Crece la violencia contra niñas y mujeres en Guerrero

23 abril, 2021

Tlachinollan en la Montaña de Guerrero documentó que desde el inicio de la pandemia en esa región 20 mujeres fueron víctimas de feminicidios. La organización lanzó una campaña para visibilizar las violencias que padecen las mujeres en esa zona: “Mar de agravios, Montaña de quebrantos”

Texto y foto: Isabel Briseño

CIUDAD DE MÉXICO.- En los últimos años ha incrementado la violencia vertiginosamente en las comunidades de la región de la Montaña de Guerrero hacia las mujeres así como hacia los defensores y defensoras que las acompañan durante los procesos en que exigen justicia. Veinte mujeres fueron víctimas de feminicidio en la región durante 2020.

Ante ello, el pasado miércoles 21 de abril Tlachinollan, Centro de Derechos Humanos de la Montaña de Guerrero presentó la campaña por la vida: “Mar de agravios, Montaña de quebrantos”.

La organización busca visibilizar la violencia, la impunidad y la vulnerabilidad que está imperando en esta región.

Defensores emergentes

Asimismo, las víctimas también se han denominado defensores emergentes a partir de la defensa de sus casos. Como ellos también defienden los derechos de los demás, no solo piden justicia para ellos, también para todas las víctimas que han padecido violaciones a sus derechos. 

“Durante la pandemia los casos de violencia contra la mujer han aumentado exorbitante”, señala la abogada Neil Arias, integrante de Tlachinollan.

En tanto, de parte de las autoridades hay indolencia, falta de sensibilidad y ausencia de perspectiva de género. El operador de justicia, sea hombre o mujer, no da la atención debida. Desde el inicio de la denuncia las víctimas desafían en primer lugar un gran riesgo por atreverse a levantar la voz, cuando acuden ante la agencia del Ministerio Público además se enfrentan contra la falta de credibilidad y por eso muchos casos quedan impunes, agrega Arias.

Agresiones

La organización monitoreó desde 2014 hasta abril 2021 las agresiones a mujeres en la región, con los siguientes resultados:

  • 71 feminicidios en la Montaña, de los cuales 20 sucedieron durante el año 2020 
  • 20 delitos sexuales de enero 2020 a abril 2021
  • 80 casos de mujeres violentadas dentro del hogar doméstico
  • 85 casos de violencia económica 
  • 3 casos de mujeres desaparecidas en el 2020
  • 35 desapariciones de personas desde 2016, 10 son mujeres 
  • 20 casos de conflictos por disputa de hijos por guardia y custodia el cual es un mecanismo que usan los hombres para seguir violentando a la mujer.  

Voces de las víctimas

Catarina Velázquez Moreno, mujer indígena Na savi, madre de Aurelia Velázquez Moreno. “Quiero saber dónde está mi hija, es un ser humano, no es un animalito para que la desaparezcan”.

Su hija fue vista por última vez en casa de sus suegros. Dejó a 3 hijos pequeños.

“He escuchado rumores de que me van a matar por pedir justicia”, continúa.

Después de 10 días de la desaparición de Aurelia, llamaron a la señora Velázquez a casa de la síndica. Ahí estaban sus consuegros, quienes además acusan a Aurelia de haber asesinado a Sergio, esposo de la mujer desaparecida. 

Maribel Pérez Espinobarros, perteneciente a la comunidad de Huiztlatzala municipio de Zapotitlán Tablas, pide justicia para su hermano Ángel. Lo dice pellizcando sus manos y con voz entrecortada. Un día posterior a la desaparición, Maribel fue avisada que su hermano, su esposa y sus dos niñas aparecieron calcinados dentro de una camioneta en un crucero de Tlapa de Comonfort. 

“Fue una muerte muy cruel y queremos justicia”.

En el pueblo han desaparecido más familias, ha habido muchas muertes, expresa la señora Espinobarros.

Piden intervención de lo gobiernos

La organización y las víctimas llamaron a los gobiernos federal y estatal a desmontar las causas de la violencia. También pidieron a al poder judicial agilizar investigaciones y acceder a la justicia. Si denuncian, se arriesgan, por eso el abogado Vidulfo Rosales también solicitó medidas cautelares que garanticen la seguridad de las personas. 

La Guardia Nacional no ha implementado acciones orientadas a proteger a las mujeres en la zona. Las autoridades carecen de estrategias de alcance regional para impulsar la investigación de feminicidios, y tampoco cuentan con un plan de prevención y contención ante el crimen organizado, indicó el antropólogo Abel Barrera.

Tlachinollan anunció que pedirán reuniones con autoridades federales y estatales así como con la oficina de la ONU en México para que la campaña redunde en mayor protección para las víctimas y garantice la verdad y la justicia.

Nunca me ha gustado que las historias felices se acaben por eso las preservo con mi cámara, y las historias dolorosas las registro para buscarles una respuesta.

Relacionado