Leyendo:
Bailar contra el acoso sexual

Desde hace dos años, antes del #MeToo, un grupo de estudiantes se oganizó para impulsar protocolos contra el acosos sexual dentro de las instituciones de educación superior en Nuevo León. Su iniciativa se ha extendido por una decena de ciudades en México

Texto y fotos: María Ruiz

Por el Día del Estudiante la organización “Acoso en la U” convocó a bailar contra la violencia sexual en las universidades en una concentración en la “antimonumenta por feminicidios”, frente al Palacio de Bellas Artes.

Desde antes que naciera el movimiento #MeToo en el mundo para denunciar el acoso y hostigamiento sexual, las estudiantes del Tecnológico de Monterrey campus Nuevo León decidieron bailar para denunciar la ausencia de protocolos y de respuestas a las denuncias presentadas por mujeres de diversas escuelas en México.

“Gracias al hashtag #MeToo, más universidades sacaron su protocolo de atención a violencias de género, pero nos siguen llegando muchos casos de acoso, abuso y hostigamiento sexual en los que las chicas denuncian y acuden al protocolo pero no se resuelven los casos, ésa es la razón por la que hoy estamos aquí”, explica Bertha Hernández, integrante de la organización.

En 2017, las jóvenes realizaron su primera protesta en el Día del Estudiante. Después de recopilar testimonios en su escuela y publicarlos en un blog, ahora página web, la universidad creó un protocolo. Hoy se definen como un observatorio del acoso universitario al que las mujeres pueden acudir para acompañamiento durante las denuncias.

Acoso en la U ha impulsado protocolos en universidades de Nuevo León, Coahuila, Ciudad de México y Estado de México.

Desde hace dos años, reciben casos para darles seguimiento y revisar qué está fallando en las universidades o por qué siguen existiendo denuncias. A partir de los datos recabados, la ONG tiene tres exigencias concretas: que todas las universidades cuenten con protocolos contra el acoso, que exista transparencia en las investigaciones por las denuncias y que no recontraten a los profesores denunciados en otras escuelas.

“Nos dimos cuenta que maestros denunciados en el Tec de Nuevo León ya habían sido denunciados en otros estados y recontratados en nuestra universidad; de nada sirve que despidan a un maestro en Monterrey pero lo contraten en Chiapas”, comparte Bertha y luego puntualiza:  “en caso de que los recontraten deben demostrar que ya pasaron por los debidos procesos como terapia para asegurar que no volverán agredir a nadie más”.

La convocatoria a protestar fue replicada en 10 entidades: Nuevo León, Tabasco, Jalisco, Guanajuato, Estado de México, Chiapas, Yucatán, Puebla, Sinaloa y Querétaro.

Consulta nuesro especial sobre el acoso en las universidades:

Antes del escrache, ¡sí denunciamos!

Foránea siempre, lo suyo es lo audiovisual y el periodismo es la vía por donde conoce y cuestiona al mundo.

Escribe las palabras a buscar.