Cómo lograr que las microempresas vendan a otros países

15 junio, 2020

Foto: Jens P. Raak / Pixabay

La Secretaría de Economía pretende que pequeñas y microempresas mexicanas puedan hacer llegar sus mercancías a todo el mundo. El reto no es pequeño, antes de exportar, las empresas deben ser sostenibles y viables en un país en el que solo 7 de cada 100 sobreviven más de tres años

Texto: Arturo Contreras Camero

Fotos: Jens P. Raak / Pixabay

Con una batería de al menos 8 programas, la Secretaría de Economía planea diversificar el mercado de exportaciones mexicano, echando mano del sector que menos productos vende fuera del país: las micro, pequeñas y medianas empresas.

En su sitio de internet Medidas económicas covid-19, la secretaría pone a disposición de los emprendedores herramientas financieras, guías de negocio, acceso a créditos, a tandas e incluso ruedas de negocio, que son espacios para que productores nacionales puedan concretar negocios fuera de nuestras fronteras. 

“Esto es algo que empezamos mucho antes de estar en esta crisis (por el coronavirus), de hecho, por el principio de la administración la instrucción de las secretaria Márquez fue diseñar una forma de utilizar métodos de ciencia de datos para encontrar oportunidades para exportadores mexicanos fuera del país”, explicó Sergio Silva Castañeda, titular de la unidad de inteligencia económica global de la Secretaría de Economía. 

Según dijo Silva Castañeda, la mayor parte de las exportaciones mexicanas tienen como destino Estados Unidos, por lo que se están buscando oportunidades no solo en nuevos destinos, sino también de orígenes, pues cerca del 60 por ciento de las exportaciones mexicanas son originarias de la frontera con Estados Unidos, mientras que otro 15 por ciento provienen del Bajío, Jalisco y el Estado de México. “Tienes más de la mitad de los estados que aportan menos del 20 por ciento a las exportaciones”, aseguró.

La secretaria de Economía, Graciela Márquez, ha asegurado que la entrada en vigor del Tratado entre Estados Unidos, México y Canadá, el T-MEC, ayudará a potenciar las exportaciones de estas empresas, y a su vez a crear empleos en el país. Dicho tratado de comercio entrará en vigor el próximo 1 de julio.

Actualmente en México sólo el 1 por ciento de las exportaciones provienen de las micro, pequeñas y medianas empresas.  Mientras que en el caso de Canadá, socio comercial, esta cifra llega al 31.69 por ciento de las exportaciones. Y en otros países como Italia y Turquía, por ejemplo, la cifra alcanza el 25.

“La idea”, dice el jefe de la unidad de inteligencia económica global sobre sus esfuerzos, “es tener una estrategia de ciencia de datos que nos diga dónde están las oportunidades, en especial para los estados que menos exportan”. 

Estos análisis apuntan sobre todo a tres grandes metas: descubrir cuáles son los países a los que México ya exporta pero tienen un mercado donde puede entrar más producción mexicana. Otra es encontrar nuevos mercados para los productos mexicanos sin explotar. 

“Miel exportamos a Estados Unidos y Australia importa miel, pero nosotros no le vendemos miel a Australia. Entonces, ahí hay otra oportunidad”, explica Silva Castañeda.

Una última es encontrar qué capacidades de producción existen en México para artículos que todavía no se hacen pero podrían ser recibidos en diferentes mercados. No porque ya se fabriquen esos productos en el país, sino porque existe la capacidad de hacerlo. “Este último es un plan a largo, mediano plazo”, dijo Silva Castañeda. 

El pasado 7 de junio la Secretaría de Economía presentó la “Ruta para exportar”, un sitio en internet que da consejos a los productores mexicanos que quieran exportar sus mercancías, otra de las herramientas desarrollada por la dependencia. 

La propia titular de Economía en el país señaló que la medida del éxito de estas políticas será, primero, la reducción de la mortandad de las empresas, y después de ello, su fortalecimiento para llegar a mercados globales. 

Periodista en constante búsqueda de la mejor manera de contar cada historia y así dar un servicio a la ciudadanía. Analizo bases de datos y hago gráficas; narro vivencias que dan sentido a nuestra realidad.

Relacionado