Covid en el mundo: el arribo de la variante lambda

14 agosto, 2021

El mundo no deja de salir de su estupor por la variante Delta y cómo esta cambió la trayectoria de la pandemia, cuando la variante lambda acapara reflectores en América del Sur.

Texto: Redacción Pie de Página

Foto: Organización Mundial de la Salud

CIUDAD DE MÉXICO.- Hasta este viernes se han registrado 207 millones 523 mil 253 personas que se han contagiado de covid-19 en el mundo. De estas, 4 millones 367 mil 066 perdieron la vida. México continúa encabezando a los países con mayor registro de contagios por día. Rusia, por su parte, registró un nuevo récord de muertes en un solo día, con 819 decesos en las últimas horas. Por otra parte, en Estados Unidos el nuevo récord es el de niños hospitalizados. Esto, consideran expertos, se debe a la mayor transmisibilidad de la variante Delta. Pero, siga leyendo, no todo son malas noticias…

Lambda desde la región andina

En diciembre pasado, la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) identificó en Lima una nueva variante de covid 19.  Inicialmente fue conocida como “variante andina” de coronavirus, pues había sido identificada también en otros países de esa región.

Si bien al inicio se trató de un puñado de casos, para abril (apenas cuatro meses después de haber sido identificada) esta mutación representaba el 80% de las muestras analizadas en la ciudad andina. Fue ese mes que publicaron el primer reporte preliminar sobre la variante (el primer preprint en jerga científica) en la web virological.org.

 Para   el 14 de junio pasado la Organización Mundial de la Salud (OMS) determinó que se trataba de una “variante de interés”, debido a su rápida propagación.

Hasta ahora no se ha determinado si  se trata de una mutación más agresiva o que implica un mayor riesgo de muerte u hospitalización; y si escapa o no a las vacunas.

En AL, limitado seguimiento e investigación

Pablo Tsukayama, científico peruano que identificó la variante, ha manifestado su preocupación por el seguimiento limitado a la variantes en la región latinoamericana.  

En su cuenta de twitter, Tsukayama advirtió que la mayoría de los genomas o secuenciación los hacen en los países ricos. 

“Sudamérica ha generado 20 mil genomas, que son el 1.2% del total en GISAID y menos del 1% de casos en la región. Con tan poca vigilancia, nuestra capacidad de detección de variantes es muy limitada”. 

Por su parte, el medio español El Periódico refiere que lambda  está detrás del 71.6% de los contagios en Perú, el 37% de los registrados en Argentina y el 32% en Chile. En este último país, la  vacunación masiva no ha frenado el impacto de esta cepa. 

Finalmente el diario Milenio refiere un estudio en el que se establece que la variante Lambda podría evadir el efecto de las vacunas. 

Fuentes: 

https://www.elperiodico.com/es/ciencia/20210805/variante-lambda-covid-coronavirus-sintomas-procedencia-vacuna-11903409

https://www.milenio.com/ciencia-y-salud/variante-lambda-covid-19-evade-efecto-protector-vacunas-estudio

Sobre cómo la variante Delta cambió la trayectoria de la pandemia

Ed Young, periodista de Ciencia del diario The Atlantic, narra cómo a mediados del invierno pasado llegaron las vacunas, y con ellas, los casos comenzaron a disminuir. Para el final el final del verano, los casos se encontraban en sus niveles más bajos. Pero justo cuando en Estados Unidos se vaticinaba el fin de la pandemia, la trayectoria cambió, y lo hizo en gran medida por la variante Delta. Sin embargo, esta trayectoria cambió.

Esto se debe a la mayor transmisibilidad de la Delta. 

El virus SARS-CoV-2 original tenía un número de reproducción básico, o R0, de 2 a 3, lo que significa que cada persona infectada lo contagia a dos o tres personas en promedio. Sin embargo, en la práctica, el virus se propaga en ráfagas desiguales, y relativamente pocas personas infectan grandes grupos en eventos de súper propagación. Pero las autoridades de salubridad en Estados Unidos,  estiman que el R0 de Delta se encuentra entre 5 y 9, lo que «es sorprendentemente alto». En ese nivel, «su dependencia de los eventos de superdifusión básicamente desaparece», dijo Scarpino. 

En otras palabras, las mayoría de las personas que contrajeron el virus original no se lo transmitieron a nadie. Pero la mayoría de quienes contraen Delta lo contagiarán a varios más. “Eso explica en parte por qué los casos han aumentado de manera tan explosiva. También significa que es casi seguro que el virus será una parte permanente de nuestras vidas, incluso cuando las vacunas reduzcan su capacidad de causar la muerte y enfermedades graves”.

Aún así concluye el artículo de Young, el juego debe ser el mismo: distanciamientos social, uso de cubrebocas. Todo ello para poder mantener escuelas abiertas, para dar tiempo a que todos tengan sus vacunas y reducir el número de muertes, para no colapsar los hospitales.

Por su parte, Kiko Llaneras, en el diario El País, explora por qué muchos científicos son optimistas, a pesar de lo contagiosas de las nuevas variantes. Él resume: 

  1. No habrá inmunidad de grupo.
  2. El virus será endémico y circulará continuamente. Será, por tanto, un problema sanitario de magnitud ‘X’.
  3. ¿Lo bueno? Los expertos son optimistas con ‘X’. Confían en dos cosas: (1) que la inmunidad acabe siendo muy buena contra la enfermedad grave (tras recibir la vacuna o pasar la infección); y (2) que sea duradera.

https://www.theatlantic.com/health/archive/2021/08/delta-has-changed-pandemic-endgame/619726/

https://elpais.com/politica/2021/08/12/actualidad/1628785959_143012.html

Portal periodístico independiente, conformado por una red de periodistas nacionales e internacionales expertos en temas sociales y de derechos humanos.

Relacionado