncian que persiste el hostigamiento y las amenazas a su labor como guardianes de las dunas y protectores de los manglares. 

El más joven de los campesinos, que participa en la entrevista colectiva, es también defensor del territorio.  Él es quien explica: ahora es inseguro ir a trabajar el campo porque se han incrementado las amenazas a quienes cuidan la tierra y no hay avances en la investigación sobre el asesinato de su compañero Adán. 

“Queremos vivir dignamente en paz, que nos dejen de amenazar. Vamos a seguir siendo respetuosos del medio ambiente, seguir cuidando y trabajando la tierra, cosechando maíz cacahuate, frijol, recibiendo turistas, sembrando árboles, cuidando ganado”, pide el joven campesino.

Recuerda que desde que tiene memoria va al campo con su familia a sembrar, cuidar las plantas, echar azadón. Después comenzó con el proyecto de turismo autosustentable junto con el grupo de defensores. Su eje de defensa de territorio es en contra de intereses inmobiliarios.

Organizaciones de Derechos Humanos registran que, después del asesinato de Adán, se intensificaron los rondines amenazantes por parte de personas y vehículos desconocidos en la comunidad de La Mancha. 

Hasta el día de hoy estos rondines continúan, también las detonaciones de armas para intimidar. También denuncian que las autoridades no han presentado avances en la investigación que permita identificar y castigar a los responsables de este homicidio.

Bosque de anonas de la selva inundable. Foto: Gerardo Sanchez Vigil / Grupo de Defensores de los Médanos La Mancha.

2003, el año que inició la pugna

La historia de despojo de Los Médanos de la Mancha nos lleva a 2003, cuando el Ejido de Palmas de Abajo reclamó los terrenos de Los Médanos; los ejidatarios cedieron estos terrenos en los años sesenta del siglo XX,  consideraban que tenían un “bajo valor económico”. En aquel año se dieron cuenta del potencial de las tierras y desde entonces el asedio se ha incrementado. 

El ejido vecino quiere despojar a los posesionarios de la tierra buscando venderla a intereses inmobiliarios que quieren construir residenciales de lujo devastando los frágiles ecosistemas de la zona que los defensores protegen, como las dunas.

El campesino más grande en esta entrevista era amigo de Adán. Tiene más de 50 años y ha dedicado su vida a reforestar el manglar de Los Médanos. Él también exige a las autoridades que haya protección y vigilancia en la zona por los constantes hostigamientos para que puedan seguir con su trabajo como campesinos. 

Reitera que tienen cómo comprobar de manera legal y legítima que las tierras de los Médanos de La Mancha les pertenecen. Además asegura que sus familias tienen muchos años dedicándose a la siembra y al ecoturismo y son gente honrada de trabajo.  

La Mancha. Foto: cortesía Grupo de Defensores de los Médanos La Mancha.

“Con el asesinato de Adán, más lo que se ha difundido de la Mancha y cómo actúan para despojarnos de nuestras tierras, nos dan mala fama y eso nos quita ingresos de cuando la gente que sale a disfrutar de la naturaleza”, explica el campesino mayor.

Campesino.

Adán Vez Lira estuvo al frente de la conservación de la región costera de La Mancha de la mano de la comunidad. Fue asesinado el 8 de abril de 2020. Le dispararon mientras hacía un recorrido rumbo a Palma Vieja. Hasta el día de hoy lo recuerdan sus amigos con una sonrisa. 

“Para nosotros, [Adán] nunca va a ser olvidado, pero para el Estado y las autoridades, los que deben hacer justicia. No investigan, no garantizan seguridad, paz; a ellos no se les debe olvidar y deben darnos respuesta: aprehender a los culpables y darles el castigo que merecen. Mientras tanto vamos a seguir”, asegura por su parte el joven campesino. 

Los habitantes de La Mancha que se encuentran bajo amenaza han ejercido la posesión ininterrumpida por más de 50 años (o tres generaciones) de los terrenos en la zona de Los Médanos. Una resolución jurídica sobre la situación de estos terrenos puede representar un factor importante para apaciguar el conflicto, sugieren las organizaciones sociales en un comunicado. 

El pescador

“Deseamos llegar a ese punto en el que de La Mancha puédamos salir seguros, seguir reforestando, trabajando para nuestra tierra, reproduciendo nuestros animales y no depender de nadie, como hacemos desde hace muchos años. Las personas que nos hostigan por quitarnos las tierras, que se den cuenta que es una fuente, que con las generaciones, nuestras familias se sustentan. Y no hemos pedido que alguien nos ayude a sobrevivir, porque lo hacemos con nuestra propias manos”, dice el tercer entrevistado, un pescador mayor de 50 años. 

Ganadería en la zona de la Mancha. Foto: Alejandra Parás / Grupo de Defensores de los Médanos La Mancha.

El pescador recuerda que el Grupo de Defensores de Los Médanos de La Mancha es beneficiario del Mecanismo federal de protección de personas defensoras de derechos humanos desde el 5 de febrero de 2021. Sin embargo, las autoridades federales no han cumplido con las medidas de protección, cuestión documentada por las organizaciones mencionadas. 

Su exigencia es que la comunidad viva libre de hostigamiento, de persecuciones y no tener miedo a salir a la esquina. 

Aquí puedes leer una entrevista con Adán Vez Lira: 

Botas llenas de Tierra. Tejedora de relatos. Narro sublevaciones, grietas, sanaciones, Pueblos. #CaminamosPreguntando De oficio, periodista. Maestra en Comunicación y cambio social. #Edición #Crónica #Foto #Investigación

Relacionado